8 lugares emblemáticos de Madrid que han desaparecido

8 lugares emblemáticos de Madrid que han desaparecido

Joy Eslava podría unirse a los lugares y edificios madrileños que han acabado desapareciendo o cambiando radicalmente, para nostalgia de los habitantes de la capital.

Vida David Carro David Carro 17 Febrero 2016 10:17

¿Cuántas veces has ido paseando por Madrid con tu madre o tu abuela sin que paren de señalar a edificios y decirte "ahí estaba antes..."? Antes de la crisis, las calles de la capital eran un hervidero de obras y se hizo famosa la frase 'Madrid está siempre en obras'. Era fácil no pasar unos meses durante un barrio y no reconocerlo al volver, aunque es precisamente esta crisis la que ha acabado con muchos negocios tradicionales como cines o salas de fiestas, ya sea porque ya no eran rentables o porque sus dueños han visto una oportunidad de venta.

Ojo, que no todo ha sido cosa de la crisis. También pleitos legales y catástrofes más o menos naturales han provocado que cada vez sea más difícil que nuestros mayores reconozcan al Madrid en que se criaron. Una noticia del cierre de la Joy Eslava alertaba este miércoles de la desaparición de los lugares más emblemáticos de la capital, aunque posteriormente sus dueños lo desmentían. A continuación, 8 de los cambios que sí debemos lamentar:

1 El Café Comercial

El Café Comercial estuvo abierto durante 128 años "El Café Comercial estuvo abierto durante 128 años"

En verano de 2015 echaba el cierre el Café Comercial, la cafetería más antigua de Madrid, situada en la glorieta de Bilbao. Fue abierta en 1887 y sirvió cafés, churros y demás durante 128 años. La familia Contreras explicó que ya eran muy mayores para hacerse cargo del negocio y prefirieron cerrarlo, a pesar de que los hijos habían asumido la dirección y los empleados afirmaban que el local seguía funcionando bien. Y eso que no había sido invadido por turistas, lo que hacía tan especial y auténtico el ambiente de la cafetería, donde a lo largo de cuya historia se han reunido escritores como Antonio Machado o Francisco Umbral y han dirigido películas directores como David Trueba.

Por el momento, el Café Comercial continúa cerrado y protegido por el Ayuntamiento de Madrid, que permitirá que sea utilizado para prácticamente cualquier uso siempre y cuando no se realicen obras de remodelación importantes. Muchos madrileños siguen dejando mensajes de despedida pegados en las cristaleras del local.

2 El cine Avenida

El recibidor del H&M situado en el cine Avenida "El recibidor del H&M situado en el cine Avenida"

El H&M de Callao fue posiblemente la primera gran tienda de ropa que se instaló en un edificio histórico. Concretamente en uno de 1926, que había sido el cine Avenida desde los años 40. La crisis de las salas de cine, que tantos cierres provocó, se saldó también con esta sala icónica de la capital y el Ayuntamiento de Gallardón permitió su conversión, haciendo caso omiso a las críticas de que estaba dejando morir a la cultura. En 2007 cerró y, en 2009, abrió convertido en una tienda de moda. Eso sí, la estructura del edificio se mantiene, por lo que los clientes acceden a través de un lujoso recibidor de mármol en el que todavía se leen los carteles de las salas. Posiblemente, este es el referente que Joy Eslava tomó a la hora de ponerse en venta.

3 El Windsor

El Windsor, tras el incendio de 2005 "El Windsor, tras el incendio de 2005"

¿Cómo es posible que una colilla mal apagada acabara con un edificio de 106 metros de altura y 32 plantas? En esta ocasión, no fue una venta o un cierre empresarial (que sepamos) el que acabó con el Windsor, sino un incendio repleto de misterios. Algunas cámaras revelaron la presencia de personas en el edificio en el momento en que se empezaron a extender las llamas, personas que nunca se supo quiénes fueron y acabaron siendo catalogadas como fantasmas. Además, fallaron las medidas de seguridad y se cree que pudo haber una oportuna fuga de gas. Nunca se supo la verdad, ya que la investigación se cerró apenas un año después del incendio. En la actualidad ocupa el solar la torre Titania, un edificio de El Corte Inglés de Castellana.

