Buscar
Usuario

Ciencia

Las dudas de los expertos sobre el coronavirus: ¿Qué sucederá con la llegada del calor?

Algunos expertos tienen esperanza en que el calor frenará al Covid-19, mientras que otros prefieren no darlo por hecho ya que no existen pruebas.

Las dudas de los expertos sobre el coronavirus: ¿Qué sucederá con la llegada del calor?

La histeria ha conseguido apoderarse de la situación: supermercados abarrotados sin apenas productos, geles desinfectantes a precio de oro, colegios cerrados y Gobiernos en busca de medidas son algunas de las consecuencias que está provocando el coronavirus.

Sin embargo, en busca todavía de posibles vacunas o de otras maneras para frenar al Covid-19, queda una esperanza: la subida de las temperaturas. Esta subida podría debilitar al virus y así frenar su propagación, igual que ocurre con los resfriados o la gripe y que ocurrió ya con el SARS en 2003.

Los expertos esperan que la llegada del verano pueda implicar un punto de inflexión "Los expertos esperan que la llegada del verano pueda implicar un punto de inflexión"

A pesar de ello, la OMS ha advertido que no debemos confiarnos y que será mejor que no contemos con ello, ya que no existen pruebas científicas que lo avalen. No obstante, un estudio de investigadores chinos ha descubierto que el coronavirus "es muy sensible a la alta temperatura".

El estudio, además, contabilizó cada caso registrado en más de 400 ciudades chinas y otras regiones del mundo entre el 20 de enero y el 4 de febrero, y comparándolos llegaron a la conclusión de que el pico de contagios se producía con 8,7 grados centígrados.

La investigación concluye con que "la temperatura podría cambiar significativamente la transmisión del Covid-19", aunque todavía no ha sido revisada por la comunidad científica internacional. Sin embargo, otro análisis de un grupo de epidemiólogos en los que se encuentra Mar Lipsitch, de Harvard, mantiene que el coronavirus ya ha sido capaz de propagarse desde provincias frías y secas a otras más tropicales, e incluso a otros países muy calurosos como Singapur.

Una falsa esperanza

Los expertos están divididos: algunos confían en que la epidemia se frene con el calor, mientras que el director ejecutivo del programa de emergencias de la OMS, Mike Ryan, mantiene que "es una falsa esperanza", ya que no hay pruebas. "Tenemos que asumir que el virus seguirá teniendo la capacidad de expandirse", advierte.

Dos tercios de la población global se verán infectados "Dos tercios de la población global se verán infectados"

Y no solo tendremos que asumir que se expandirá, sino que según un estudio de la Universidad de Fudan, en Shanghái, el número de contagiados se multiplicará por diez cada 19 días si no se toman medidas.

Sin embargo, cabe remarcar positivamente que las autoridades ya han informado de que hay menos contagiados diarios en China desde que empezaron a contarlos en enero. A su vez, también han disminuido las cifras de fallecidos.

Por otra parte, el virus no deja de propagarse en el resto del planeta, y se ha disparado exponencialmente en Europa. Desde la OMS calculan que, teniendo en cuenta la dificultad para detectarlo y la falta de medidas y de conciencia social, dos tercios de la población global llegarán a verse afectados.

Artículos recomendados

Comentarios