Un 'terrorista' con un 'cinturón de explosivos' secuestra un vuelo de Egyptair

Un 'terrorista' con un 'cinturón de explosivos' secuestra un vuelo de Egyptair

Un pasajero de un vuelo de Egyptair ha secuestrado el avión y obligado a que aterrizara en Chipre bajo la amenaza de hacer estallar un cinturón de explosivos. Tras exigir ver a su exmujer, se ha descubierto que sus motivaciones eran sentimentales.

Noticias David Carro David Carro 29 Marzo 2016 09:18

Al menos 56 personas han sido secuestradas en la mañana de este martes 29 de marzo en un vuelo de Egyptair que viajaba de Alejandría a El Cairo, tal y como ha confirmado la aerolínea a través de su cuenta de Twitter. Uno de los pasajeros, bajo la amenaza de hacer estallar un cinturón de explosivos, ha obligado a desviar la ruta del vuelo y a que el avión aterrizara en el aeropuerto de Lárnaca, en Chipre. Poco después descubrirían las verdaderas intenciones del secuestrador y que los explosivos ni siquiera existían.

El avión debía haber aterrizado a las 7:15 en la capital egipcia, pero prosiguió su trayectoria hacia el norte. Según las autoridades chipriotas, habría sido el piloto del avión, Omar al-Gammal, el que les habría comunicado alrededor de las 8:30 horas la presencia del secuestrador en el vuelo y la necesidad de desviarse hacia la isla, donde ha sido acotado a una zona especial del aeropuerto. El avión es un Airbus A320 con plazas para hasta 220 personas, por lo que en su interior viaja menos de la mitad de su capacidad.

Unos 40 minutos más tarde, esa misma cuenta ha informado de que los pasajeros habían sido liberados, a excepción de la tripulación y cuatro personas no egipcias, alguna de las cuales podría ser de Reino Unido: "las negociaciones con el secuestrador han conseguido la liberación de todos los pasajeros, excepto la tripulación y cuatro extranjeros". Euronews ha difundido las imágenes de los pasajeros abandonando el avión.

Una oficial del aeropuerto de Lárnaca ha entrado en el avión para negociar con el secuestrador. El aeropuerto ha sido temporalmente cerrado y los vuelos se han ido desviando a otra ciudad chipriota, Pafos. Poco a poco, la liberación de los pasajeros se iba produciendo a cuentagotas.

De terrorista a hombre enamorado: nadie esperaba que el secuestro tuviera una motivación sentimental

En un primer momento el secuestrador había sido identificado por error como Ibrahim Samaha, un profesor de la Universidad de Alejandría que también viajaba en dirección a El Cairo. Poco después se ha confirmado su verdadera identidad: Sail Edin Mustafa, oficial del ejército egipcio casado con una chipriota, Marina Parashkou.

Tras descartar que tuviera cualquier vínculo con fuerzas terroristas, se ha sabido que la motivación del secuestro era, en parte, personal y que el sujeto ha exigido que las autoridades le hicieran llegar una carta escrita en árabe a su ahora exmujer, residente en la isla, la cual se ha dirigido al aeropuerto para negociar con él. En dicha carta, que Mustafa habría lanzado por la puerta del avión, mostraría sus deseos de vivir en Chipre con ella, razón por la que ha exigido el asilo político en el país durante el secuestro. No obstante, Mustafa exigía también la liberación de cuatro presas de Egipto.

Las autoridades han confirmado, minutos más tarde de trasladar a la exmujer al aeropuerto de Lárnaca, que en el interior del avión de Egyptair no había ningún explosivo y que la amenaza de Samaha era, por tanto, falsa. Finalmente, tras seis horas de secuestro, Sail Edin Mustafa ha sido detenido, poniendo fin a este peculiar percance.

Comentarios