Buscar
Usuario

Ciencia

5 señales en tu cuerpo de que el azúcar te está haciendo daño sin que seas consciente

Estas son las cinco formas en las que tu cuerpo te avisa de que deberías cambiar tu dieta y reducir el consumo de dulces.

5 señales en tu cuerpo de que el azúcar te está haciendo daño sin que seas consciente

Seis cucharadas o, lo que es lo mismo, 25 gramos al día es la cantidad exacta de azúcar que recomienda la ONU para llevar a cabo un consumo responsable de este alimento. Sin embargo, esta cifra se encuentra aún muy lejos de la realidad, ya que gran parte de los productos que consumimos contienen cantidades ingentes de azúcar, que pueden resultar finalmente dañinas para nuestro cuerpo.

Si bien los efectos sobrepasarse con el azúcar se manifiestan a largo plazo, el organismo comienza a enviar señales de alerta cuando aún hay tiempo para frenar el consumo abusivo y revertir sus efectos. Pero, ¿cuáles son los signos que indican que el azúcar está causando estragos en nuestra salud? Te contamos los cinco síntomas a los que debes prestar atención.

1 Resfriados y gripes constantes

El azúcar debilita las defensas "El azúcar debilita las defensas"

El azúcar en grandes cantidades actúa como un debilitante inmunológico en el organismo y bloquea las defensas. De esta forma, si los dulces se han convertido en una constante en tu dieta, puede que hayas notado que te resfrías o constipas más de lo normal y de forma frecuente. 

Este efecto en la salud se debe principalmente a que el elevado consumo de azúcar sustituye al resto de nutrientes beneficiosos y suele ir acompañado, además, de una dieta poco saludable basada en platos preparados y comida rápida.

Todo estos hábitos se traducen en la ausencia de materiales esenciales, minerales y oligoelementos que estresa el sistema inmunológico y lo convierte en más propenso a la enfermedad. 

2 Sed excesiva

El azúcar causa una mayor deshidratación "El azúcar causa una mayor deshidratación"

Esa sensación de necesitar beber agua constantemente podría deberse, una vez más, al azúcar. ¿El motivo? Cuanto más cantidad de este alimento se ingiere, más necesidad siente el cuerpo de deshacerse del exceso y, por tanto, se incrementan las visitas al baño.

La pérdida de agua se compensa con una sed excesiva en un intento del organismo de evitar deshidratarse. Y es que, por más agua que ingieras, el azúcar contribuye a que el cuerpo se deshidrate y la piel tienda a lucir más seca y áspera.

3 Problemas dermatológicos

Los sarpullidos y alergias son un síntoma frecuente "Los sarpullidos y alergias son un síntoma frecuente"

Si el azúcar causa mayor sequedad en la piel, no es el único daño que la dermis sufre en consecuencia. Inflamación, eccemas o impurezas son algunas de las señales que manifiesta el cuerpo ante el exceso de uno de sus grandes enemigos.

El azúcar puede actuar contra proteínas tan importantes para la piel como el colágeno y la elastina, que se encarga que la piel luzca firme, brillante e hidratada. El resultado es, por tanto, una piel débil y propensa a las reacciones alérgicas.

Por tanto, para mantener a raya el aspecto del rostro o el de la piel del resto del cuerpo, se debe reconsiderar la dieta y comenzar a incrementar el consumo de vitaminas y nutrientes beneficiosos para la salud y el aspecto de la dermis. Además de, por supuesto, dar de lado al azúcar.

4 Falta de concentración

Un exceso de azúcar puede afectar a la concentración "Un exceso de azúcar puede afectar a la concentración"

El estado de somnolencia y debilidad que se experimenta después de una abundante comida se debe principalmente a la cantidad de azúcar presente en todos los alimentos, no únicamente en los dulces. Es probable, por tanto, que en estos momentos resulte difícil ponerse a estudiar, a trabajar o a realizar cualquier actividad que requiera altas dosis de concentración.

Y es que después de una gran ración de dulce, el cerebro no recibe la dosis de glucosa suficiente y el rendimiento cognitivo se reduce. De esta forma, si te encuentras en época de exámenes o realizando un esfuerzo mental extra, huye de los azúcares y opta por alimentos ligeros y cargados de proteínas.

5 Fatiga constante

Los azúcares reducen la rexina en el organismo "Los azúcares reducen la rexina en el organismo"

En la misma línea que el síntoma anterior, el cansancio aumenta de forma significativa después de una comida copiosa, pero también se va haciendo cada vez más presente en la vida diaria a medida que el consumo de azúcar no frena.

Aunque el azúcar aporta muchas calorías, el nivel de glucosa en la sangre aumenta rápidamente y luego vuelve a bajar con esa misma velocidad eliminando cualquier rastro de energía en el organismo y generando cansancio y sensación de pesadez. Pero, además, otro síntoma derivado del consumo de azúcar preocupa ahora a los expertos: la ausencia de la hormona orexina, que nos mantiene despiertos y en forma.

Artículos recomendados

Comentarios