Rescatan a un cachorro con el hocico rajado con la 'sonrisa del Joker' y múltiples quemaduras

Rescatan a un cachorro con el hocico rajado con la 'sonrisa del Joker' y múltiples quemaduras

Bobby, de seis meses, ha tenido que ser sometido a varias cirugías y tratamientos para recuperarse de sus graves heridas.

Desalmados hay en todos lados. Siempre. No es sorpresa encontrar este tipo de noticias. Pero, no por menos sorpresiva, da menos vergüenza. Y asco. Y repulsa. Esto ha ocurrido en Corea del Sur, donde han encontrado a un cachorro en unas pesímas condiciones, por lo que ha tenido que ser intervenido debido a lo delicado de su situación.

Bobby fue hallado con la boca rajada con la famosa 'sonrisa de payaso' y cosida con una cuerda. Además, sufría múltiples quemaduras en sus patas provocadas, según las primeras exploraciones, por un pequeño lanzallamas. Tal y como afirma el rotativo británico Daily Mail, el cachorro no podía ni comer ni beber debido a la gravedad de las lesiones a las que fue sometido.

Un costoso tratamiento

Se trata de un cachorro de la raza Golden Retriever. Las personas que lo rescataron pidieron la ayuda de todos para tratar de curar todas las heridas a las que Bobby fue sometido y el refugio We Love Dogs fue el encargado de acogerle. Ahora, buscan recaudar dinero para costear todo el tratamiento, que no será poco. De hecho, Bobby ya ha pasado por una operación y a una cirugía láser para cicatrizar sus quemaduras.

El portavoz del refugio habló sobre la evolución de Bobby y todo lo que le queda a éste para disfrutar de la mucha vida que tiene por delante: "Estábamos ansiosos por tratar a Bobby. Había muchos rastros de abuso en todo su cuerpo. Aunque fue lo suficientemente fuerte como para curarse de las muchas lesiones y enfermedades, necesitará mucho apoyo para volver a ser fuerte".

"Estamos tratando de encontrar a la persona que le hizo esto. Hemos pedido a cualquier persona con información que nos contacte de forma anónima. El cachorro tiene mucha suerte de estar vivo y nos aseguraremos de que alguien cuide de él", concluyó. Todos se están volcando, además de en su recuperación, en buscar al o a los culpables de este abuso que, sin duda, no debería pasar desapercibido por la justicia coreana.

Comentarios