'Adopta un abuelo' la nueva iniciativa para combatir la soledad de nuestros mayores

'Adopta un abuelo' la nueva iniciativa para combatir la soledad de nuestros mayores

Los mayores molan, este es el eslogan de la iniciativa de Alberto Cabanes, cuyo proyecto pretende acabar con la soledad que acompaña, en muchos casos, a la vejez.

Vida María Pérez García María Pérez García 29 Diciembre 2016 13:11

Para muchas personas llegar a la tercera edad es todo un suplicio. La soledad es uno de los principales problemas que tienen que afrontar nuestros mayores en la vejez, lo que hace de esta un trance difícil de sobrellevar. Precisamente en la soledad ha visto Alberto Cabanes una buena oportunidad para hacer algo bueno por la sociedad. Su iniciativa 'Adopa un abuelo' busca combatir este drama de la vejez y hacer los días en las residencias de mayores más llevaderos. 

"Tuve la suerte de criarme con mis abuelos. De aprender unos valores impagables gracias a ellos. Ninguna persona merece estar sola y en las residencias hay mucha soledad", relata Cabanes para FCINCO . Según explica, la iniciativa nace en 2013, durante una visita a su abuelo en la residencia donde vivía. Fue entonces cuando conoció a Bernardo, un hombre afable y entrañable que vivía allí. Un día un rey mago preguntó a Bernardo que qué quería para Navidad, a lo que este respondió: "Pues como no he podido tener hijos, no tengo nietos. Querría tener algún nieto". Cabanes al oír la respuesta exclamó: "Yo te adopto Bernardo". 

Desde ese momento Alberto lo tuvo claro, fundaría 'Adopta un abuelo', una organización sin ánimo de lucro donde juntar personas mayores con jóvenes para compartir su tiempo y sus experiencias. Y así fue. Los principios fueron complicados, según explica. Al principio la mayoría de las residencias a las que proponía la iniciativa le cerraban la puerta en las narices o ignoraban sus emails. Sin embargo, la residencia Sanyres de Madrid (grupo Orpea) apostó por el proyecto, haciendo realidad su sueño. 

Desde entonces la fundación ha ido expandiendo su actividad por la geografía española, llegando a Santander, Pamplona, Ciudad Real y Granada. Esta asociación cuenta ya con 204 voluntarios, los cuales han adoptado a 102 mayores. 

Adopta un abuelo tiene un efecto terapéutico

Alfonso con sus nietos Aitor y Pedro (FCINCO) "Alfonso con sus nietos Aitor y Pedro (FCINCO)"

Los resultados de esta iniciativa no podían ser mejores. Los índices de depresión disminuyen y mejora la autoestima de los mayores, los cuales se muestran más participativos y felices. "Un señor pasó de estar totalmente desorientado, llegando a escaparse de la residencia y perderse, a esperar a sus nietas en recepción cada viernes a las 5 para tomarse un café con ellas", declara Cabanes. 

Además, este tipo de proyecto crea un vínculo fuerte entre los voluntarios y el trabajo, lo que reporta unos grandes índices de fidelización. "Un 98% de jóvenes que participan como voluntarios se mantienen en el proyecto" apunta el fundador. Este dato está ratificado por el director de la residencia Sanyres Aravaca del Grupo Orpesa, Juan G. Castilla: "aquí hay una fidelización entre los mayores y los jóvenes, otros voluntariados son muy inestables". 

En síntesis, presente y pasado juntos para crear un futuro más esperanzador para ambas generaciones.

2 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados