El machismo de 'MYHYV' y su culminación en el escándalo de Suso

El machismo de 'MYHYV' y su culminación en el escándalo de Suso

Después de que Suso dijera en 'Mujeres y Hombres y VIceversa' que "cuando se acelera no razona", repasamos por qué el programa es machista, ya de antes que saltara este escándalo.

Televisión Sara Menéndez Espina Sara Menéndez Espina 14 Octubre 2016 10:56

El programa 'Mujeres y hombres y viceversa', más conocido como 'MYHYV', lleva desde su año de inicio, 2008, causando controversia entre el público ajeno al programa. Si ya el contenido y los continentes son mal valorados por la gente que quiere una televisión que dé mejor ejemplo a la juventud, la actitud de los espectadores hacia el mismo hizo, en varias ocasiones, que el desprecio fuera aún mayor. Nos referimos a aquella retahíla de quejas por haber suspendido o retrasado la emisión por informar de la muerte repentina de decenas de personas. Desde entonces, Telecinco se muestra ajena a cualquier noticia mundial si es en hora de ver a los tronistas.

De todas las polémicas que haya habido a lo largo de la historia del programa, esta semana se vivió la peor de todas. Suso, un tronista (participante que va al programa a elegir pareja entre varias pretendientas) ya conocidos por el público de la cadena por haber salido en 'GH16', tenía una cita sin cámaras con una chica llamada Camila. En la cita, resulta que él intentó mantener relaciones sexuales con ella, y ella le paró, porque no tenía esa intención.

Cuando volvieron a las cámaras, y luego ya en el programa, él se mostró indignado, insistió en que ella le había enviado señales para poder hacerlo, luego cuando ella contó que lo pasó mal,

"Me confundí con sus mensajes, y si tengo que pedir disculpas, se las voy a pedir mil veces. Pero si tu me das a entender una cosa, que yo me... acelero, luego no me digas 'hasta aquí, ahora ya no, me voy', porque, sinceramente, yo ya, Emma... no razono".

Ante este episodio, las redes se llenaron con el hashtag #SusoViolador, porque las miles de mujeres que vieron el programa o se enteraron de la noticia a posteriori se vieron identificadas con este asunto, saltó al debate público el NO ES NO. Un lema que si tanto se pone en marcha en campañas contra la violencia machista, el acoso sexual y la violación, es porque muchos hombres aún no lo tienen claro. Se identifican como animales que "no razonan", como dice Suso. Y, siempre, la culpa es nuestra.

El programa tuiteó que Suso tenía derecho a enfadarse

Esta permisividad para la conducta sexual del hombre, que se viene arrastrando de hace miles de años con excusas biologicistas, se ve mostrada en las reacciones que ha generado el episodio. La presentadora sí le reprochó ligeramente que el sexo es cosa de dos, y que lo que él dijo "sonaba un poco raro", pero tampoco entró más allá. Entiende que está mal pero no da para más discusión. El programa tuiteaba lo siguiente: "Suso tiene derecho a estar enfadado, pero Camila también lo tiene a empezar o a frenar cuando a ella le apetezca".

Normalizando la situación "Normalizando la situación"

Por otro lado, diversos medios de comunicación titulaban la noticia "Suso es acusado de violador", como no queriéndose meter en el tema más a fondo, y se repetía constantemente cosas como "el desafortunado comentario" (El Peiódico), o "no midió sus palabras y se metió en un lío" (Mundo Deportivo) o "acabó tachado de violador", incluso "al justificar por qué se propasó supuestamente con una concursante" (La Guía TV de ABC). Luego vinieron otras figuras públicas a defenderle, diciendo que violación es una cosa muy grave y no se puede acusar a la ligera, o que Camila iba de víctima. Digo nombres: Marta López, de 'GH2', Ana Anginas o Steisy, las dos de 'MYHYV'.

Las únicas personas que no dejaron pasar la actitud, comportamiento y palabras de Suso fueron las espectadoras del programa, esa gente que a veces nos dan ganas de colgarnos, pero que otras llegan a identificar claramente una situación de abuso porque, aunque no tengan por qué estar concenciadas en la lucha por la igualdad, muchas mujeres lo han vivido y sufrido.

