El Brexit, una decisión no tan buena para la economía británica

El Brexit, una decisión no tan buena para la economía británica

Un solo día después desde que los británicos fuesen llamados a votar en las urnas, las bolsas del mundo no han parado de caer en lo que ya se conoce como un Viernes Negro. Muchas son las consecuencias económicas que este referéndum ha traído consigo.

Economía Lola L. Muñoz Lola L. Muñoz 25 Junio 2016 19:32

El resultado del referéndum en el Reino Unido ha provocado un gran terremoto a lo ancho del globo. Las instituciones internacionales, los bancos centrales, los Gobiernos o los líderes de los partidos políticos están reaccionando de distintas formas a lo que supone un acontecimiento histórico: que un miembro de la Unión Europea decida romper con ella.

David Cameron ha anunciado su dimisión tras conocer los resultados "David Cameron ha anunciado su dimisión tras conocer los resultados"

David Cameron ya ha anunciado su dimisión después del Congreso del partido conservador, que se celebrará en otoño; algunos líderes euroescépticos de otros países están celebrando el resultado de esta convocatoria como si de un referéndum propio se tratase, y algunos otros afirman que deberían celebrarse esos referendos en sus propias naciones. Por otro lado, en España los candidatos a la presidencia del Gobierno han tardado bien poco en utilizar este resultado como arma electoral, y ya se está planteando la idea de que el resultado de esta consulta puede afectar a los resultados de las próximas elecciones convocadas en varios países europeos.

Pero lo que queda claro es que el resultado de este referéndum por la salida del Reino Unido ha afectado sobre todo a la economía mundial y a la británica. Aunque los beneficios económicos fueron uno de los argumentos utilizados para apoyar el Brexit, lo cierto es que el panorama de inestabilidad actual plantea un escenario bastante complicado para las arcas del país.

1 La caída de la bolsa, principal preocupación

El IBEX 35 ha cerrado este viernes con una caída del 12,35%, la mayor caída de su historia por detrás del desplome que sufrió el 10 de octubre de 2008, cuando se produjo la caída del gigante Lehman Brother. Esta cifra implica que se ha perdido en bolsa un total de 60.000 millones de euros, el equivalente al valor total del banco Santander.

Evidentemente, la bolsa española ha seguido la misma tendencia que el resto de los parqués del mundo, aunque en el caso español se ha visto muy acentuado. La bolsa de Londres ha caído un 3,15% al cierre, algo similar a las cifras del otro lado del Atlántico: Wall Street también cae en torno a un 3%.

Tras el Brexit, se ha producido una caída generalizada de la bolsa "Tras el Brexit, se ha producido una caída generalizada de la bolsa"

En general, entre todas las bolsas europeas se están produciendo pérdidas por un valor de 960.000 millones de euros; por decirlo de otro modo, las bolsas han caído en una cifra similar a lo que se produce en España a lo largo de un año entero.

Esta situación se está produciendo porque, frente a la incertidumbre que implica esta situación, los inversores se están deshaciendo de los activos de riesgo. Hoy mismo la agencia de rating Standard & Poor's (S&P) -dedicada a medir el riesgo de un activo financiero- ha anunciado que es imposible mantener la "Triple A", calificación crediticia máxima, a la deuda soberana de Reino Unido. Algo similar está ocurriendo con las libras, que han experimentado su mayor caída desde 1985, cotizando a 1,3 dólares, una depreciación de más del 10% con respecto a la divisa americana.

2 Los beneficiados del Brexit

Este panorama está provocando que los inversores busquen otros activos en los que, si no logran obtener beneficios, al menos buscan conservar el valor de sus inversiones. Y parece que el oro, el dólar americano y el bono alemán son tres buenas alternativas. Por un lado, el precio del oro ha aumentado un 4%, situándose en torno a los 1.350 dólares; por otro, el bono alemán a diez años está otorgando intereses negativos. Es decir, los inversores están pagando a Alemania para obtener deuda de ese país, para poner a salvo el valor del dinero.

Esta situación con el bono alemán, a su vez, está provocando un aumento en la prima de riesgo española, que ha crecido unos 30 puntos, alcanzando los 169 puntos básicos. Esto implica que los intereses que se pagan para financiar los presupuestos están aumentando. Y teniendo en cuenta que la deuda española alcanza el 100% del PIB y el déficit se encuentra en el 5%, la situación de España es más bien precaria.

El 51,9% de los votantes han apoyado el Brexit "El 51,9% de los votantes han apoyado el Brexit"

3 El sector financiero es uno de los más afectados

A pesar de que el G7 (formado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) ha asegurado en una nota de prensa que tienen intención de inyectar liquidez en el mercado con el objetivo de mitigar los efectos del Brexit, lo cierto es que la banca no para de perder su valor en bolsa.

En el IBEX 35 ha sido precisamente el Banco Santander el que ha tenido el dudoso honor de liderar el ranking de las empresas que más han perdido: en total, se ha depreciado un 21,8%, lo que equivale a 13.291 millones de euros. Y es que los bancos españoles están viendo depreciado muchísimo su valor, entre otros motivos, por su gran exposición al mercado británico. Así, Sabadell (20%), Caixabank (20%), Bankia (19%), Popular (18%) y BBVA (18%) han estado a la cabeza de las listas de empresas que más perdían en bolsa.

4 La inestabilidad como enemiga

Además de tener un sistema financiero bastante inestable, España se verá perjudicada al ser el Reino Unido el quinto mercado más importante para las exportaciones españolas, que alcanzan el 7% del total. De la misma forma, las inversiones que Reino Unido realiza en este país se verán gravemente afectadas, lo que repercutirá en el sector de las viviendas y el turismo.

La Unión pide a los británicos que comiencen con el proceso "La Unión pide a los británicos que comiencen con el proceso"

Esta situación se ha producido como efecto rebote frente a un panorama, el del referéndum europeo, que no se había dado nunca en la historia de la Unión. A pesar de que se han dado muchos argumentos económicos sobre lo que ocurrirá después del Brexit, lo cierto es que no se sabe a ciencia cierta qué va a pasar. Por ahora, Jean- Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, se ha dirigido a los británicos en una rueda de prensa para exigirles que convoquen el artículo 50, por el que se inician los trámites para abandonar la UE, para estabilizar la situación económica. Aun así, el conservador Boris Johnson, exalcalde de Londres, ha afirmado que no hay ninguna prisa para que comience el proceso.

Parece que los mercados seguirán revueltos un tiempo.

Comentarios