¿Cuáles son las mentiras más comunes de hombres y mujeres?

¿Cuáles son las mentiras más comunes de hombres y mujeres?

Recopilamos algunas frases típicas de ambos sexos que sabemos que nunca son verdad.

Vida Iván Martínez de Miguel Iván Martínez de Miguel 16 Febrero 2016 18:04

Hombres, mujeres, mujeres, hombres. ¿Quién miente más? ¿Es verdad que los hombres habitualmente no decimos lo que pensamos al sexo opuesto? ¿Es cierto que las mujeres tienden a decir mucho más de lo que expresan a simple vista? Tanto unos como otros empleamos frases muy típicas que desde el momento que salen de la boca sabemos que son una auténtica mentira. Recopilamos algunas de ellas:

Frases típicas de ellas:

1 "No me pasa nada"

¿Seguro que no te pasa nada?

¿En serio que no te pasa? Y la expresión seria, el ceño fruncido y la cara de pocos amigos, ¿qué es? Lo malo es que a veces pretenden que adivinemos qué es lo que hemos hecho mal, algo que en su subconsciente está grabado a fuego y que quizás nosotros no le hayamos dado la oportuna importancia. Una pista: no somos adivinos, dejaros de enigmas y decir las cosas claras porque cuando decís "no me pasa nada" es que realmente ha ocurrido algo y bastante grave.

2 "No hace falta que me regales nada"

¿No me vas a regalar nada? ¿en serio?

Aniversarios, cumpleaños, fechas importantes y ellas te sueltan la típica frase "no hace falta que me regales nada". Si eres un hombre de la hermandad del puño cerrado habrás tomado esta expresión al pie de la letra, para el resto de los humanos más vale que os curréis un buen regalo porque la frase correcta sería "más vale que me regales algo, que sea bonito y me derrita el corazón". Porque ellas son unas románticas y aunque no buscan algo muy caro, quieren alguna cosa que les haga sentirse especiales. Así que, ¡¡cúrratelo!!

3 "Estaré lista en cinco minutos"

Cinco minutos más por favor

Es posible que mi reloj se haya parado o avance a la velocidad de la luz porque no tenemos la misma concepción del tiempo. Para nosotros 5 minutos son 5 minutos, para ellas 5 minutos pueden significar "acabo de meterme en la ducha", "empiezo a maquillarme", "me queda decidir la ropa y vestirme" o "5 minutos es lo que tardo en contestarte a este WhatsApp". Ponte cómodo, no desesperes y llévate unos pasatiempos en el móvil para divertirte porque la espera va para largo.

4 "Me he puesto lo primero que he pillado"

No llevo más de una hora en el baño, ¡lo prometo!

Zapatos de tacón, falda ajustada, camiseta a juego, piel perfecta, complementos bien escogidos, pelo alisado, maquillaje increíble, labios carnosos... no te has puesto lo primero que has pillado, llevas horas decidiendo y más de una hora en el baño. Estás lista para subirte a la pasarela y posar delante de los fotógrafos. ¡Ah no! Que es una cita y no es necesario que vayas tan arreglada como para la ópera.

Frases típicas de ellos:

1 "No estoy borracho"

Que no, que no estoy borracho... te quiero tío

Después de haber salido al vermut, pasar parte de la tarde de cervezas, cenar con vino y acabar la noche con buena dosis de cubatas y chupitos... ¿a quién quieres engañar? No estás borracho, estás rozando el coma etílico. No hablas bien, comienzas a decir tonterías y el hecho inequívoco para comprobar que un hombre está con unas copas de más es su efusividad ("te quiero tío") y los mensajes sin sentido que mandas a tu gente y de los que mañana tendrás que dar más de una explicación.

2 "Solo será una cerveza"

¿En 5 horas solo te has tomado una cerveza?

Hacía mucho que no te juntabas con tus amigos del instituto, que no veías a los colegas de la universidad y aunque no te apetece ir a esa cena de empresa, salir con los amigos del gimnasio o acudir a una reunión de compañeros, lo haces diciendo "solo será una cerveza". Pero sabemos que NUNCA es solo una, es una tras otra y tras otra. Empiezas a recordar los viejos tiempos o te intentas poner al día con los nuevos acontecimientos de sus vidas y ya han pasado 5 horas desde que quedaste. ¡Qué cabeza!

3 "Estás guapa con lo que te pongas"

¿Con cualquier cosa que me ponga? ¿seguro?

A ver... seamos sinceros. NO estáis igual de guapas cuando te levantas con la legaña pegada al ojo o sudando en el gimnasio que cuando estás preparada para salir y llevas una hora arreglándote, las cosas como son. Por lo general es una frase para que no nos volváis a preguntar qué modelito os queda mejor, si vas con tacón, si te recoges el pelo o cambias de bolso. Lo único que queremos es llegar al cine a tiempo de ver la película y no cuando se vean los títulos de crédito.

4 "Te llamo luego"

Un luego para nosotros no es lo mismo que para ellas... Tal vez sea por nuestra mala memoria o porque no le damos tanta importancia a algunos detalles; mientras las mujeres cuentan los minutos para recibir esa llamada, nosotros seguimos a lo nuestro y posiblemente hayamos perdido la noción del tiempo. Tanto para ellos como para ellas, si queréis algo llamad que no pasa nada y no tienes que estar esperando el ring del teléfono.

Comentarios