Muere una niña de 12 años por un coma etílico tras hacer botellón

Muere una niña de 12 años por un coma etílico tras hacer botellón

La niña salió a celebrar Halloween de botellón en la localidad madrileña de San Martín de la Vega. Estuvo en coma inducido hasta el martes, cuando falleció

Noticias Susana Fernández-Galiano Susana Fernández-Galiano 04 Noviembre 2016 10:11

Una niña de tan solo 12 años murió el pasado martes tras caer en un coma etílico por ingerir demasiado alcohol en la noche del lunes, informa El Mundo. La niña salió a celebrar Halloween con un grupo de amigos a un descampado de San Martín de la Vega (Madrid), donde hicieron botellón pero alrededor de las 23 horas,  se desmayó. Sus amigos se asustaron mucho, pues pensaban que podrían ser castigados por beber alcohol y no llamaron a la Policía ni a los servicios de emergencia. La trasladaron ellos mismos, en un carrito de supermercado, al centro de salud más cercano. Ante la gravedad de su estado, los facultativos decidieron trasladarla al Hospital 12 de Octubre, donde permaneció en coma inducido hasta el martes, cuando falleció.

La niña acababa de empezar el instituto y era de nacionalidad polaca, aunque siempre había vivido en España. Tenía una hermana mayor, con la que no salía. Sus padres afirman que era una niña normal, que no saben "qué ha podido pasar".

Según algunos testigos, ella y otros cuatro amigos consumieron una botella de ron y otra de vodka, en un lugar conocido como Los Cerros y donde los jóvenes del pueblo se reúnen para hacer botellón, al ser un espacio apartado donde se ocultan de la policía. Los jóvenes del pueblo se quejan de que no tienen oferta de ocio, y que lo único que les queda es hacer botellón. 

El botellón es una práctica común entre los jóvenes "El botellón es una práctica común entre los jóvenes"

El PSOE, que gobierna en la localidad, ha desmentido que haya falta de opciones de ocio: "Hay ofertas cada fin de semana de actividades y hay un centro cultural con una actividad diaria y una programación amplia para los jóvenes".

La Guardia Civil ha comenzado una investigación para averiguar qué pasó la noche del viernes y si se cometió algún delito. Pero todo parece un desafortunado accidente que tiene como protagonista la gran cantidad de alcohol que ingieren muchos jóvenes. 

El alcohol, todavía un problema en los jóvenes

Los jóvenes españoles empiezan a beber pronto, a los 13,9 años, según la Encuesta sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) 2014-2015. Si bien el consumo de alcohol ha disminuido entre los adolescentes, ocho de cada diez escolares dice haber bebido alcohol alguna vez, y el 43% de los chavales de 16 años había bebido "en atracón" (5 copas o más en un corto espacio de tiempo) en el último mes. Pese a que los jóvenes no pueden comprar alcohol legalmente hasta cumplir los 18 años, la mayoría no tiene problemas para adquirirlo, ya sea porque los establecimientos no piden identificación o porque piden a un adulto que lo compre para ellos. 

España es un país en el que siempre se ha bebido, y se bebe mucho (más del doble que la media mundial), pero entre adultos el alcohol más consumido es la cerveza, seguida por el vino. Son alcoholes más suaves, con menos concentración etílica, lo que hace que sea necesario beber grandes cantidades para que provoque desmayos y otros problemas a corto plazo. Sin embargo, los jóvenes, debido a que tienen que volver a casa antes, son más aficionados al "binge-drinking", a beber mucho en muy poco tiempo para emborracharse lo más rápido posible. Además, en los botellones se consumen bebidas destiladas como ron, vodka o whisky, que son mucho más fuertes y difíciles de asimilar. 

Los menores adquieren fácilmente bebidas alcoholicas "Los menores adquieren fácilmente bebidas alcoholicas"

Para reducir el consumo de alcohol en los jóvenes, diversos gobiernos han llevado a cabo varias medidas. La más drástica fue la prohibición del botellón en casi todas las comunidades autónomas a partir del año 2002, ley que se ha ido endureciendo con el paso de los años. Sin embargo, no es raro que en pueblos y ciudades pequeñas se haga la vista gorda respecto a esta práctica. 

Lo cierto es que el alcohol sigue siendo un problema grave entre los adolescentes españoles, algo demostrado en las estadísticas: la primera causa de muerte de jóvenes son los accidentes de coche relacionados con el consumo de alcohol.

Comentarios