Buscar
Usuario

Vida

Un cuadro de 1860 con una mujer que aparenta jugar con un iPhone desata todo tipo de teorías conspiratorias

Muchos usuarios han llegado a asegurar que la joven sostiene un iPhone, pero la realidad es distinta.

Un cuadro de 1860 con una mujer que aparenta jugar con un iPhone desata todo tipo de teorías conspiratorias

Las redes sociales son el espacio más prolífico para las teorías de la conspiración y una de las más manidas es, si duda, los viajeros del tiempo que han quedado retratados en las pinturas. En internet se pueden encontrar todo tipo de explicaciones en este sentido.

Eso es lo que ha ocurrido, precisamente, con el cuadro 'The Expected One' ('La Esperada'), creado en 1860 por el pintor austríaco Ferdinand Georg Waldmüller.

En la pintura se aprecia a una mujer que camina por un sendero mientras un joven la espera más adelante para, de repente, sorprenderla con unas flores. La joven sostiene en sus manos un objeto de pequeñas dimensiones, de color negro, que agarra con dos manos, con los pulgares por encima y que mira con gran atención. Muchos usuarios han corrido para asegurar que se trata de un iPhone.

No, no es un iPhone

Sin embargo, la realidad es que no se trata de un iPhone. En realidad, lo que la joven sostiene entre sus manos es algo mucho más sencillo: se trata de un pequeño libro de oraciones. De hecho, simplemente hay que fijarse para comprobar que de sus manos cuelga un rosario.

"La niña en esta pintura de Waldmüller no está jugando con su nuevo iPhone X, si no que se va a la iglesia con un pequeño libro de oraciones en sus manos", explica al New York Post Motherboard Gerald Weinpolter, directo ejecutivo de la agencia de arte austrian-paintings.at.

"El gran cambio social es que en 1850 o 1860, todos los espectadores habrían identificado el elemento en el que la niña está absorta como un himnario o un libro de oraciones. Hoy, nadie podría dejar de ver el parecido con la escena de una adolescente absorta en las redes sociales en su teléfono inteligente", explica Peter Russell, oficial retirado del gobierno local de Glasgow, precursor del debate sobre esta pintura.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar