La carta viral que ayuda a explicar a los niños 'la verdad' sobre los Reyes Magos

La carta viral que ayuda a explicar a los niños 'la verdad' sobre los Reyes Magos

Esta carta que se ha viralizado puede sacar de un apuro a aquellos padres que no sepan muy bien como contarle a sus hijos quiénes son los Reyes Magos.

Vida 25 Noviembre 2017 09:46

Para algunos padres, el mayor temor que sufren a medida que se va acercando la Navidad es contrar el gran engaño de los Reyes Magos. A medida que pasa el tiempo, nuestros pequeños empezarán a tomar conciencia y, un día, pueden oírlo de boca de un hermano, amigo o cualquier otra persona. Será entonces cuando suelten la bomba: "¿Mamá, Papá, ¿Es verdad que los Reyes Magos son los padres?".

Ese un momento de pánico total. ¿Qué respondes? Que sí, y el niño se lleva la desilusión de su vida o que no (seguirá sospechando, sino llega a los 15 años creyendo que unos señores mayores de oriente le vigilan todo el año para acabar haciéndole algún regalo si se porta bien).

Para superar ese momento Internet ha traído la respuesta definitiva a todos los hogares. Uno de estos padres mencionados anteriormente se preparó la contestación definitiva para que cuando su pequeño retoño le hiciese la pregunta no le pillase desprevenido y lo que le dijese fuera lo que él creía le haría más bien a su hijo.

La carta, con motivo de la Navidad, se ha ido viralizando a través de las redes sociales y Whasapp y es una bonita forma de explicarle la 'verdad a medias' de los Reyes Magos a los niños. Únicamente hay que cambiar el nombre Alejandro por el de la chica o el chico a quien se vaya a contar y listo.

Los tres deseos de los Reyes Magos

Los Reyes Magos "Los Reyes Magos"

La carta con la que solucionar este problema es la siguiente. Seguro que te sorprenderá:

- Mamá, mamá... Ana dice que los Reyes Magos son los padres, ¿es verdad?

La madre de Alejandro sonríe, le da un beso y le dice:

- Mira Alejandro. Tengo que enseñarte algo que guardo en este cajón desde hace 10 años.

Su madre saca del cajón un sobre blanco. Lo abre y le dice a Alejandro:

- Esta carta la recibimos en casa el día en que naciste. Es una carta escrita por los Reyes Magos y que nos piden que les hagamos tres favores. ¿Quieres que te la lea?

- ¡Sí mamá, por favor! ¿Qué quieren los Reyes Magos de vosotros?

- Pues escucha y lo sabrás. Así dice la carta:

Apreciados mamá y papá de Alejandro:

Somos los Reyes Magos. Sabemos que acaba de nacer Alejandro. Es un niño precioso que os va a hacer muy felices a las dos. Ya sabéis que cada 6 de enero nosotros vamos en silencio a casa de todos los niños y les dejamos unos regalitos para celebrar la Navidad y lo bien que se han portado ese año y para decirles lo orgullosos que estamos de ellos.

Pero a partir de ahora no podremos hacerlo porque estamos muy viejecitos y cada vez hay más y más niños en este mundo. No podemos ir a casa de todos. Ya estamos muy mayores y necesitamos pediros tres favores muy importantes:

1er favor: Que nos ayudéis a poner los regalos a los niños. Cada padre y madre harán nuestro trabajo cada Navidad: leerán las cartas de sus hijos e hijas y, con la misma ilusión que la nuestra, les pondrán los regalos como si fuéramos nosotros. Así todos los niños del mundo tendrán sus regalos y nosotros podremos descansar y ver, desde lo lejos, sus caritas de alegría.

2º favor: Como esto es un gran secreto, no se lo podréis decir a Alejandro hasta que cumpla los 10 años u os lo pregunte. Cuando tenga esta edad, ya será mayor y sabrá guardar este secreto. Los niños pequeños no deben saber que nosotros ya no podemos poner los regalos y que son los padres y madres los que nos ayudan porque sino, ¿qué pensarán de nosotros? ¿Dónde estará la magia? El secreto se ha de decir solo a los niños responsables, a los que ya pueden entender que nosotros les queremos mucho y que por eso pedimos ayuda a los mayores, las personas que más les quieren a ellos.

3er favor: Algunos padres que nos ayudan están enfermos o no tienen dinero para comprar regalos a sus hijos. Y también hay niños que no tienen la suerte de tener dos papás o dos mamás. Por eso, necesitamos que vuestros hijos se conviertan 'un poquito' en Reyes Magos y compartan algunos regalos con los niños que no tienen tanta suerte como ellos.

Nada más. ¿No es demasiado, verdad? Cuando Alejandro te pregunte por primera vez quiénes son los Reyes Magos léele esta carta. Entenderá por qué nosotros hemos confiado en vosotros para hacer nuestro trabajo: porque sois las personas que más le queréis en el mundo y que mejor pueden ver su enorme y bondadoso corazón de perla.

Melchor, Gaspar y Baltasar

Comentarios