El cambio climático podría acabar con los JJOO a partir del año 2085

El cambio climático podría acabar con los JJOO a partir del año 2085

Un estudio indica que tan solo 33 ciudades reunirían las condiciones climáticas para albergar los Juegos Olímpicos en el próximo siglo, la mayoría de ellas en Europa Occidental.

Ciencia Maribel Baena Maribel Baena 13 Septiembre 2016 10:52

El cambio climático es "la alteración de todos los parámetros climáticos", entre ellos la temperatura, las precipitaciones y los fenómenos climatológicos. Normalmente, estos cambios deberían producirse a lo largo de varios siglos, permitiendo, de esta forma, que tanto las especies animales como las especies vegetales se adaptaran a las nuevas condiciones; no obstante, debido a la intromisión del ser humano en la Tierra, estos cambios se están dando de una forma muy brusca. Su rapidez hace que ni los animales ni las plantas puedan adaptarse adecuadamente y el fenómeno ya se haya cobrado sus primeras víctimas, con la amenaza de provocar catástrofes a nivel mundial a la vista.

Una de las menos relevantes, pero que, quizás, consiga que la gente le preste más atención a este suceso, es el posible fin de los Juegos Olímpicos.

Los Juegos Olímpicos podrían desaparecer "Los Juegos Olímpicos podrían desaparecer"

Un estudio, publicado por la revista The Lancet, explica que el aumento de las temperaturas hará inviable encontrar una sede en la que practicar determinados deportes de forma segura. Kirk Smith, el catedrático que ha encabezado el estudio, señala, por ejemplo, que la modalidad de la maratón es "la actividad que exige mayor resistencia". Es por esto que es la que debe ser tenida en cuenta a la hora de ver "si las condiciones serán seguras para otras disciplinas olímpicas". En el año 2007, la maratón de Chicago tuvo que ser cancelada porque las temperaturas a las que tenían que enfrentarse los corredores superaron los 25º C, lo cual ponía en riesgo su salud.

El problema sería que no habría ninguna ciudad con condiciones climatológicas favorables como para convertirse en sede de los JJOO: "En 2085, solamente 8 de las 543 ciudades fuera de Europa Occidental con capacidad de ser anfitrionas de los Juegos Olímpicos estarían dentro de la categoría de bajo riesgo", indica Smith. Teniendo en cuenta el calor experimentado por los atletas de la maratón, quedarían descartadas todos aquellos lugares en los que se superen los 26º C a la sombra. Las posibles sedes se verían cada vez más reducidas, provocando, incluso, la desaparición de las Olimpiadas a largo plazo.

De este modo, solo habría 33 posibles ciudades en el mundo entre las que elegir. Tres se encontrarían en América del Norte (San Francisco, en EEUU; y Vancouver y Calgary, en Canadá), dos en Asia (Biskek, en Kirguistán; y Ulán Bator, en Mongolia) y otras tres en la Europa del Este (San Petersburgo y Krasnoyarsk, en Rusia; y Riga, en Letonia). Las otras 25 estarían en Europa Occidental, 15 de las cuales en Reino Unido: La Haya, Amsterdam, Róterdam, Copenhague, Oslo, Estocolmo, Gotemburgo, Helsinki, Malmö, Dublín, Belfast, Birmingham, Bristol, Coventry, Edimburgo, Glasgow, Leeds, Leicester, Londres, Liverpool, Manchester, Newcastle, Nottingham, Sheffield y Southampton. Evidentemente, Madrid no se cuela entre las posibles ciudades olímpicas.

El cambio climático hará que, poco a poco, tengamos que refugiarnos en los interiores para realizar ejercicio físico. "Después de 2050, el mundo afrontará graves dificultades debido a que el grado y la velocidad del cambio climático podrían exceder la capacidad de adaptación de la sociedad", explican los científicos en el artículo. Ya no solo el ejercicio al aire libre resultaría peligroso, sino que también podría serlo el trabajo en el exterior: "Los golpes de calor tras realizar esfuerzo físico y sus consecuencias negativas, incluida la muerte, se volverán una parte fundamental del trabajo al aire libre en todo el mundo".

Estos podrían haber sido los primeros y últimos Juegos en Río "Estos podrían haber sido los primeros y últimos Juegos en Río"

Los investigadores han aprovechado que este verano los Juegos Olímpicos ocupan todas las portadas del mundo para hacer llegar a la población la importancia de prevenir el cambio climático. El clima está cambiando mucho más rápido de lo que estaba previsto y esto requiere medidas urgentes que deben ser tomadas por todos los países sin excepción. Porque no solo va a afectar a los Juegos Olímpicos, sino que va a afectar a nuestra vida en general.

Los humanos vamos a tener que enfrentarnos a estos cambios climáticos si no hacemos nada por evitarlo; sin embargo, no seremos los mayores perjudicados. Nosotros tenemos edificios que, gracias a la tecnología, podemos acondicionar. Pero, ¿qué pasa con los animales? ¿Con todas esas especies que van a ver como su hábitat cambia, sin darle opción a adaptarse? ¿Y las plantas?

Los Juegos Olímpicos no son el mayor de nuestros problemas, aunque sí son una buena forma de ver cómo afectará el cambio climático a nuestra vida.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados