5 claves para entender el juicio del procés independentista catalán

5 claves para entender el juicio del procés independentista catalán

El juicio por el procés independentista comienza el próximo 12 de febrero y será llevado por el Tribunal Supremo.

El próximo 12 de febrero comenzará el juicio por el procés independentista catalán. Se sentarán en el banquillo los acusados, los máximos responsables de la vulneración del artículo 2 de la Constitución sobre "la Nación española, patria común e indivisible" que garantiza "el derecho a la autonomía".

La causa comenzó con el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 donde la Generalitat de Cataluña intentó realizar una votación que terminara con la independencia de la autonomía como república.

El Tribunal Supremo es el encargado de este proceso porque el Estatuto de Autonomía de Cataluña contempla que los delitos que se cometan fuera de una comunidad se han de realizar en instancias superiores. Aunque el referéndum no autorizado se realizó dentro de la autonomía, la Fiscalía considera que las causas afectan al Gobierno nacional, por lo tanto el Tribunal Supremo será el encargado del juicio.

1 Los acusados

Oriol Junqueras, Carme Forcadell y Jordi Turull "Oriol Junqueras, Carme Forcadell y Jordi Turull"

La causa se centra en un total de doce personas, nueve de ellos en prisión provisional y otras tres en libertad provisional. Mientras dure el proceso, los hombres seguirán en la cárcel de Soto del Real, Madrid, y las mujeres en Alcalá Meco, Alcalá de Henares. La Guardia Civil está encargada de trasladar a los acusados cada día a los calabozos de la Audiencia Nacional hasta que comience el juicio.

Los presos son: Oriol Junqueras, el entonces vicepresidente de la Generalitat; Carme Forcadell, ex presidenta del Parlamento catalán; Jordi Turull, ex consejero de Presidencia; Raül Romeva, ex consejero de Asuntos Exteriores; Josep Rull, ex consejero de Territorio y Sostenibilidad; Dolors Bassa, ex consejera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias; Joaquim Forn, ex consejero de Interior; Jordi Sànchez, ex presidente de la Asamblea Nacional Catalana; y Jordi Cuixart, ex presidente de Òmnium Cultural.

Por otra parte, las tres personas que se encuentran en libertad provisional son Meritxell Borràs, ex consejera de Gobernación; Carles Mundó, ex consejero de Justicia; y Santiago Vila, ex consejero de Empresa y Conocimiento.

2 Los delitos

Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa "Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa"

Las causas por las que se están juzgado a estos acusados son cinco: rebelión, delito contra la Constitución; sedición y organización criminal, delitos contra el orden público; y malversación y desobediencia, delitos contra la Administración pública.

Pero no todos están acusados por los cinco delitos. Los que formaban parte del Gobierno durante el referéndum serán juzgados por rebelión, sedición, malversación y organización criminal, a excepción de los tres acusados en libertad que solo están acusados por organización criminal, malversación y desobediencia.

Y de los que se encuentran presos también hay excepciones: Carmen Forcadell y los máximos responsables de dos asociaciones independentistas, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, están acusados de rebelión, sedición y organización criminal.

3 Las condenas

Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart "Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart"

Las penas que solicitan las diferentes acusaciones son diversas, pero siguen un patrón similar al solicitar una cantidad más elevada para el exvicepresidente y los exconsejeros y una pena de prisión más baja y con una multa para los acusados en libertad.

La Fiscalía pide 25 años de cárcel y 25 de inhabilitación para Junqueras; 17 años de prisión y otros 17 de inhabilitación para Sànchez, Cuixart y Forcadell; 16 años de cárcel y 16 de inhabilitación para Turull, Romeva, Rull, Bassa y Forn; y siete años de prisión y 16 de inhabilitación, más una multa de 30.000 euros, para Borràs, Mundó y Vila.

La Abogacía del Estado, por su parte, solicita 12 años de cárcel y 12 de inhabilitación para Junqueras, 11 años y medio de prisión y de inhabilitación para Turull, Romeva, Rull, Bassa y Forn; 10 años y 10 de inhabilitación para Forcadell; ocho años de cárcel y ocho de inhabilitación para Sànchez y Cuixart; y siete años de prisión y 10 de inhabilitación, más una multa de 30.000 euros, para Borràs, Mundó y Vila.

La acusación popular realizada por VOX es, sin duda, la que penas más grandes solicita: 74 años de cárcel y 20 de inhabilitación para Junqueras y los cinco exconsejeros presos; 62 años y 20 de inhabilitación para Sànchez, Cuixar y Forcadell; y 24 años de prisión y 20 de inhabilitación, además de una multa de 216.000 euros, para los acusados en libertad provisonal. 

4 Los testigos

Los presos en libertad provisional, Meritxell Borràs, Carles Mundó y Santiago Vila "Los presos en libertad provisional, Meritxell Borràs, Carles Mundó y Santiago Vila"

La lista de testigos es bastante amplia: anteriores altos cargos del Gobierno nacional, diputados catalanes, funcionarios públicos de la Generalitat, Mossos d'Esquadra, agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional, trabajadores de empresas como Unipost o Artyplan y expertos electorales internacionales. En total más de 500 personas.

Algunos importantes nombres también acudirán como testigos a los juicios: Mariano Rajoy, ex presidente del Gobierno; Soraya Sáenz de Santamaría, exvicepresidenta; Cristóbal Montoro, ex ministro de Hacienda; Ada Colau, alcaldesa de Barcelona; Josep Lluís Trapero, ex jefe de los Mossos d'Esquadra; José Antonio Nieto, ex secretario de Estado de Seguridad; Amadeu Altajaf, director de la delegación del Gobierno de la Generalitat ante la UE; o Diego Pérez de los Cobos, coronel de la Guardia Civil y coordinador del dispositivo de seguridad creado para el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

5 La duración

La duración estimada es de tres meses en los que se realizarían sesiones tres días a la semana, los martes, miércoles y jueves. La intención inicial era finalizar el juicio por el procés independentista catalá antes de las elecciones municipales del 26 de mayo, pero el inicio se ha retrasado más de lo previsto.

El Tribunal Supremo tiende a no realizar sentencias durante época de elecciones, para así no influir con sus decisiones en las votaciones. Por lo tanto, es posible que el juicio se interrumpa hasta una vez finalizadas las municipales o se realicen más sesiones para poder finalizar a tiempo.

Comentarios