Buscar
Usuario

Política

Victoria pírrica del PP en Castilla y León quedando en manos de VOX

El PP no ha conseguido alcanzar la mayoría absoluta y su gobernalidad dependerá ahora del partido de extrema derecha.

Victoria pírrica del PP en Castilla y León quedando en manos de VOX

Castilla y León seguirá con un gobierno liderado por el Partido Popular. El 13 de febrero se celebraron los comicios con los que el PP pretendía deshacerse de su socio Ciudadanos y obtener un resultado cerca de la mayoría absoluta. No fue así porque finalmente el partido que lidera Pablo Casado a nivel nacional consiguió 31 escaños, mejorando en dos representantes su resultado de 2019 pero alejados de la mayoría absoluta que se sitúa en los 41 diputados.

Pese a ello, Alfonso Fernández Mañueco, líder del partido en la región, ha celebrado la victoria asegurando que está "muy satisfecho con los resultados". Su partido únicamente ha superado al PSOE por 16.000 votos, que ha quedado en segunda posición con 28 de procuradores, siete menos de los que consiguió en las elecciones de 2019 cuando el partido fue líder en la región con 35 representantes aunque no consiguió gobernar debido al pacto de los populares con Ciudadanos.

El PSOE, por tanto, aleja sus intenciones de conseguir un cambio en la comunidad ya que estos nuevos resultados suponen que el PP vaya a conseguir llegar a la cifra de 39 años seguidos gobernando la región. Unidas Podemos ha bajado también en sus resultados y ha obtenido únicamente un escaño, lo que hace matemáticamente imposible que la izquierda pueda formar gobierno.

En tercera posición ha quedado VOX con 13 diputados, lo cuál supone una subida de 12 representantes ya que en los anteriores comicios únicamente consiguieron un solo diputado: "No habéis caído en el engaño de los medios de comunicación. Nos habéis dado un resultado histórico, vamos a hacer que Castilla y León vuelva a ser una gran región de España", ha afirmado Juan García Gallardo, líder del partido en la región.

Precisamente será VOX quien presumiblemente sea el nuevo socio de gobierno del Partido Popular. Así lo ha manifestado Santiago Abascal quien, en el mismo escenario en el que Gallardo celebraba sus resultados, no ha tenido reparos en afirmar que le ve "con cara" de vicepresidente.

Por otro lado, el batacazo más grande se lo ha llevado Ciudadanos, que continúa con la deriva ocurrida en otras elecciones pasadas como las de Madrid y Cataluña y ha pasado de 12 escaños y ser el socio de coalición del PP a obtener tan solo 1 representante. Aun así, Francisco Igea, líder de Ciudadanos en Castilla y León, ha apelado a PP y PSOE para "llegar a acuerdos": "Quiero recordar las palabras de algunos dirigentes del Partido Popular de que no gobernarían nunca con VOX. Tienen la posibilidad de demostrarlo. Millones de españoles miran hoy a esta comunidad con angustia y preocupación legítima", ha declarado.

Los partidos regionalistas

Tal y como pronosticaban las encuestas previas, la España Vaciada ha entrado con más fuerza que nunca en las instituciones de Castilla y León. La plataforma Soria ¡Ya! ha conseguido liderar en la provincia, la más afectada por la despoblación según sus dirigentes, y ha conseguido obtener tres escaños, por lo que Ángel Ceña, Vanessa García y Toño Palomar estarán así en la Cámara.

Por otro lado, Unión del Pueblo Leonés (UPL) ha conseguido mejorar sus resultados y pasar de un uno a tres procuradores. En Ávila, el partido Por Ávila ha conseguido igualar su resultado de las elecciones de 2019 y ha obtenido un representante, Pedro Pascual.

Artículos recomendados

Artículos relacionados
Contenidos que te pueden interesar