Gana más de 110.000 euros al año vendiendo calcetines sucios y zapatos usados

Gana más de 110.000 euros al año vendiendo calcetines sucios y zapatos usados

Hacer negocio de las obsesiones por ciertas partes del cuerpo o por determinados objetos es algo más habitual de lo que se cree.

Vida Itahisa Hernández Itahisa Hernández 07 Noviembre 2018 17:54

Para gustos los colores o, al menos, eso dicen. La cantidad de personas que hay en este mundo es proporcional a la cantidad de fetiches que existen, unos más peculiares que otros, claro. Con la llegada de internet, el acceso que tienen algunas personas para cumplir para con sus gustos se ha hecho cada vez más fácil. Incluso hay quienes han conseguido hacer negocio con este tipo de necesidades que a otros les proporciona placer. 

Un ejemplo de ello es la británica Roxy Sykes, que a sus 33 años vive completamente de sus pies. Así es, has leído bien. A través de redes sociales, uno de sus seguidores le dijo que sentía admiración por ellos cuando los vio en una de sus fotos. Debido a esto y tras picarle la curiosidad comenzó con un perfil nuevo en Instagram dedicado a ellos en exclusiva para ver cuánto interés generaban y así se adentró en el mercado virtual del fetichismo de pies. "No mostré mi cara ni nada de mi cuerpo al principio, así que sabía que la gente estaba interesada en mí por mis pies" explicó Sykes en una entrevista para el diario británico Metro

Este negocio lo considera su trabajo (Instagram) "Este negocio lo considera su trabajo (Instagram)"

Tras conseguir rápidamente más de 10.000 seguidores en tan solo un mes comenzó a generar ingresos bastante importantes. "En pocos meses vino todo rodado. Empecé a vender calcetines y calzado usado en varias páginas webs, y he llegado a ganar 2.400 euros a la semana. Incluso cobro 120 euros porque mis seguidores vean cómo muevo los dedos en vídeos personalizados", añadió. Además, hay quienes le piden que cuanto peor huelan, más dinero le darán por ello. 

Cualquier tipo de fetichismo que se salga de las normas establecidas no está muy bien visto, sin embargo, Sykes estás más que segura que va a continuar dentro de la industria. Lo que está claro es que internet permite mantenerse completamente en el anonimato y de ahí que sea todo más sencillo y rápido. "Me gusta lo que hago, y creo que es porque lo veo como un trabajo. Nunca he tenido ningún problemas y mis amigos y familia me apoyan", aseguró. 

El fetichismo no tiene fin

Sin embargo, hay muchas más formas de ganar dinero a través de la compraventa de ropa o calzado usado. El negocio de vender ropa interior usada es una realidad y no una leyenda urbana. De igual modo, existen páginas específicas para ello como Secret Panties o también se puede hacer a través de vendedores como Milanuncios o Wallapop.

La venta de ropa interior usada está en auge y varias paginas de internet están aprovechando el momento  "La venta de ropa interior usada está en auge y varias paginas de internet están aprovechando el momento "

De esta forma cada vez son más las mujeres que se dedican a comercializar con sus bragas usadas para ganarse algún dinero extra, ya que la mayoría de consumidores son hombres. Incluso los compradores pueden pedirlas personalizadas, cuantos más días se lleven puestas mayor es el precio al que se pueden vender. Todo un lujo, vaya. Pero esto no es nuevo. Dentro de este negocio Japón se encuentra en la cabeza de la lista. 

Comentarios