Los mejores y más polémicos momentos de Rita Barberá

Los mejores y más polémicos momentos de Rita Barberá

La exalcaldesa de Valencia ha muerto a los 68 años a causa de una parada cardiorespiratoria. Siempre polémica, dejó grandes momentos para el recuerdo.

Política Víctor Mopez Víctor Mopez 23 Noviembre 2016 14:22

Españoles, Rita ha muerto. La exalcaldesa de Valencia y senadora del Grupo Mixto ha muerto a los 68 años de edad a causa de un infarto. Rita Barberá fue durante muchos años uno de los pesos pesados del Partido Popular. Nacida en 1948, ocupó la alcaldía de Valencia desde 1991 hasta 2015. Casi un cuarto de siglo en los que consiguió esquivar las sombras de corrupción hasta que llegó el caso Taula.

Siempre polémica, Barberá dejó momentos para la posteridad. Ella era la reina del cortijo y así lo demostró durante 24 años en la alcaldía. El recordado discurso del "caloret" o la burla a los manifestantes que protestaban por su gestión en el accidente del metro de Valencia pasarán a la posteridad. Sus últimso años han estado ensombrecidos por la polémica y así lo anunció ella cuando dijo aquello de "qué hostia, qué hostia". 

Rita Barberá solo hay una, para bien o para mal. Desde Los Replicantes recopilamos sus 9 momentos más destacados que es mejor tomarse con humor.

1 El caloret

Hay determinados discursos que pasan a la historia de la humanidad debido a su importancia, como aquel "I have a dream" de Martin Luther King. Rita Barberá también lo ha conseguido aunque, en su caso, no ha sido por lo trascendental de sus palabras, sino por lo vergonzoso. La exalcaldesa dio inicio a las Fallas de 2015 mezclando palabras en castellano y en valenciano dando como resultado frases sin sentido que rápidamente se hicieron virales: "Falleres i fallers, vos anime a que degeim passar el fred del verano, el fred del hivern i boquem el caloret faller, el caloret sin dua, el caloret de foc i la flama". Las malas lenguas advirtieron que le hacía falta una prueba de alcoholemia. 

2 "Zapatero, multiplícate por cero"

Los mítines de Rita "Los mítines de Rita"

Es innegable que Rita Barberá resultaba cómica. Sus salidas de tono con sus perpetuas perlas colgadas del cuello hacían reír sin ella pretenderlo y así ocurrió en un mitin del PP cuando le dedicó unas palabras al entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, completamente invadida por el espírutu de Bart Simpson: "Zapatero, multiplícate por cero". Pura poesía política.

3 Los petardos de Barberá

No todo es hacer política. 24 años de alcaldesa también le dieron para pasárselo en grande y es que Rita Barberá disfrutaba como la que más de su fiesta favorita: las Fallas. Ella siempre ha sido una mujer campechana, por lo que en ocasiones se bajaba del balcón desde el cual daba su discurso para coger una caja de petardos. A veces se volvía revoltosa y no dudaba en tirarlos contra los pies de la oposición, como en las celebraciones de 2010, cuando los lazó contra el líder del PSPV, Jorge Alarte, 

4 El coche abandonado

El coche de Rita Barberá, 23 años en el Ayuntamiento de Valencia "El coche de Rita Barberá, 23 años en el Ayuntamiento de Valencia"

Barberá pasó mucho tiempo en el Ayuntamiento de Valencia. Tanto, que mantuvo su coche particular aparcado en el consistorio desde 1991 hasta 2014. Lo mejor es que ni tan si quiera lo movió y así lo demuestran las imágenes en las que puede verse el vehículo con las ruedas deshinchadas y con una importante capa de polvo. La exalcaldesa adujo motivos de seguridad por ser objetivo de ETA. 

5 "Un bolso de Louis Vuitton es un regalo habitual"

Regalitos "Regalitos"

Y llegó la corrupción. Rita Barberá consiguió esquivarla durante mucho tiempo, pero finalmente la operación Taula acabó por salpicarle. Antes de eso, fue el momento de los regalos: si para Camps fueron los trajes, para ella fueron los bolsos. La exalcaldesa cofesó en 2010 que "un bolso de Louis Vuitton es un regalo absolutamente habitual". Pero es que un bolso de la citada marca como los que supuestamente regalaba El Bigotes a la Barberá, cuesta una media de 900 euros. Ya se sabe, "a caballo regalado no le mires el diente". Ni la etiqueta.

6 Burla a los manifestantes del metro de Valencia

Burlas de Rita Barberá

Uno de los episodios más tristes de la historia de Valencia es el accidente de metro ocurrido el 3 de julio de 2006 coincidiendo con la visita del Papa Benedicto XVI causando la muerte de 43 personas. Muy criticada fue la gestión del accidente del que aún quedan muchas preguntas por responder. En la mascletà de las Fallas de 2015, un grupo de manifestantes se colocaron debajo del balcón del Ayuntamiento para protestar y la entonces alcaldesa respondió con altanería y gestos de burla. Lamentable.

7 "¡Qué hostia, qué hostia!"

La corrupción y las salidas de tono acaban pasando factura y Rita Barberá tuvo que bajarse del pedestal. Tras 24 años de alcaldía y cin cuatro mayorias absolutas consecutivas, en la elecciones autonómicas de mayo de 2015 el PP valenciano pasó de 20 a 10 concejales. Valencia cambiaba de color y a ella le cambió la cara a juzgar por la frase que repetía Barberá mientras abrazaba al delegado del Gobierno en la comunidad: "¡Qué histia!... ¡Qué hostia!"

8 Tras el visillo

Rita Barberá se esconde "Rita Barberá se esconde"

Fue el 13 de septiembre cuando  el Tribunal Supremo abrió una causa contra Rita Barberá para investigarla. Esto la llevó a abandonar la filas del Partido Popular tal y como este se lo había solicitado. Sin emabrgo, siguió en su cargo público como senadora garantizando así su aforamiento. Pero tras conocerse la noticia de su investigación, la valenciana decidió huír de los fotos, esconderse como una avestruz. Sin embargo el curioso objetivo de Miguel Ángel Ortells la captó a través de la ventana de su casa, tras el visillo, recordando al cómico personaje de José Mota, Venancia Lengüeta.

9 Siestecita en el Senado

El sueñecito de Rita Barberá "El sueñecito de Rita Barberá"

Si bien tuvo que abandonar el PP, no lo hizo asi de las instituciones pasando a formar parte del Grupo Mixto del Senado. Trasladó su silla hasta las últimas filas del hemiciclo y decidió tomárselo con calma. En el primer día en su nuevo puesto, se acomodó tanto que se echó una pequeña siesta. El momento fue inmortalizado por la diputada de Podemos Celia Cánovas. Como era de esperar, la imagen se hizo viral. Cosas de Rita.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados