Buscar
Usuario

Vida

La multa que impone la DGT por echar mal la gasolina: 100 euros por no cumplir con este reglamento

La Dirección General de Tráfico (DGT) señala las multas que podrías enfrentar por incumplir la normativa a la hora del repostaje de tu vehículo.

La multa que impone la DGT por echar mal la gasolina: 100 euros por no cumplir con este reglamento

Los precios de la gasolina se encuentran actualmente disparados. El Gobierno se ha visto obligado, en las actuales circunstancias, a rebajar en 20 céntimos el diésel y la gasolina. Por ello, el ahorro a la hora de repostar es muy importante, aunque también es fundamental tener cuidado, puesto que no siempre lo hacemos de forma correcta.

La Dirección General de Tráfico (DGT) señala una serie de normas sobre el modo en el que se debe repostar el vehículo: si no se cumplen, los conductores pueden enfrentar una multa que puede ascender hasta los 100 euros, por lo que conviene evitarla.

La normativa se encuentra recogida en el artículo 115 del Reglamento de Circulación en España, concretamente en el punto 3: "Para cargar combustible en el depósito de un vehículo, este debe hallarse con el motor parado. Los propietarios de aparatos distribuidores de combustibles o empleados de estos últimos no podrán facilitar los combustibles para su carga si no está parado el motor y apagadas las luces de los vehículos, los sistemas eléctricos como la radio y los dispositivos emisores de radiación electromagnética como los teléfonos móviles", señala el mencionado artículo.

Por ello, es imprescindible que cuando se vaya a rellenar el depósito, se apague siempre el motor del vehículo, se desconecte siempre cualquier tipo de sistema eléctrico y nunca se utilice el teléfono móvil cuando se esté reportando el coche. Si un agente te sorprende cometiendo alguna de estas infracciones, la DGT considerará que estás incurriendo en una infracción leve que acarrea multas de hasta 100 euros.

El motivo de la multa

La Dirección General de Tráfico (DGT) impone estas sanciones porque considerad de vital importancia el cumplimiento de esta medida, al considerar que puede atentar directamente contra la seguridad del resto de personas que se encuentran alrededor.

Estas prácticas, que violan el código de la DGT, podrían llegar a producir una explosión o un incendio, especialmente en el caso de utilizar el teléfono móvil, al producirse el contacto entre alguna chispa o radiación electromagnética y los vapores de los combustibles.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar