Una asociación de encaje de bolillos estalla contra las 'bolillotubers'

Una asociación de encaje de bolillos estalla contra las 'bolillotubers'

La Asociación de Encaje de Bolillos de Valencia ha intentado vetar a una youtuber, aunque el tiro le ha salido por la culata.

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 28 Marzo 2017 18:17

El mundo de Youtube siempre es objeto de polémica. Nuestros amados youtubers suelen protagonizar frecuentemente diversas polémicas en relación a las cagadas ingeniosas acciones que realizan delante de una cámara.

Pero ahora, a esta youtuber casi podríamos considerar víctima de las organizaciones de encajes de bolillos. Porque no, las 'bolillotubers' no son, precisamente, el ojito derecho de las bolilleras tradicionales. Y es que, según publica Verne, podrían haber intentado vetar a una youtuber en un evento de artesanía... y el tiro les habría salido por la culata.

Las bolilleras se han tomado la justicia por su propia mano "Las bolilleras se han tomado la justicia por su propia mano"

Así al menos es lo que ha sucedido en la polémica Feria de Artesanía Creativa de Valencia, donde la youtuber Raquel M. Adsuar fue invitada para ofrecer una masterclass en la que enseñar su técnica en directo. 

Los organizadores se escudaron en que Adsuar cuenta con más de 11.000 seguidores y sus vídeos cuentan con un importante número de visitas. Es decir, era uno de los reclamos más importantes del evento y ya había contado con éxito durante su participación en la edición de Barcelona de noviembre.

Sin embargo, en Valencia parece que no cuenta con tantos apoyos. Así al menos se lo han hecho saber la Asociación de Bolilleras de la Comunidad Valenciana, que tenía también prevista su participación en la feria. "¿Cuál fue nuestra sorpresa cuando vimos que se anuncia a bombo y platillo una youtuber para una masterclass, cuando nosotros íbamos a llevar a profesores cualificados", ha relatado la presidenta Maribel Albert.

Será mejor que esas agujas no entren en la Feria de Artesanía Creativa de Valencia "Será mejor que esas agujas no entren en la Feria de Artesanía Creativa de Valencia"

En cuanto supieron que ella iba a participar, intentaron que se desvinculase, es decir, la vetaron. Pero, sin embargo, parece que las cosas les han salido al revés: "nos dijeron que con la repercusión de la youtuber se aseguraban las visitas".

Al ver que la organización no les daba la razón, decidieron hacer una demostración de fuerza que, al parecer, sirvió de poco: "nos sentimos frustradas por la respuesta y decidimos retirarnos", ha asegurado la presidenta de la organización, que finalmente no participará, a diferencia de la youtuber, que sin "comerlo ni beberlo" ha recibido un rechazo unánime de las bolilleras tradicionales.

Según la organización, el problema radica en que se les otorgue tanta relevancia por aparecer frente a la cámara, mientras que ellos "son artesanos y no estadísticas" en respuesta a la explicación que ofreció la feria.

La youtuber se defiende

Raquel M. Adsuar ha sido vetadas por la Asociación de Encaje de Bolillos valenciana "Raquel M. Adsuar ha sido vetadas por la Asociación de Encaje de Bolillos valenciana"

La youtuber vetada por las bolilleras tradicionales ha considerado todo este gesto como "un ataque personal" en contra de ella y su canal, lanzado en el año 2013. Adsuar ha conseguido monetizar su canal, pero ni de lejos consigue vivir de él: "el último mes gané 120 euros, me da para pagar el móvil, el ADSL y una cena [...] si quisiera ganar dinero con el encaje de bolillos me pondría a dar clases particulares".

La youtuber se siente ogullosa de su trabajo: "si alguien consifue aprender a hacer un abanico o un marcapáginas sin salir de casa con la ayuda de un vídeo, para mí es un orgullo" y ha asegurado que su único interés radica en ayudar a otros usuarios: "gracias a las redes podemos llegar a todo el mundo y, si un formato triunfa, es por le trabajo, cariño y respeto que hay detrás".

A pesar de no contar con título oficial -hay uno que se oferta en Barcelona-, esta youtuber ha presumido de contar con más de media docena de maestras y seguir formándose: "es como si tuvieras que tener un título de costurera para subir un vídeo cosiendo el bajo de un pantalón".

¿Bolilleras tradicionales o bolillotubers? ¿Quién tiene razón en todo este conflicto? ¿Es youtube el futuro del mundo del encaje de bolillos? Que tiemblen las redes: España está dividida.

Comentarios