Fin a la tensión: el examen de conducir se va a realizar con un móvil pegado al parabrisas

Fin a la tensión: el examen de conducir se va a realizar con un móvil pegado al parabrisas

La aplicación aprovecha los sensores de los teléfonos móviles para llevar a cabo la evaluación del examen.

Los nervios de la noche antes, el pie izquierdo temblando en el embrague y la mente concentrada en no confundir con el derecho el freno y el acelerador. El coche que se cala al salir en una rampa o que se escapa y termina en un pequeño roce al aparcar. Tu profesor, al igual que en las 20 veces anteriores que has cogido el coche, va sentado a tu lado en el asiento del copiloto, pero esta vez es diferente y el pasajero más imponente del vehículo se encuentra en la parte de atrás examinándote.

Sin embargo, parece que esta última presión añadida podría cambiar en un futuro. El examinador será sustituido por un móvil enganchado en el parabrisas, según informa Gizmodo.

Es Microsoft quien ha puesto en marcha el proyecto HAMS (Harnessing AutoMobiles for Safety), en el que el examinador es un teléfono. Esta idea, que parece recién llegada del futuro, ya se está utilizando en la India. El objetivo es claro: exportar este modelo al resto del mundo.

La idea es muy sencilla aunque en algunos países como España, de momento, no se podría llevar a cabo "La idea es muy sencilla aunque en algunos países como España, de momento, no se podría llevar a cabo"

Pero, ¿cómo funciona?

La idea es muy sencilla. El teléfono móvil se instala en el parabrisas con un soporte similar al de los GPS.... Y arrancamos. El proyecto consiste en aprovechar los sensores con los que cuentan los actuales smartphones. De esta manera, la cámara delantera se encarga de monitorizar la cara del alumno y las cámaras principales hacen lo mismo con la carretera. Un acelerómetro será capaz de detectar la suavidad o brusquedad con la que el examinado maneja los mandos del coche y el GPS será el encargado de calcular la velocidad en función de lo permitido en la vía.

Una única aplicación

Todo el examen se lleva a cabo desde una única aplicación. HAMS permite saber si el alumno comete o no fallos, porque el examen se realiza en un circuito cerrado con diferentes marcadores que permiten al software calcular con precisión sin las maniobras están bien hechas o si el vehículo se acerca demasiado a los obstáculos presentes.

Este tipo de examen aun no podría llevarse a cabo en España, puesto que aquí los exámenes se realizan en vía pública. Aun así, los desarrolladores creen que no tardará en llevarse a cabo, pues solo es cuestión de afinar una tecnología ya existente, teniendo en cuenta las facilidades que ello conlleva. Por otra parte, hay quienes opinan que se encuentra a años luz de las sutilezas que puede detectar la figura humana del examinador. El futuro está por ver.

Comentarios