4 La sala Florida Park

El interior del Florida Park (Foto: Samuel Sánchez, El País) "El interior del Florida Park (Foto: Samuel Sánchez, El País)"

Alaska y Mario fueron los últimos en celebrar una fiesta en el Florida Park, la sala de fiestas de El Retiro. Fue en junio de 2013 y, el motivo, el cumpleaños de la cantante de Fangoria. El Florida Park decía adiós tras 30 años de eventos y espectáculos en los que acogió a artistas como Julio Iglesias, Tina Turner o Lola Flores, que perdió su famoso pendiente en ese mismo lugar. Este salón, construido por Fernando VII en 1814, vio nacer a Miguel Bosé y llegó a estar regentado por Serrat. Sin embargo, la licencia pertenece al Ayuntamiento y tuvo que sacarla a concurso cuando concluyó el periodo de los gerentes.

Ahora tratará de mantener su esencia con un nuevo espacio gastronómico y musical de la mano de, entre otros, Pepe Rodríguez, jurado de 'MasterChef'. El consistorio ha puesto como condiciones que no se podrá modificar la característica cúpula (de sonoridad tan perfecta que se dice que se puede escuchar desde la otra punta lo que se susurren dos personas) ni tampoco podrá haber música grabada o DJs, salvo en eventos privados.

5 Madrid Rock

La emblemática Madrid Rock, cerrada "La emblemática Madrid Rock, cerrada"

En 2005 cerraba Madrid Rock, en plena Gran Vía, local donde hoy se encuentra un Bershka y posiblemente conocido por muchos porque frente a él suelen encontrarse dos de los personajes más famosos de la capital: los 'heavies de Gran Vía'. La tienda de discos que nació con La Movida no consiguió hacer frente a los nuevos hábitos de consumo, a Internet y, sobre todo, a la piratería. Aunque solía estar llena, los dueños acusaron un descenso de las ventas de más de un 25% en apenas tres años, lo que hizo inevitable que desapareciera tras 24 años de ser un centro de unión para aficionados a la música y albergar firmas de discos de importantes artistas.

6 La tienda de muñecas Así

El inolvidable escaparate repleto de muñecas de Así "El inolvidable escaparate repleto de muñecas de Así"

Difícil es de olvidar el escaparate de Así, desde el que decenas de muñecas miraban a los traseúntes de Gran Vía. La tienda estuvo 72 años vendiendo juguetes en la arteria principal de la capital, hasta que tuvo que cerrar en 2015 por el final de las rentas antiguas, que les permitían pagar un alquiler más bajo por el local que el que realmente valía. Su dueña, Pepa Eznarriaga, explicaba a El Confidencial que el propietario del local, de origen extranjero, ni siquiera les dio opción a negociar, sino que les comunicó por carta que deseaba que lo abandonasen. Cree que los 10.000 euros mensuales que pagaban podrían haberse multiplicado por cinco, una cifra que, posiblemente, habría conducido al cierre del negocio igualmente.

7 El luminoso de Tío Pepe

El luminoso de Tío Pepe en su nueva ubicación "El luminoso de Tío Pepe en su nueva ubicación"

De momento los viandantes que visiten la Puerta del Sol pueden seguir disfrutando del famoso luminoso de Tío Pepe, aunque su trabajo ha costado. Llevaba desde 1935 brillando en el lateral oeste e incluso consiguió ser indultado por Gallardón en 2010, cuando prohibió los luminosos de neón, por ser un icono de la capital. Sin embargo, en 2011 tuvo que ser desmontado para su reparación... y nunca volvió. Se comentó que el responsable de este veto fue nada más y nada menos que Apple, que se instaló en 2014 en el número 1 de la plaza, tras remodelar el edificio. Tras una recogida de firmas, el luminoso se reinstaló en el número 11, ahora frente de la Puerta del Sol. Y por eso es por lo que ya no lo veis cuando las televisiones conectan en directo en Nochevieja.

8 La sala de jazz Café Central

El Café Central, detrás de la plaza de Santa Ana "El Café Central, detrás de la plaza de Santa Ana"

Lo mismo que a las tiendas Así ocurrirá previsiblemente muy pronto en el Café Central, detrás de la plaza de Santa Ana. El restaurante, cafetería y sala de jazz en directo ha podido ampliar cinco años más su renta antigua, hasta 2020, ya que la ley contempla excepciones para los contratos renovados entre 1985 y 1995. Ya veremos qué ocurre transcurrido ese tiempo, ya que los 5.000 euros de alquiler pasarán a ser 12.000. Aprovechemos mientras tanto para acudir y escuchar buena música, antes de que tengamos que lamentar el cierre de este emblemático local abierto en 1982.

Comentarios