'Los Super Rojos quieren tomar el Congreso'... y la red se muere de risa

'Los Super Rojos quieren tomar el Congreso'... y la red se muere de risa

El PP alertaría en el último día de campaña sobre una posible gran coalición de izquierdas con Podemos a la cabeza, desencadenando los memes de los Super Rojos en la red.

Política David Carro David Carro 18 Diciembre 2015 09:30

Estamos a dos días del 20D y, a estas alturas, políticos y votantes damos por hecho que será absolutamente necesario que los partidos pacten para formar gobierno a partir de 2016. Desde que comenzara la presente legislatura los dos grandes partidos de entonces, PP y PSOE, han visto como la confianza de los votantes se ha ido minando, lo cual, tras las elecciones europeas de 2014, puso sobre la mesa lo que ya se venía hablando en las calles: después de muchos enfrentamientos, de muchos "y tú más" y de mucho ponerse a parir, en la siguiente legislatura se verían obligados a formar una gran coalición PPSOE para gobernar el país, algo que nunca se proclamó con alegría por ninguna de las partes pero tampoco se negó contundentemente.

Fue entonces cuando irrumpieron con fuerza Podemos y Ciudadanos, que arrojaron algo de luz a la situación y parecía que evitarían la 'gran coalición' que tanto podía perjudicar de efectuarse. Eso sí, las elecciones locales de mayo no aclararon demasiado: Ciudadanos apoyaba al PP en Madrid y Murcia, al PSOE en Andalucía, este último aprobaba investiduras en los ayuntamientos de Ahora Madrid, Barcelona en Comú, Por Cádiz Sí Se Puede y Zaragoza en Común -partidos que beben de Podemos-, mientras que era apoyado por Podemos en Castilla-La Mancha. Y así podíamos seguir, pactos, apoyos y abstenciones necesarias que presagiaban el futuro del Congreso de los Diputados.

Rajoy y Susana Díaz... ¿PPSOE? "Rajoy y Susana Díaz... ¿PPSOE?"

Cuando comenzó la campaña del 20D, la división entre derecha e izquierda (tras mucho luchar por el ansiado "centro") parecía renacer: PP y Ciudadanos, por un lado, y PSOE y Podemos, por otro. Pero nadie afirmaba y desmentía nada -como es lógico, en realidad- y el baile comenzó: Albert Rivera dijo en 'El Objetivo' que nunca investiría a Rajoy, el PP se volvió en contra de Ciudadanos y le acusó de querer apoyar al PSOE (tratando, por otro lado, de recuperar a los votantes de derecha), Podemos y Ciudadanos jugaban su carta común contra el bipartidismo, el PSOE centraba su campaña en enfrentarse a Rajoy y, finalmente, PP y PSOE se organizaban su 'cara a cara' a dos.

Unas líneas que apuntaban al comienzo del círculo, al origen de todo, a esgrimir un "tantas vueltas para esto". Ayer, Europa Press informaba de que el PP no descartaba una coalición con el PSOE (sí, la misma con la que comenzábamos el artículo) y afirmaba que en Génova hay miedo por una unión de "super rojos" con Podemos a la cabeza, de quien temen que se conviertan en segunda fuerza.

PPSOE vs. Super Rojos

La coalición del PSOE sería, eso sí, sin Pedro Sánchez a la cabeza, algo lógico después de que le dijera a Rajoy que "no es una persona decente" y que debía haber dimitido. Susana Díaz, que sería con quienen tienen mejor sintonía en el PP, se ha apresurado a tachar de "patético" ese acercamiento a su partido.

Según la teoría de los Super Rojos, el PSOE nunca apoyaría a Pablo Iglesias (¡cómo obvian los apoyos en los ayuntamientos!) y esta gran coalición de izquierdas estaría secundada por, atención, Ciudadanos. Sí, Ciudadanos sería uno de los "rojos", el partido que apoya al PP en Madrid y que, hasta hace dos días, era el supuesto gran aliado del PSOE por apoyar precisamente a Susana Díaz, la candidata del PP para su gran coalición. Vamos, que como en la broma de 'El Hormiguero', Ciudademos gobernaría España e Iglesias se cortaría la coleta, si me apuras.

Tanto disparo en todas direcciones por parte del PP hace que la teoría de los Super Rojos, que quizás en según qué contexto tendría lógica, sea vista como una última bala a la desesperada. "¡Cuidado, que vienen los soviets!", que diría Esperanza Aguirre. En Génova le tienen miedo a Podemos, los Super Rojos acechan y vienen a destruirnos. Y la red, cómo no, se muere de risa:

Comentarios