Buscar
Usuario

Política

Trump designa contra el coronavirus a Mike Pence, que ignoró un brote de VIH en 2015

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien permitió un brote de VIH en Indiana, será el encargado de gestionar el coronavirus.

Trump designa contra el coronavirus a Mike Pence, que ignoró un brote de VIH en 2015

Trump ha designado a Mike Pence como encargado de gestionar la epidemia del coronavirus. "Voy a poner a nuestro vicepresidente Mike Pence a cargo y Mike trabajará con los profesionales, los médicos y todos los demás", comunicó el presidente de los Estados Unidos. Y añadió que el exgobernador de Indiana era un experto en el campo de la salud. 

El presidente Trump ha asegurado que Estados Unidos está "El presidente Trump ha asegurado que Estados Unidos está "muy muy preaprada" para la lucha contra el coronavirus"

Esta decisión viene precedida del primer caso de contagio por coronavirus dentro de Estados Unidos, localizado en California, de un hombre que no había viajado a zonas de riesgo ni había tenido contacto con ningún contagiado por el virus. A raíz de esto, el presidente convocó una rueda de prensa en la Casa Blanca y comunicó que encontrarían una vacuna para lichar contra el Covid-19. Por el momento, el número de contagiados asciende a 60 ciudadanos.

Su designación causó muchas críticas dada la trayectoria del vicepresidente en los campos de la ciencia y la salud pública. Durante el mandato de Pence hubo un brote del VIH, ya que el lider cristiano evangélico rechazó durate mucho tiempo la prestación de agujas sanitarias que podrían haber frenado el brote por razones morales, aunque finalmente cedió. 

El vicepresidente también tiene un gran historial de críticas por sus posturas ante hechos científicos como cuestionar la evolución, difundir información errónea sobre el aborto, desconfiar de los condones, negarse a decir que el cambio climático es una amenaza o minimizar los efectos del tabaquismo en la salud. En el año 2000 llegó a decir que "el tabaco no mata".

Por su parte Trump ha estado minimizando la preocupación sobre el brote global, y se ha asegurado de dejar claro que "el riesgo del pueblo estadounidense sigue siendo muy bajo" y ha querido mandar un mensaje de tranquilidad diciendo que la gripe mata en Estados Unidos a entre 25.000 y 60.000 personas.

Además, ha criticado la postura que están teniendo algunas cadenas de televisión como la CNN al crear una alarma social por el virus. "La CNN está haciendo todo lo posible para que el Coronavirus se vea tan mal como sea posible", tuiteaba el presidente desde su cuenta personal.

Mike Pence y la epidemia del VIH

En 2014 los médicos del condado de Scott, Indiana, se dieron cuenta de que había un brote en el pueblo. Scott es un condado pequeño de 24.000 habitantes donde llegaron a registrarse más de 215 casos de VIH. El encargado de gestionar la crisis era el gobernador Mike Pence por aquel entonces. 

Activistas de Indiana protestando contra la gestión de Mike Pence. Fuente: Angeles Time "Activistas de Indiana protestando contra la gestión de Mike Pence. Fuente: Angeles Time"

En el momento de mayor propagación, Pence denegó que se prestara a la población un servicio de agujas sanitarias. El sheriff local fue el encargado de proponerle este plan al gobernador al presenciar el gran número de casos que se estaban dando. Sin embargo, el ahora vicepresidente se negó argumentando que esa decisión podría incrementar el abuso de drogas.

Su decisión se basó en una creencia incorrecta, puesto que las investigaciones científicas defendieron que el intercambio de agujas -las personas entregan las agujas hipodérmicas usadas y obtienen otras estériles- reducian notoriamente la propagación del VIH y la hepatitis. Después de un tiempo Pence cedió y concediendo un corto periodo para que se realizase este cambio de agujas. 

Varios estudios realizados al cabo de un tiempo, establecieron que la epidemia fue evitable. Una de las causas fue por el atraso a la hora de comenzar con el programa de agujas: "El número de infecciones de VIH no diagnosticadas ya había disminuido sustancialmente cuando se declaró una emergencia de salud pública y se implementaron los programas de intercambio de agujas." Pasaron más de dos meses hasta que el gobernador de Indiana declarara una emergencia de salud pública. Se estima que de haber gestionado de una manera correcta la crisis, podrían haberse evitado al menos 173 infecciones.

Artículos recomendados

Comentarios