Buscar
Usuario

Noticias

La madre del crimen de Godella se niega a declarar ante el juez porque no recuerda nada

El juez ha acordado prisión sin fianza para los padres de los niños por el doble asesinato.

María Gombau y Gabriel Salvador Carvajal, la pareja acusada del homicidio de sus hijos, Amiel e Ixchel, coincidieron ante el juez argumentando el mismo motivo para no declarar: amnesia. Tras haber sido asesorados por sus abogados para no romper el silencio sobre el caso, ambos aseguraron que no recuerdan con claridad lo que ocurrió con los pequeños. Aunque las declaraciones ocurrieron con un día de diferencia, estas han permitido que la defensa gane tiempo para encontrar una estrategia que reduzca la pena de los acusados. 

Ambos miembros de la pareja permanecen ya ingresados en sendos módulos de enfermería de la cárcel de Picassent, Valencia. A los dos se les ha aplicado el protocolo antisuicidio y les hacen compañía presos de apoyo, hasta que les examinen los expertos en Medicina Legal de la prisión. 

Aunque la pareja se haya acogido a su derecho de no declarar, el juez de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Paterna ya ha acordado prisión sin fianza para ambos por el doble asesinato de sus hijos. Según una información de El País, el instructor acudió con el fiscal y las dos abogadas a la unidad de psiquiatría del centro hospitalario donde la joven estaba ingresada para tomarle declaración. Tras media hora, el magistrado acordaba el auto de ingreso en prisión, de forma provisional y sin fianza, después de que la joven se negara a declarar. 

Prisión sin fianza para María Gombau, la madre de los niños de Godella | ABC "Prisión sin fianza para María Gombau, la madre de los niños de Godella | ABC"

Un posible brote psicótico

El argumento de la presunta parricida fue que tenía la mente confusa y repleta de imágenes dispersas de los niños, según fuentes sanitarias del Hospital de Llíria, donde permaneció Gombau hasta que fue trasladada a prisión. Esta situación lleva a pensar que el matrimonio trata de demostrar que ambos sufrieron una enajenación provocada por la ingesta de estupefacientes momentos antes de que se cometiera el crimen de sus hijos. 

La autopsia realizada a los menores hallados muertos y enterrados en las inmediaciones de la casa que okupaban ilegalmente en Godella, indica que fueron asesinados a golpes, según apuntan fuentes relacionadas con la investigación. Fue la madre de los niños la que indicó la localización de las fosas donde estaban enterrados los cuerpos tras cuatro horas de interrogatorio después de haber trascendido la desaparición de los niños.

Gombau, de 27 años, recibía desde 2017 tratamiento psiquiátrico en el centro de salud de Godella, y fuentes cercanas al caso creen que la mujer podría haber sufrido un brote psicótico esquizofrénico la noche de los hechos. Además, la pareja había reconocido abiertamente que eran seguidores de los Illuminati, que formaban parte de una secta y que tenían miedo de que unos pederastas raptaran a sus hijos.

Artículos recomendados

Comentarios