Madre e hijo biológicos defienden su relación sentimental ante una posible condena de cárcel

Madre e hijo biológicos defienden su relación sentimental ante una posible condena de cárcel

Monica Mares y Caleb Peterson son amantes y también madre e hijo biológicos. Monica entregó a su hijo en adopción cuando era una adolescente pero tras ponerse en contacto por Facebook, ambos se enamoraron. Ahora podrían ir a la cárcel por incesto.

Vida Manu Barrena Manu Barrena 11 Agosto 2016 13:05

La siguiente historia está revolucionando el estado norteamericano de Nuevo México. Monica Mares es una mujer de 36 años residente en el pueblo de Clovis, al igual que su hijo de 19, Caleb Peterson. Monica tuvo a Caleb en 1996, cuando ella tenía solamente 16 años. Debido a su pronta edad, decidió darlo en adopción al poco de nacer y no volvió a verle a ver hasta finales de 2015.

Monica y Caleb contactaron por Facebook y decidieron verse las caras 18 años después. Fue en las pasadas Navidades, cuando la madre recogió a su hijo de casa de sus padres adoptivos en Texas y le llevó a la suya, una caravana donde vive con dos de sus 9 hijos. "La primera vez que conocí a mi hijo en persona estaba tan feliz y emocionada que le di un gran abrazo", afirma la madre en una entrevista a Daily Mail, añadiendo que "tenía mariposas en el estómago". "Fue casi amor a primera vista, pero primero fue amor de madre. Me dio un abrazo de madre": Su hijo tuvo una sensación similar y decidieron vivir juntos: "Vino a vivir a la caravana conmigo y ambos, como madre e hijo, estábamos felices".

No sé cómo vas a reaccionar a esto. Soy tu madre y eres mi hijo pero me estoy enamorando de ti

Caleb peterson y Monica Mares (Daily Mail) "Caleb peterson y Monica Mares (Daily Mail)"

Fue tras las dos primeras semanas de convivencia cuando los sentimientos empezaron a florecer. "Sentía que había conocido a alguien nuevo y me estaba enamorando de él. Al principio le dije 'No sé cómo vas a reaccionar a esto. Soy tu madre y eres mi hijo pero me estoy enamorando de ti', a lo que el respondió 'Sabes que yo también'". Madre e hijo se enamoraron así que decidieron ir un paso más allá: "Le pregunté '¿tendrías una cita con tu madre?', a lo que respondió '¿Tendrías una cita con tu hijo?'. Entonces yo dije 'Sinceramente, sí'".

Caleb afirma que empezó a enamorarse de su madre tras vivir una semana con ella. "Nunca había tenido a nadie que me cocinara comida o me diera nada", declara. "Jamás pensé que estaba loco por sentir estas cosas porque no la veía como mi madre. No lo veo mal, simplemente normal". Es por ello que Caleb fue el que dio el primer paso. Se encontraban hablando agarrados de la mano cuando de repente la besó y desde entonces no han parado de mostrar su amor.

Caleb, el hijo (John Chapple - Daily Mail) "Caleb, el hijo (John Chapple - Daily Mail)"

Pero no todo es un camino de rosas para esta extraña pareja. Al principio ambos vivían juntos en la caravana con los dos hijos más pequeños de ella, hermanastros de él, los cuales empezaron a llamarle 'papá', pero tras un altercado el pasado febrero la policía descubrió la relación que Monica y Caleb tenían. El incesto es ilegal en todo el país por lo que fueron demandados por un delito en cuarto grado y fueron detenidos en abril. Tras pagar una fianza de 5.000 dólares, quedaron libres pero deben asistir a un juicio en septiembre en el que ambos podrían afrontar una pena de hasta 18 meses de cárcel. Actualmente Monica no puede ni contactar con Caleb ni ver a ninguno de sus otros 9 hijos, por lo que viven separados.

Fue casi amor a primera vista, pero primero fue amor de madre. Me dio un abrazo de madre

Tanto Monica como Caleb afirman que esto es distinto ya que ella no crió a su hijo. La madre asegura que Caleb es lo mejor que le ha pasado en los últimos 19 años y que no quiere dejarle escapar. "Ambos somos personas adultas y yo puedo tomar mis propias decisiones", afirma el joven. Mientras tanto, sobrellevan la ausencia del uno al otro dejándose una rosa en el banco del parque donde se besaron por primera vez.

"Si tengo que elegir entre mi hijo y mis otros hijos, le elijo a él"

A la espera del juicio, madre e hijo lo llevan lo mejor que pueden. Monica confiesa que tiene a sus vecinos, conocidos y amigos en su contra y que incluso ha llegado a recibir amenazas de muerte. Caleb, por su lado, asegura que su padre adoptivo le echó de casa tras enterarse de las noticias. Pero ambos han encontrado un par de apoyos. El más inusual es Dayton Chávez, la ex pareja de Monica Mares: "Les he dicho que les voy a seguir queriendo de cualquier manera. Me gustaría ver al Gobierno meterse en sus asuntos y dejarles vivir como quieran".

La pareja de madre e hijo (Daily Mail) "La pareja de madre e hijo (Daily Mail)"

Su otro gran apoyo es Cristina Shy, la portavoz de Lily's Gardener, una asociación para parejas emparentadas o GSA (siglas de Atracción Sexual Genética en inglés). "Todos somos adultos", afirma Shy a Daily Mail. "Quieren estar juntos pero tienen parentesco familiar. No debería de ser un factor determinante". Sea como fuere, el amor de esta pareja es fuerte y no les importa el resultado del juicio. Monica lo tiene claro: "Si tengo que elegir entre ver a mi hijo o ver a todos mis otros hijos, le elegiría a él". Además, si acaba yendo a prisión afirma que volverá a buscar a Caleb para irse a vivir juntos como pareja.

La Atracción Sexual Genética, una teoría reciente

Monica Mares y Caleb Peterson no son la primera pareja emparentada con GSA en saltar a los medios por demostrar al mundo que están enamorados. Hace unos meses conocíamos el caso de Ben y Kim, una madre y un hijo británicos que buscaban tener un bebé después de enamorarse. El caso era muy similar ya que Kim también había dado en adopción al pequeño y le conoció años después. Sin salir de nuestras fronteras, un padre y una hija luchan en Mallorca por mantener la custodia del bebé que han tenido en común.

Esta teoría sexual fue desarrollada en los años 80, cuando la doctora Barbara Gonyo experimentó en primera persona los mismos efectos que durante décadas después han manifestado otras parejas.

Comentarios