10 razones para seguir odiando la saga 'Crepúsculo'

10 razones para seguir odiando la saga 'Crepúsculo'

Os damos motivos para pensar que la saga de vampiros brillantes no convenció a todo el mundo.

Cine Iván Martínez de Miguel Iván Martínez de Miguel 06 Octubre 2015 12:50

Acaban de cumplirse 10 años desde el estreno de las novelas de 'Crepúsculo' y el fenómeno fan sigue persistiendo en el alma de las adolescentes que crecieron viendo y disfrutando de vampiros brillantes y hombres lobo sin pelo en pecho. Pero no todos fuimos hechizados por la historia, es hora de dejar patente que algunos de nosotros aún nos consideramos detractores de una saga que no encaja por ningún... estas son mis 10 razones para odiar 'Twilight'.

1 Vampiros-gusiluz

¿Desde cuándo un vampiro puede brillar a la luz del sol?

La escritora Stephenie Meyer quería hacer algo original e innovador y de un plumazo se cargó la mitología vampírica de siglos de historia. Está bien darle una vuelta a la historia pero en el género fantástico hay ciertos aspectos que no deberían tocarse NUNCA, ¿desde cuándo un vampiro puede brillar a la luz del sol? En lugar de morir abrasados, en 'Crepúsculo' pueden alumbrar un estadio de fútbol y convertirse en los mejores gusiluz jamás vistos.

2 Relación Bella-Edward

Son sosos, estáticos, no se ve ni una pizca de pasión

Si algún aspecto sobresale por ser excesivamente aburrido en 'Crepúsculo', sin duda esa es la relación entre Bella-Edward y su función de protector, más semejante a la de un familiar que a la de un hombre enamorado. Son sosos, estáticos, no se ve ni una pizca de pasión y cada vez que contemplábamos sus caras constreñidas daban ganas de darles un bofetón para espabilarles. Si las comedias americanas con final feliz os parecían ridículas, aquí la relación-amorosa-fantástica se eleva hasta extremos insospechados.

3 Bienvenidos a cursilandia

Vampiros cursis, ñoños y enamoradizos capaces de tener sentimientos

Vampiros: seres sobrenaturales sin alma que solo buscan sus intereses y saciarse con la sangre humana, no se preocupan de nada ni de nadie; así son en la mayoría de relatos. Por el contrario 'Crepúsculo' describe a unos vampiros cursis, ñoños y enamoradizos capaces de tener sentimientos muy fuertes. Un vampiro de verdad decapitaría a Bella en el primer momento o la dejaría morir aplastada por la camioneta, no viviría en un estado de ensoñación más parecido a cursilandia que a una película de chupasangres.

4 Lobitos sin camiseta

Que te has hecho un corte, me quito la camiseta para curarte

La primera cinta fue la presentación de los protagonistas y no ahondó demasiado en los hombres lobos, a los que bien conocimos posteriormente en la eterna lucha entre licántropos y vampiros. La batalla del gimnasio la ganaron los lobitos (depilados), cualquier excusa era buena para sacar a Jacob sin camiseta enseñando músculo: "que te has hecho un corte en la cabeza, pues me quito la camiseta para curarte...". Hasta ese nivel ridículo llegó 'Luna Nueva', la cual debió ahorrar bastante en el vestuario de Taylor Lautner.

5 Argumento básico y predecible

5 películas alargadas hasta el extremo para aumentar el dinero en caja

Chica conoce chico, chico pierde la cabeza, chico revela su naturaleza de vampiro, chica quiere ser vampira, chica se convierte en vampira y los dos vampiritos vivieron felices para siempre. Desde que conocemos la naturaleza de Edward y su (raro) enamoramiento por Bella, sabíamos cómo se desarrollarían los acontecimientos. Un resumen de unas líneas traducido en el cine con 5 películas alargadas hasta el extremo para aumentar el dinero en caja.

6 Kristen Stewart es inexpresiva

Kristen Stewart es la actriz más inexpresiva de la Tierra

Es difícil creerte una historia cuando la protagonista principal se ríe, llora, está feliz y al borde del colapso sin cambiar la cara. Kristen Stewart es la actriz más inexpresiva de la Tierra, posee gestos que la caracterizan: abrir la boca, respirar fuerte y poner los ojos en blanco no son suficientes para creernos a Bella Swan. La pavisosa ha decepcionado sin cambiar de registro en ningún papel, unas clases de interpretación no le vendrían nada mal.

7 Desaprovechando a villanos y actores

Desaprovecha a los Vulturis durante cinco películas

En cualquier película fantástica siempre existe un villano, el 'malo' al que vencer, temer y que está ahí para complicarlo todo. 'Crepúsculo' desaprovecha a los Vulturis durante cinco películas sin llegar a conocerles, sabemos que son temidos y poderosos pero a la primera de cambio se piran con el rabo entre las piernas sin ni siquiera una buena batalla donde demostrar su grandeza. Y de la misma forma también desperdicia el talento de los actores secundarios transformados en sujeta velas de la pareja protagonista.

8 Amanecer: división innecesaria

Yo esperaba que rodaran cabezas...

El último libro se dividió en dos cintas, dos innecesarias películas que nos contaron con pelos y señales retazos de un argumento que podría haber transcurrido en minutos. La preparación más la boda, la luna de miel y el embarazo extendieron sus tramas hasta el infinito y más allá para dejar a la segunda parte de 'Amanecer' con una lucha inútil y superflua que en los libros ni siquiera aparece. Todo se resuelve con una visión, el nuevo poder de Bella y la espantada de los mandamás vampíricos. ¿En serio? ¿Y ya está? Yo esperaba que rodaran cabezas...

9 El fenómeno fan en torno a la saga

Es decir, gente que ha perdido el juicio

Hay que reconocer que 'Crepúsculo' caló hondo en las adolescentes, chicas con las carpetas forradas con sus ídolos y conociendo cada detalle de sus vidas; es decir, gente que había perdido el juicio. Centraron tanto su atención en todo lo que envolvía la saga que no se dieron cuenta de que los protagonistas, la trama y el argumento no convencieron a casi nadie. Los gustos personales son personales, pero hay ocasiones en las que no se puede defender como algo 'bueno' una saga que el propio Robert Pattinson dijo que odiaba y cuyos libros veía algo "impublicable".

10 Materia prima inexistente

Las películas no hay por donde cogerlas porque las novelas son insufribles

Otras sagas fantásticas lograron una adaptación en el cine más que aceptable (me vienen a la cabeza 'El Señor de los Anillos', 'Los Juegos del Hambre', 'Divergente' o 'Harry Potter') por una razón: los libros están bien escritos. Las películas de 'Crepúsculo' no hay por donde cogerlas porque las novelas de Stephenie Meyer son insufribles. Su manera de escribir no es solo ridícula, es simple, fácil y cargada de convencionalismos; se centra en un público poco exigente incapaz de reaccionar sobre lo que lee.

15 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados