Buscar
Usuario
7 casos surrealistas del programa de Laura Bozzo, 'El Diario de Patricia' latino

7 casos surrealistas del programa de Laura Bozzo, 'El Diario de Patricia' latino

Muertos resucitados, peleas descomunales y otros sorprendentes casos del programa de Laura Bozzo.

La televisión es un campo abierto en el que podemos encontrar todo tipo de contenido, solo hace falta indagar un poquito en la programación de las diferentes cadenas. Además, si analizamos lo que se emite en diferentes países, hallamos espacios de lo más peculiares y que dejarían con la boca abierta la más escéptico.

Uno de esos casos está protagonizado por Laura Bozzo, una conocida presentadora de América Latina que ha dedicado gran parte de su trayectoria en la pequeña pantalla a conducir programas como 'Laura en America', 'Laura de todos' o 'Laura', todos ellos bajo la misma tónica y un nexo en común: mostrar diversas problemáticas sociales.

Hasta aquí todo suena de lo más normal e incluso podríamos hacer una equiparación de Laura Bozzo con nuestra querida Toñi Moreno, que ha conducido espacios de corte similar como 'Entre todos' o 'Gente maravillosa', programas en los que también se muestran al espectador diferentes problemas sociales, tratan de ayudar a los invitados y de concienciar a la audiencia de la necesidad de erradicar lacras como la homofobia o la discriminación.

Sin embargo, lejos de ese tono amable de los programas españoles, Laura Bozzo nos sorprende con formatos de lo más variopintos, donde las entrevistas surrealistas y los invitados más extraños del planeta cobran todo el protagonismo. En concreto, en este tipo de espacios, la presentadora recibe en el plató a personajes dispuestos a vengarse y a reclamar justicia con violencia de por medio o incluso a alguno que supuestamente estaba muerto, creando auténticos espectáculos propios de cualquier telenovela.

1 No estaba muerto, estaba de parranda

Entre todas las capacidades y cualidades de Laura Bozzo, una que llama la atención es su don para hablar con los muertos. Ni corta ni perezosa, la presentadora empezó una entrevista con una caja en la que se encontraban las cenizas de un hombre fallecido y cuya familia principal había descubierto que el señor tenía una segunda familia, algo que la esposa había ido a narrar al plató. Bozzo empezó a pedirle explicaciones al hombre dirigiéndose en todo momento al objeto, como si estuviese allí presente.

La gran sorpresa llegó cuando Laura desveló que esas no eran las cenizas del hombre, preparando el ambiente para el que iba a ser un gran recibimiento. En ese momento en el que este entró al plató, comenzando todo un episodio en el que no faltaron los desmayos y los llantos. Aunque lo más sorprendente de todo fue la confesión del hombre, que reconoció que sufría amnesia y no recordaba absolutamente nada de su vida por mucho que en el programa insistieran con fotografías junto a su familia.

2 El patito feo

Como si de 'Betty la fea' se tratase, Rebeca acudió al plató de Laura Bozzo para relatar su triste realidad, que era una mujer a la que muchos consideraban un patito feo y que sufría constantes humillaciones por parte de sus compañeros de trabajo debido a su aspecto físico. La chica no tenía desperdicio alguno ya que cumplía con todos los tópicos de la anteriormente mencionada telenovela: gafas anticuadas, el pelo recogido en unas trenzas nada favorecedoras y un vestido pasado de moda.

No obstante, a pesar de todo eso, la chica afirmaba tener un admirador, el jefe del lugar en el que trabajaba. Pero su teoría se vino abajo cuando el plató se llenó de personas que desmentían a la invitada principal, incluso ese supuesto admirador negó la versión de la protagonista. Sin embargo, la historia de un nuevo giro cuando el programa le ofreció a Rebeca un cambio de imagen (tal y como sucede en la telenovela) y le presentaron al verdadero hombre que le enviaba los regalos de forma anónima.

3 Veneno para ratas

Una mujer totalmente desquiciada y fuera de control entró al plató de Laura asegurando que quería acabar con sus hijas con veneno para ratas porque estas nunca le habían ayudado, le estaban haciendo la vida imposible e incluso defendían a su padre, que le había maltratado. Para tener una versión diferente, una vecina de la invitada se presentó en el programa, estableciendo una discusión con tirones de pelo y tortazos incluidos.

