Juzgan a una mujer por matar al bebé que tuvo con un homosexual por "inseminación artesanal"

Juzgan a una mujer por matar al bebé que tuvo con un homosexual por "inseminación artesanal"

El pequeño tenía diez meses y esta madre lo tuvo con un hombre que, al igual que ella, quería tener un hijo sin mantener relaciones sexuales.

Noticias 15 Septiembre 2018 17:22

Una mujer francesa de 34 años ha sido juzgada por haber matado a su bebé de apenas diez meses y que había concebido junto con un hombre gay mediante "inseminación artificial artesanal". Myriam D. mató al menor en agosto de 2015 y lo hizo tirándolo desde el séptimo piso del edificio en el que vivían en el barrio XVII de París. "Abrí los brazos y le dejé ir", relató esta madre en el juicio. 

El padre del bebé era Guillaume Flahaut, un hombre homosexual que al igual que la madre del pequeño entró en una página de Internet para tener un hijo sin necesidad de mantener relaciones sexuales. Ambos acordaron que el método que iban a utilizar para que Myriam se quedase embarazada era la "inseminación artificial artesanal" y así fue: "Me introduje el esperma con una inyección", explicó la mujer ante los letrados. 

Además, en su acuerdo pactaron que vivirían juntos en los primeros meses de vida de su hijo, pero Guillaume y Myriam comenzaron a llevarse mal antes de que ella diese a luz. Ante esta situación, la acusada aseguró que se propuso "abortar o abandonar el bebé", pero que decidió seguir adelante.

La madre tiró al bebé de diez meses desde un séptimo piso "La madre tiró al bebé de diez meses desde un séptimo piso"

La acusación contra ella la ejercían tanto el padre del menor que mató, como el progenitor, también homosexual,  de otro hijo que tuvo a través de "inseminación artificial artensanal" y que nació con síndrome de down. 

El padre le propuso quedarse con la custodia del menor cuatro dias antes

Antes de tener ningún hijo, Myriam D. intentó suicidarse en varias ocasiones y también es adicta a las drogas. Bajo el efecto de fuertes ansiolíticos y antidepresivos, según informa Clarín, afirmó que echaba de menos a su hijo. Mientras tanto, el padre declaró que cuatro días antes de que esta matase a su hijo, él le propuso quedarse con el pequeño. 

Por su parte, Myriam también aseguró que fue adoptada a los tres meses de nacer y que había sufrido abusos sexuales cuando era pequeña por parte de su padre adoptivo. "Tenía miedo a que me tocaran", afirmó en el juicio en referencia a la manera en la que quería ser madre. Sus abogados la defendieron alegando que lo que hizo fue "una reacción de angustia" ante un gesto del pequeño de diez meses que le recordó las violaciones que esta sufrió cuando era pequeña. 

Comentarios