Buscar
Usuario

Noticias

ETA somete a votación su disolución definitiva en la recta final de la organización

Rechaza en su comunicado, al que ha tenido acceso el diario Gara, la transformación de ETA en un organismo civil.

ETA entra en la última fase de su disolución. El último paso que queda es realizar una votación para confirmar el final definitivo de la organización. "El final del ciclo resulta cada vez más evidente y, a consecuencia de las decisiones tomadas, ya se ha producido en gran parte. El final de la estrategia político-militar marcó el comienzo del final del ciclo de la organización", admite ETA en un comunicado, al que ha podido acceder el diario Gara

La votación, con unos niveles muy altos de participación según informa el periódico vasco, y del que se espera que se conozcan los resultados este mismo verano, supondrá el desenlace de la banda, fundada en 1958. Es este el final de un largo proceso iniciado entre 2010, con el alto al fuego definitivo, y 2011, con el cese definitivo de la actividad armada. Precisamente fue en abril de 2017, mes en el se culminó el desarme, cuando se escribió el comunicado al que hacemos referencia. 

Rechazan convertirse en una organización civil

En el escrito, ETA descarta rotundamente un rumor difundido por partidos políticos y extendido por los medios de comunicación, en el que se especulaba con la continuidad de la banda, aunque abandonara su condición político-militar. 

ETA explica los motivos de esta determinación: "Si quisiéramos dar continuidad a la organización, como una organización convencional, tendríamos que reinventar todo lo demás: estrategia, funciones políticas concretas y medios de lucha e influencia".

ETA no se convertirá en un organismo civil "ETA no se convertirá en un organismo civil"

Aseguran, además, que en caso de iniciar una alternativa de este tipo, estarían cayendo en una contradicción histórica que podría incluso perjudicar el objetivo final, la independencia de Euskal Herria: "Al objeto de mantener algún tipo de autoridad moral, las amplias mayorías a conseguir, si son ciertamente amplias, no lo entenderían".

Confianza plena en la izquierda abertzale

ETA hace un repaso por su historia en el comunicado y afirma que, a pesar de que "los objetivos que han guiado a ETA no se han logrado aún, durante estas décadas se ha acumulado fuerza y voluntad popular en torno a ellos, y precisamente esa es la garantía para que el proceso de liberación prosiga, así como la base que debe dar seguridad para tomar nuestras decisiones".

La organización se considera, pues, artífice del movimiento popular vasco, y señala que este el momento propicio para dar un paso al lado y confiar en la izquierda abertzale, "mucho más eficaz para materializar el reto al que nos enfrentamos hoy en día".

Es por eso que piden a sus militantes un apoyo total al movimiento político, "manteniendo la honestidad, coherencia y responsabilidad necesarias para el proceso de liberación, y asumiendo el deber de mantener la cohesión interna en la izquierda abertzale".

Para ETA, la independencia pasa por el movimiento popular y la izquierda abertzale "Para ETA, la independencia pasa por el movimiento popular y la izquierda abertzale"

La dirección de ETA, en un tono claramente optimista, recalca que su disolución no supone el final ("No se opta entre Organización y precipicio"), sino una importante decisión para lograr el objetivo: "Esta es una propuesta para avanzar, y para ello resulta muy importante que toda la fuerza militante creada bajo la influencia de ETA y a su alrededor aporte -siga haciéndolo- en la Izquierda Abertzale, en el proceso independentista, en el movimiento popular... No es el momento de irse a casa. Por el contrario, la presente fase política necesitará la fuerza e impulso de todos y todas, como nunca".

Artículos recomendados

Comentarios