Buscar
Usuario

Vida

La sencilla rutina de ejercicio físico que ayudó a este hombre a perder 90 kilos

Además del entrenamiento 5x5, lo consiguió gracias a una dieta basada en alimentos ricos en proteínas y grasas, renunciando a glúcidos y azúcares.

La sencilla rutina de ejercicio físico que ayudó a este hombre a perder 90 kilos

Casi 190 kilos. Eso es lo que pesaba Eric Clarke hasta que decidió dar el mayor giro de su vida. Y lo consiguió, perdió 90 kilos gracias a cambiar sus hábitos alimenticios y a someterse a una estricta dieta conocida como keto. Sin embargo, el secreto va más allá. 

Con semejante cantidad de peso, era importante, no solo por motivos estéticos, que Clarke cambiara todo lo que tenía que ver con su rutina diaria. Lo principal era cuidar su salud y él sabía que tenía que hacer algo. Empezando por cambiar lo que comía y siguiendo por el nulo ejercicio físico que hacía.

Sus amigos le aconsejaron ir al médico y así lo hizo. Allí, un experto le recomendó la citada dieta, basada en ingerir mayoritariamente alimentos proteícos y grasos, con el fin de reducir y eliminar los glúcidos y azúcares. El objeto era simular una situación de ayuno en su sangre, conocida como cetosis. Se dio cuenta de que funcionaba e incluso disfrutaba de comida que a priori parecían poco recomendables. 

Eric Clarke ha perdido 90 kilos gracias a una sencilla rutina de ejercicios "Eric Clarke ha perdido 90 kilos gracias a una sencilla rutina de ejercicios"

A la hora de entrenar, se decantó por largas caminatas diarias. El médico le recomendó tomar batidos de proteínas bajos en carbohidratos, porque si algo debemos conocer es que este tipo de nutrientes se toman antes de someterse al ejercicio físico, no después. Y, mucho menos, antes de irnos a la cama. 

Le funcionó. No se lo podía creer, ya que tras el primer mes había perdido 11 kilos, gracias a una admirable fuerza de voluntad. Bien es sabido que es al principio cuando el organismo es más propenso a perder peso fácilmente, pues el segundo mes, y a partir de entonces, solo pudo perder de tres en tres aproximadamente. Al cabo de un año, viendo que quería acelerar el proceso, se apuntó al gimnasio y descubrió los entrenamientos cinco por cinco

La historia de obesidad extrema de este chico de 33 años se remonta a la época en la que tan solo era el típico alumno grande de la clase, tanto en el colegio, como en la universidad. Su constitución física siempre había supuesto un problema para él, además el problema se agravó con los excesos propios de la vida universitaria. Se llegó a ver con 187 kilos. Sus amigos le ayudaron e incluso se sumaban a los intensos paseos que le ayudaron a perder esos primeros kilos. 

Una buena dieta no lo es todo

No todo se basa en la dieta sino que, claramente, la parte física es realmente primordial a la hora de perder peso rápidamente. ¿Qué se esconde detrás de su práctica? Simplemente, trabajar un grupo de músculos diferentes cada día. Empezó a hacerlo sin grandes expectativas. Los lunes se centraba en el pecho, los martes iba a los tríceps y los bíceps, dejaba los hombros para lo miércoles, realizaba su descanso el jueves y los últimos días de la semana trabajaba las piernas. 

Una alimentación basada en estos alimentos es muy positiva para la pérdida de peso "Una alimentación basada en estos alimentos es muy positiva para la pérdida de peso"

Clarke realizaba estos ejercicios haciendo sentadillas, press de banca, peso muerto, remo con barra y power clean. Se puso a sudar la camiseta, pues en casos extremos, es la única manera de dar rienda suelta al organismo y que active la pérdida de grasa en nuestros tejidos. Los profesionales dicen que es un ingenioso método básico para principiantes, popularizado en los años treinta del siglo XX por el entrenador estadounidense Mark H.Berry

Cuando por fin comenzó a comprobar los resultados, el hombre dejó de estar sometido a la dieta keto y comenzó a hacer ejercicio en ayunas de forma permanente, lo que le ha traído aún mejores resultados, habiendo perdido unos 86 kilos, con el objetivo puesto en los 90.

Sin embargo, este treintañero está preocupado por la "piel flácida", que cuelga de algunas partes de su cuerpo, fruto del adelgazamiento: "Mi próximo objetivo es lidiar con ello". "Ahora tengo mucha más energía, puedo ponerme ropa que antes no me cabía y he restaurado mi confianza. Eso sí, mi consejo es que no trates imitarme, cada cuerpo es diferente y lo que debes hacer si realmente quieres perder peso es seguir una dieta que creas que puedes mantener", explica.

Artículos recomendados

Comentarios