Buscar
Usuario

Política

El sueldazo de Mariano Rajoy como registrador de la propiedad

El expresidente del Gobierno renuncia a la política para recuperar su puesto de registrador de la propiedad con un sueldo más que jugoso.

Mariano Rajoy lo ha dejado todo. La moción de censura presentada por el PSOE derrocó al gallego convirtiéndolo en el primer presidente en ser desalojado de La Moncloa abriendo, de esta manera, una importante crisis en el seno del Partido Popular, a cuya presidencia también ha renunciado. 

Empieza una nueva vida el expresidente del Gobierno rompiendo absolutamente cualquier relación con la política al renunciar a su escaño en el Congreso perdiendo con ello el aforamiento. Rajoy quiere una vida más tranquila y para ello ha solicitado recuperar su acta como Registrador de la Propiedad, cuerpo al que accedía al aprobar las oposiciones en Alicante cuando contaba solo con 24 años, lo que le convirtió en el registrador más joven de España.

Con esta decisión, Rajoy también ha renunciado a formar parte del Consejo de Estado, al que tendría derecho como expresidente y que le reportaría un sueldo vitalicio de 5.000 euros al mes. Esta renuncia, sin embargo, se entiende cuando descubrimos lo que va a embolsarse como registrador.

Los honorarios actuales para un registrador de la propiedad se acercan a los 15.000 euros al mes trabajando cinco horas al día, entre las 9:00 y las 14:00 horas de lunes a sábado. En el caso de Rajoy, al ser registrador jefe, no tendrá que cumplir esos horarios, sino gestionar la plaza y sus funciones. 

A Rajoy se le ha quedado un sueldo bonito, bonito "A Rajoy se le ha quedado un sueldo bonito, bonito"

De esta manera, Mariano Rajoy pasará de ganar unos 6.000 euros al mes como presidente del Gobierno, más sus ingresos como diputado y líder del PP, a los aproximadamente 15.000 mensuales, en función de su actividad ya que algunos registradores con mucha actividad pueden llegar a ganar entre 30.000 y 40.000 euros al mes. Teniendo en cuenta que el gallego tiene 63 primaveras, podría jubilarse en dos años. 

Rajoy tiene derecho a su plaza de registrador en la localidad de Santa Pola, en Alicante, y alli ha regresado. Hasta ahora y durante los últimos 28 años, su plaza la ha ocupado Francisco Riquelme, un amigo personal del expresidente. En cualquier caso, aunque se reincorpore a su plaza de Alicante, con el tiempo podría solicitar su traslado a otras provincias, siempre que en el destino que solicitara hubiera plaza disponible.

Las tareas de Rajoy como registrador

Un registrador de la propiedad, como un notario, por ejemplo, es un puesto semi público, por lo que tampoco se puede hablar de funcionario del Estado, ya que es una plaza sólo parcialmente pública. El Estado regula su actividad pero cobra directamente de los encargos de los clientes, como ocurre con los notarios. 

A la plaza se accede por oposición públca y Rajoy la obtuvo en 1978, sólo un año después de licenciarse en Derecho, un hecho que siempre ha sido objeto de controversia y de rumores sobre posibles favores, algo que siempre se ha descartado de manera oficial.

La principal función del Registro es dar fe la titularidad de una propiedad, es decir, revisar las cuestiones legales de las escrituras  que les pasan los notarios. A diferencia de los notarios, los registradores son destinados directamente a un puesto y no tienen que montar su propio despacho ni lograr que sean los clientes quienes escojan tu notaria.

Artículos recomendados

4 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados