Buscar
Usuario

Política

Pedro Sánchez ya es presidente del Gobierno

El líder socialista sustituye oficialmente a Rajoy al frente de La Moncloa y deberá elegir a los ministros que le acompañarán en esta nueva etapa.

Pedro Sánchez ya es el séptimo presidente de la democracia. Tras su nombramiento en el BOE y el cese oficial de Mariano Rajoy, el líder socialista ha prometido su cargo ante el Rey Felipe VI. El líder socialista toma posesión sin la presencia de la Biblia y el crucifijo que sí hizo aparición en la toma de Mariano Rajoy. El líder popular se ha despedido con un escueto "adiós presidente, que tengas suerte".

Sánchez llega a La Moncloa tras la primera moción de censura con éxito durante el último período democrático (la quinta llevada a cabo). El presidente obtuvo todo el apoyo de la Cámara, con la excepción de PP, Ciudadanos, Foro Asturias, UPN y la abstención de Coalición Canaria.

Tras prometer el cargo, Sánchez deberá nombrar a sus ministros, que también deberán jurar o prometer su cargo ante el Rey. Se espera que el traspaso de carteras entre el antiguo y nuevo Ejecutivo se produzca rápidamente.

Pedro Sánchez durante la toma de posesión como presidente del Gobierno "Pedro Sánchez durante la toma de posesión como presidente del Gobierno"

Entre los ministros cesados, destaca el actual titular de Economía en funciones, Román Escolano, que renunció a un sueldo de más de 200.000 euros para ostentar un cargo que ha durado 86 días. No contará con sueldo como diputado, ya que no ostenta este cargo.

"Dejo una España mejor de la que encontré. Ojalá mi sucesor pueda decir lo mismo", afirmó Rajoy en su breve discurso de despedida ante toda la Cámara. Su renuncia ha abierto una fuerte división interna dentro del Partido Popular, aunque el expresidente mantiene su intención de continuar como líder de la oposición y, quizás, como futuro candidato en las próximas elecciones generales.

Este nuevo período cuenta con varias situaciones inéditas. Entre ellas, que el presidente contará con un Senado manejado con mayoría absoluta por parte de la oposición, que no contará con escaño en el Congreso, que tendrá una presidenta de la Cámara Baja que no pertenece a su partido o que gobernará con tan sólo 85 escaños.

El desafío catalán

El principal problema con el que Sánchez deberá lidiar se centra en el desafío independentista que enfrenta Cataluña. Se trata de uno de los puntos que más preocupan en sus díscolos, sobre todo, tras llegar a La Moncloa con el apoyo de ERC y el PDeCAT.

El nuevo presidente ya ha prometido que defenderá la Constitución y ha recordado que el derecho a la autodeterminación no se contempla en la Carta Magna. Apuesta, por tanto, por construir una "nación de naciones", en referencia al desarrollo del Estado Federal que defiende su partido.

Meritxell Batet podría cubrir la cuota catalana y ejercer como interlocutora con el Govern "Meritxell Batet podría cubrir la cuota catalana y ejercer como interlocutora con el Govern"

Por otro lado, todo apunta a que Podemos no entrará finalmente en el nuevo Ejecutivo, en lo que implicaría la primera llegada de los nuevos partidos a un Ejecutivo nacional. El partido de Pablo Iglesias ya ha asumido que "deberá pasar a la oposición".

Con el éxito de esta moción de censura, se pone final a las consecuencias políticas de la sentencia de la primera parte de Gürtel. La formación de Mariano Rajoy deberá pagar una indemnización de más de 245.000 euroscomo 'partícipe a título lucrativo' de la trama de corrupción, ya que se considera probada la existencia de una caja B en el partido desde 1989. El extesorero del partido, Luis Bárcenas, también ha sido condenado a una pena de 33 años de prisión. El texto de la Audiencia Nacional también duda de la declaración del expresidente Rajoy ante el tribunal.

Artículos recomendados

Comentarios