Un funcionario indio no va a trabajar porque dice ser "la décima reencarnación del dios Visnú"

Un funcionario indio no va a trabajar porque dice ser "la décima reencarnación del dios Visnú"

Su empresa le ha abierto un expediente por acudir a su puesto de trabajo 16 días en los últimos ocho meses.

Noticias Guillermo Galindo Guillermo Galindo 22 Mayo 2018 17:20

¿Ya no sabes qué hacer para escaquearte de la oficina, aunque sean unas horas? Todavía te queda mucho por aprender de Rameshchandra Fefar, un indio de 50 años que trabaja como funcionario y que ha ido a trabajar en tan solo 16 ocasiones en los últimos ocho meses. ¿El motivo? Ser "la décima reencarnación del dios Visnú".

Pongámonos en situación. Rameshchandra Fefar es un funcionario nacido en el estado indio de Gujarat (como Gandhi) que trabaja en la Agencia Sardar Sarovar Punarvasvat, organismo perteneciente al gobierno de Gujarat que se encarga de ayudar a las familias afectadas por la presa Sardar Sarovar del río Narmada, la más importante de la zona.

Ahí se encontraba el bueno de Fefar, ayudando a la gente desde su oficina, cuando en marzo de 2010 su vida cambió para siempre. Así lo explica el protagonista a los medios regionales: "Me di cuenta de que soy un avatar de Kalki cuando estaba en mi oficina en marzo de 2010. Desde entonces, tengo poderes divinos".

Este es Kalki, la décima reencarnación de Visnu dispuesto a eliminar a la humanidad "Este es Kalki, la décima reencarnación de Visnu dispuesto a eliminar a la humanidad"

Para los inexpertos sobre el hinduismo, Kalki es la décima y última reencarnación de Visnú. Ser su avatar es, básicamente, ser su reencarnación terrestre. Lo mejor de todo es que, según los libros hindúes, Kalki aparece a lomos de un caballo blanco al final de la era del demonio matando con su espada a toda la humanidad, la cual ha caído en la degradación y el pecado, para formar así una nueva era (la de la verdad) junto a varios sabios con los que empezar de cero. 

Fefar ha asegurado a los medios que demostrará que es Kalki en los próximos días. ¿Estaremos ante nuestro fin?

Su empresa ya le ha dado un toque de atención

Mientras Fefar se prepara para ser Kalki, la empresa en la que trabaja le ha amenazado con el despido en una carta. Consideran que ya han sido lo suficientemente pacientes esperándole ocho meses. "Tal ausencia no está autorizada ni es aceptable para un funcionario de alto rango. El trabajo de la agencia se está viendo obstaculizado por sus faltas".

Pero el funcionario también tiene una respuesta para sus jefes: está muy ocupado salvando al mundo. "Estoy haciendo penitencia en casa para entrar en la quinta dimensión con el fin de cambiar la conciencia global", un sacrificio que, por supuesto, no puede hacer "sentado en la oficina". Al menos parece que ha descartado la idea de aniquilar a la humanidad como haría el Kalki de los libros. 

A Fefar no le vale con excusar su ausencia laboral, él va más allá. Ante los medios que le visitaron a su casa lanzó una disyuntiva a su agencia gubernamental. Tendrán que decidir si quieren que vuelva para "estar sentado en la oficina viendo pasar el tiempo" o si le dejan la libertad para "hacer un trabajo específico para salvar al país de la sequía". Mientras la empresa se lo piensa, Rameshchandra Fefar sigue en su casa. 

Comentarios