Están repartiendo ahora medallas de los JJOO de 2008 y 2012 y sí, España está entre los agraciados

Están repartiendo ahora medallas de los JJOO de 2008 y 2012 y sí, España está entre los agraciados

La española Lydia Valentín recibirá una medalla de oro y otra de plata en halterofilia tras los últimos análisis antidopaje realizados por la Federación Internacional de Halterofilia.

Vida David Carro David Carro 25 Agosto 2016 13:16

Nunca es tarde para destapar las trampas en el deporte y para recibir la medalla que te habían arrebatado injustamente. Esto es lo que deberá pensar Lydia Valentín, la atleta española que en los últimos días ha visto cómo su medallero personal incrementaba tanto en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 como en los de Londres 2012, hasta ocho años después.

La Federación Internacional de Halterofilia (IWF) se encuentra investigando las sospechas de dopaje que se habría producido durante los últimos años, motivo por el que está volviendo a realizar los análisis de los atletas de los Juegos Olímpicos más recientes. La primera sorpresa llegó a mediados de junio, cuando la campeona rusa de Londres 2012 en la categoría de menos de 75 kilos dio positivo en estos nuevos análisis. Unas semanas después, justo antes de que comenzara Río 2016, la rusa y bielorrusa que habían quedado segunda y tercera fueron también desposeídas de sus medallas, despejando el podio y otorgando la medalla de oro a Lydia Valentín.

Valentín pudo por fin subirse al podio en Río "Valentín pudo por fin subirse al podio en Río"

Esta medalla, la primera olímpica en la carrera de Valentín, se uniría al bronce que después obtuvo en Brasil, pero no sería el único reconocimiento que lograría este verano. Esta semana, una vez concluidas las Olimpiadas, la IWF hacía públicos los nombres de otros nueve atletas que habían dado positivo en Pekín 2008, cuando la española debutó con una quinta posición. Tras la retirada de la campeona china y del bronce bielorruso, que se sumaban a la de la cuarta clasificada, Valentín ha logrado también la medalla de plata de los Juegos pekineses.

Así, en un lapso de escasos tres meses, la leonesa ha conseguido tres condecoraciones de tres Juegos Olímpicos diferentes. Aún falta que el COI se pronuncie oficialmente para que se proceda al reconocimiento de las medallas, tal y como ocurrió en el pasado con Manuel Martínez, que recibió la medalla de Atenas 2004 en lanzamiento de peso nueve años después de competir. En aquel entonces, el proceso para que los atletas descalificados hiciesen una reclamación se extendió durante más de tres meses.

No solo es cuestión de medallas

Valentín ha conseguido tres medallas olímpicas en tres meses "Valentín ha conseguido tres medallas olímpicas en tres meses"

No se trata solo de las medallas. Valentín también ha perdido el dinero por los premios, 94.000 euros por el oro de Londres y 48.000 por la plata de Pekín, que, aunque los va a reclamar, es difícil que los perciba porque se incluyen en presupuestos que ya fueron cerrados. La atleta tampoco pudo disfrutar en su momento de la gloria y el reconocimiento de subirse al podio, y durante estos últimos años, sin ninguna medalla en su haber, ha tenido que entrenar con enormes dificultades, tanto a nivel económico -ha perdido muchas oportunidades de becas y patrocinios-. Sin embargo, ni esto ni la lesión sufrida recientemente le ha impedido sobreponerse y alzarse con el bronce en Río.

Sin embargo, a Valentín lo que más le duele es la sombra de dopaje que planea constantemente sobre la halterofilia y, aunque ayuda que vayan saliendo a la luz casos de fraude, no dejan de enturbiar la imagen de su deporte: "Yo no quiero que se me asocie a un deporte que va como va, aunque me alegro de que mi caso sirva de ejemplo para la gente que viene detrás, para que sepan que se puede estar arriba jugando limpio", declara la deportista, más orgullosa que nunca, en una entrevista a El Mundo.

Comentarios