Los bomberos dan por extinguido el fuego en la catedral de Notre Dame de manera definitiva

Los bomberos dan por extinguido el fuego en la catedral de Notre Dame de manera definitiva

Las autoridades han señalado que el incidente está intimamente relacionado con las obras de reforma del centro.

Un incendio ha sacudido la catedral de Notre Dame, el monumento más visitado de toda Europa. El edificio, construido entre los años 1163 y 1345, está siendo pasto de las llamas que están devorando siglos de historia en cuestión de horas. Los obreros han anunciado la extinción del fuego a las 10:00h del martes 16 de abril, es decir, 14 horas después del inicio del fuego.

La hipótesis que se está barajando por el momento se centra en una radial empleada en los trabajos de restauración. Las chispas podrían haber prendido la madera y se habrían contagiado al andamio, para extenderse por las vigas. Cuando los operarios fueron conscientes de lo que estaba sucediendo, ya habría sido demasiado tarde.

A pesar de los temores y los anuncios de las autoridades, finalmente los bomberos han conseguido controlar el fuego y salvar la estructura. Las labores de rescate han dejado un herido grave.

El techo de la catedral se ha derribado (se podría haber salvado alrededor de una tercera parte). El atrio tampoco se ha salvado, ni una importante cantidad de obras de arte de grandes dimensiones. Por su parte, sí han salido a tiempo la corona de espinas que supuestamente portaba Jesucristo el día de su crucifixión y la túnica de San Luis; así como 16 vidrieras que habían sido retiradas por labores de restauración. No han corrido la misma suerte los tres órganos que se encontraban en el interior, uno con 8.000 tubos y considerado como uno de los más célebres del mundo.

Todo ello hace probable que el interior haya quedado reducido a cenizas, en especial algunos elementos relevantes como el coro o el altar, como ahora se confirma con las fotografías realizadas con un dron de la policía. Muchos señalan que la única esperanza se sitúa en la carcasa, que podría salvarse de la acción del fuego, aunque el fuego ya alcanza el rosetón y las torres principales. Las autoridades han señalado que el caso está íntimamente relacionado con las obras de restauración que se estaban ejecutando.

Las llamas se han extendido por todo el edificio "Las llamas se han extendido por todo el edificio"

El avance de las llamas y las dificultades en las labores de rescate están reduciendo las esperanzas poco a poco. Los bomberos ya no descartan la posibilidad de que la estructura se derrumbe y han señalado que todo lo que suceda en la próxima hora y media será determinante.

"No estamos seguros de que podamos detener la propagación al lado norte. Si eso es hunde, no quiero imaginar la apmplitud de los daños", ha declarado el general Jean-Claude Gallet, comandante de la Brigada de Bomberos de París. Las personas que se encuentran en la zona hablan de "lluvia de cenizas" sobre los alrededores.

Uno de los primeros elementos en desaparecer ha sido la aguja, que llevaba varios siglos alzándose al cielo y que ha quedado completamente reducida a cenizas. Los viandantes han capturado todo lo que ha sucedido al minuto.

Las labores de extinción están siendo especialmente complicadas. El uso de agua podría hacer aumentar el peso de las piedras en el momento de absorberlas y favorecer un derrumbe, tal y como señala el subdirector del Instituto de Patrimonio, Rivera Blanco, en declaraciones al diario El País. Se trata de una de las propuestas que parte del presidente estadounidense Donald Trump, que ha señalado la posibilidad de emplear aviones cisterna.

Las autoridades han desalojado toda la zona

Las autoridades desalojaron inmediatamente a las personas que se encontraban en el interior del edificio. Ahora, la medida se ha extendido a los mil habitantes de la Isla de la Cité. No se han reportado heridos ni víctimas mortales en un primer momento, aunque posteriormente se ha señalado un efectivo de emergencias en estado grave.

El incendio está relacionado con las labores de restauración, según han señalado las autoridades "El incendio está relacionado con las labores de restauración, según han señalado las autoridades"

El uso de agua, como hemos comentado, podría ser peor que la acción del fuego. Así se comprobó, por ejemplo, durante el incendio de la catedral de León en 1966, que precisamente se salvó gracias a que los bomberos evitaron esta vía. Finalmente, las autoridades han evitado el uso de aviones cisterna y han realizado las labores de extinción de la manera más precisa posible.

Ahora, queda conocer cuáles han sido las causas concretas que han llevado a la destrucciñon de uno de los edificios más representativos del patrimonio del Viejo Continente.

Comentarios