Así se practica el beso 'pompoir', la técnica que promete más orgasmos durante el sexo

Así se practica el beso 'pompoir', la técnica que promete más orgasmos durante el sexo

El beso 'pompoir' promete aumentar y mejorar la calidad de tus orgasmos durante las relaciones sexuales.

Besar es un arte en sí mismo que tiene el poder de expresar cariño o afecto pero también de hacer más fácil la llegada al címax durante las relaciones sexuales. Su importancia es tan grande, que hay muchas personas que sufren 'basoexia', la necesidad de besar para poder llegar al orgasmo. Y es normal, porque los besos activan hasta cinco zonas distintas del cerebro que ayudan a liberar hormonas, oxitocina y dopamina entre otras sustancias beneficiosas para tu organismo.

Los besos son tan importantes que el kamasutra recoge 22 tipos diferentes . Pero no todos se producen al juntar las bocas de dos personas, tal y como demuestran el no tan conocido beso 'pompoir' y, por el contrario, el más conocido beso negro. Pero centrémonos en el primero:

¿Qué es el beso 'pompoir'?

El beso 'pompoir' proporciona más y mejores orgasmos "El beso 'pompoir' proporciona más y mejores orgasmos"

El beso 'pompoir' también se conoce como beso 'Singapur' y no, no porque tenga allí su origen, sino porque es un arte muy practicado en el sudeste asiático. Tiene que ver con el sexo tántrico y consiste en masajear el pene erecto con los músculos de la vagina o del ano.

Aunque puede practicarse de diferentes formas, hacerlo en la postura correcta puede dar lugar a un gran orgasmo. En primer lugar, la persona penetrada debe sentarse a horcajadas sobre la otra para tener un mejor control del ritmo, y las caderas deben permanecer quietas en todo momento para que se puedan producir las contracciones de los músculos de la vagina o el ano, que deben ser continuadas e intensas.

Una técnica placentera pero complicada

Pero no es tan fácil, si no que se trata de una técnica que se tarda años en dominar completamente. Para lograrlo, es necesario un entrenamiento en el que se utilizan, entre otros juguetes sexuales, las bolas chinas, que proporcionan flexibilidad, firmeza, y un mayor control sobre la musculatura.

Para empezar a introducirte en esta técnica que te promete mejores y más placenteros orgasmos, puedes empezar por entrenar el suelo pélvico con los ejercicios de Kegel, que ayudan a desarrollar estas regiones y realizar de manera correcta el beso 'pompoir'. 

Comentarios