Para avivar la polémica tampoco faltaron vídeos de la recreación del supuesto maltrato que sufrían las hijas de esta madre endemoniada y que ella misma reconocía estar en tratamiento psicológico por haber querido matar a sus hijas. Además, una amiga salió en su defensa, defendiendo que tenía derecho hacer lo que quisiera. Pero la guinda del pastel llegó con la madre y abuela de las niñas, que también quiso poner su granito de arena a la causa con más guantazos, insultos y patadas.

4 El infiel de la muñeca hinchable

Los cuernos en matrimonios consolidados o relaciones sentimentales estables son todo un clásico del programa presentado por la "señorita Laura Bozzo". Muchas y muchos han acudido al espacio para reclamar una explicación e incluso para confesar por ellos mismos las infidelidades con otras personas, lo que nadie esperaba es que una persona se presentara en el plató acusando a su pareja de engañarle, nada más ni nada menos, que con una muñeca hinchable.

De este modo, una mujer se sentó en el plató para explicarle a Laura que estaba muy decepcionada con su marido, quien había decidido pasárselo bien con una muñeca a la que incluso le había bautizado con el nombre de "Perlita". La señora estaba totalmente indignada ante la situación y así se lo hizo saber a su marido, pero lo mejor de todo es la aparición estelar de la muñeca y las imágenes en la pantalla de fondo en la que se aprecia al hombre disfrutando con su segunda "mujer", instantáneas que no tienen ningún desperdicio.

5 Este hombre es solo mío

Si que tu marido te engañe con tu mejor amiga ya es una tragedia en toda regla, más lo es enamorarte de un hombre al que no le gustan las mujeres. Por este motivo, la invitada de Laura Bozzo dejó de creer en los hombres y se dedicó a salir de fiesta sin preocuparse por ninguna relación amorosa, hasta que se fijó en un chico del que se enamoró a primera vista, pero este le confesó que era gay y tenía pareja.

Sin embargo, la orientación sexual del amor de su vida no era ningún inconveniente para la señora, que aseguró que le iba a hacer cambiar de opinión y le iba a "convertir en un hombre" en cuanto se metiera con ella en la cama porque estaba convencida de que el chico estaba confundido y que en realidad no era homosexual. En la vida hay que ser optimistas, pero esta mujer se lleva el premio y, quizá, este fue el problema y lo que le llevó a enzarzarse en una discusión con el hombre.

6 Niños pandilleros

Nada más efectivo que dar paso a una invitada con un vídeo en el que narra su historia y está repleto de primeros planos de su rostro para aportar mayor dramatismo. Estas imágenes fueron protagonizadas por una madre desesperada que pidió ayuda al programa para que su hijo cambiara su conducta porque se había convertido en todo un pandillero con tan solo diez años. Incluso el pequeño reconocía que quería convertirse en un drogadicto como su padre.

Como en otras ocasiones, para tener ambas versiones de la historia, el menor de edad hizo acto de presencia en el plató ante los llantos desesperados de su progenitora, que ya no sabía qué hacer con el malcriado y violento de su hijo. Nada más aparecer, el pequeño dio muestra de su forma de ser, con una actitud propia de cualquier macarra. Eso sí, el chico se tuvo que enfrentar a Laura Bozzo, que no iba a consentir ese comportamiento "desmesurado" en su programa.

7 Que pase el desgraciado

No hay nada más despreciable que una persona que reniega de otra por su aspecto físico, sobre todo si se trata de una mujer que ha padecido cáncer de mama y ha perdido uno de sus senos por culpa de la enfermedad. Esto fue lo que le sucedió a una de las invitadas del programa de Laura Bozzo, que acudió para narrar su demoledora historia, la de una mujer repudiada por su marido después de su cambio físico.

En este caso cualquiera se habría enervado y encolerizado ante tal situación por la falta de respeto de un hombre tan despreciable, por lo que Laura fue la primera que se lanzó a decirle de todo al señor en cuanto puso un pie en su plató, especialmente cuando él expuso los motivos por los que ya no quería a su esposa, retratándose como un ser repugnante y vomitivo que no merecía el respeto de nadie.

Comentarios