No es No, para ti, Suso, y para ti, Álvaro Reyes

Se trata de la misma polémica que rodeaba hace unos meses al "gurú del amor" Álvaro Reyes, un hombres que gana dinero enseñando a otros hombres a ligar con mujeres. ¿El método? Saber cómo y cuándo atacar, porque ellas no saben lo que quieren, y casi siempre un no, es un sí.

Autor: Alli Kirkham "Autor: Alli Kirkham"

El problema en todos estos casos radica en que la violación sólo se identifica cuando ocurre tal y como nos la han enseñado: un fornido, desconocido y malvado hombre que te rapta y te obliga a tener relaciones sexuales con él. Sin embargo, cada vez suena más el término "cultura de la violación", donde se enmarcan todas las conductas normalizadas relativas a que los hombres a veces se pasan "un poco" de la raya y nosotras no hacemos nada. Ya sea porque:

- No estamos seguras de qué es lo mejor.

- Nos de miedo o corte decir que no.

- Para que no nos llamen frígidas o sosas.

- Porque nos han enseñado que "el que te den caña" es placentero.

- Porque estamos borrachas y no nos da tiempo a pensárnoslo mucho.

- Porque no queremos desaprovechar la ocasión de estar con el chico que nos gusta aunque sea un poco brutote.

La única manera de no confundir señales y saber cuando es el momento de tener una relación sexual es cuando los dos decís sí, claramente. Pero estamos acostumbrados a una cultura en la que uno tiene que guiar al otro, sorprender y cosas de esas. Y si te "aceleras" y te dicen: "no", te callas y no pasa nada. No eres un animal irracional, tienes un cerebro con complejas funciones cognitivas, y una capacidad de interacción con el medio que te permite que no tengas que llegar ni a contenerte. Simplemente, si tuviéramos claro que eso de los instintos incontrolables del hombre es una patraña, no llegaría a la situación en la que tenga que "controlarse".

Otros casos de machismo en 'MYHYV'

El programa 'Mujeres y Hombres y Viceversa' no sólo hace apología del culto al cuerpo y la ignorancia, en el sentido de que sólo se da importancia a la belleza para tener éxito. También reproduce estereotipos sexistas en cuanto a las relaciones de pareja se refiere, y muchas, muchas actitudes machistas. Hay quien dice que es cuestión de mirarlo con malos ojos, pero en realidad hay gente que se ha dedicado a investigar en serio esta cuestión.

Sé golfa sólo cuando yo te lo pida "Sé golfa sólo cuando yo te lo pida"

En un estudio universitario llevado a cabo por la investidagora en Comunicación Carmen Irigoyen, titulado "Machismo televisivo: Insultos hacia la mujer en el programa de 'Mujeres y Hombres y Viceversa'", se dio evidencia de esta cuestión. Se analizó el contenido de 100 emisiones del programa, una temporada donde los tronistas eran hombres, y otro donde eran mujeres. Se registró la cantidad y tipo de insultos que recibían los y las tronistas, y las personas que acudían de pretendientes. Los restulados fueron:

- En ambos casos ellas recibían mayores insultos que ellos por parte de todos los agentes del programa (incluídos los ganchos del público).

- Los tipos de insultos referidos a ellos solían ir dedicados a denominarles como poco identificados con el rol masculino (poco hombre, yogurín, demasiado bueno, pelele, calzonazos), o por su culto al cuerpo (ciclao), o por ser mala persona.

- Los referidos a ellas hacían referencia a la promiscuidad sexual (golfa, facililla), a ser demasiado chonis, o a la competición mutua (manipuladoras, falsas, envidiosas).

Estos insultos, y las conductas que los acompañan, reflejan los estereotipos sexistas de hombres y mujeres. Unas ideas que se van trasmitiendo de la televisión a los y las jóvenes que lo ven a diario. Dicen que si no te gusta, cambies de canal. Y los que se quedan viéndolo, ¿no les vamos a dar la oportunidad de ser libres de comportarse fuera de los roles de género?

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados