Activistas LGTBI claman movilizaciones por la criminalización que Cs hace del colectivo

Activistas LGTBI claman movilizaciones por la criminalización que Cs hace del colectivo

Piden a la FELGTB y a COGAM que tomen nota de los intentos de Ciudadanos por dinamitar el colectivo LGTBI.

El Orgullo LGTBI del 2019 ha sido, con toda seguridad, el más político de los últimos años. El auge de VOX amenaza con recortar los derechos y libertades de colectivo, que se ha plantado ante cualquier retroceso. En este sentido, los convocantes de la manifestación redactaron un manifiesto entre cuyos puntos se encontraba el compromiso de no pactar con la extrema derecha, algo que Ciudadanos no aceptó. Así, la organización no les permitió recorrer la marcha con su clásica carroza ni encabezar la pancarta principal, reservada este año a los mayores del colectivo. 

Sellar alianzas con un partido que considera enfermos al colectivo LGTBI y luego acudir a manifestarse por sus derechos es algo que solo puede hacer Ciudadanos con el único objetivo de blanquer estos pactos. Pero sabiendo que no serían bienvenidos, optaron por la vía de victimizarse. Durante la marcha del sábado 6 de julio, los manifestantes protagonizaron una sentada frente a las filas de los naranjas para no permitirles avanzar. Entre una creciente tensión, gritos e insultos y tras provocar más de dos horas de retraso, los liberales fueron evacuados por la policía, momento que aprovecharon para colocarse frente a los medios de comunicación y denunciar unas agresiones que, según un informe de la policía, nunca ocurrieron

Ciudadanos durante el Orgullo LGTBI "Ciudadanos durante el Orgullo LGTBI"

Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos en el Congreso, denunció ante las cámaras allí congregadas que habían sido víctimas de agresiones tildando de "fascistas" a todos aquellos que los habían increpado. La puesta en escena llevada a cabo por los de Albert Rivera inundó también las redes sociales, donde Francisco Carrillo, senador naranja, llegó a señalar que "la mayoría de los jerarcas nazis eran homosexuales". Carlos Pérez, también senador, llegó a comparar a Arrimadas con Rosa Parks.

Criminalizando al colectivo LGTBI, Ciudadanos ha desatado una campaña por la cual piden la dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al que acusan de promover el odio hacia el partido por señalar que el no ser bienvenidos al Orgullo responde a sus pactos con la extrema derecha. Por si fuera poco, Albert Rivera ha anunciado que denunciará ante la fiscalía los sucesos acontecidos durante la marcha, criminalizando, de nuevo, al colectivo. 

"Ni un paso atrás"

Ante la execrable postura de Ciudadanos, que tras pactar con la extrema derecha ha optado por criminalizar al colectivo LGTBI, multitud de activistas se han lanzado a denunciar la situación. Los liberales quisieron ser protagonistas de una jornada reivindicativa en la que debía hablarse de los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, especialmente en un año en el que se celebra el 50 aniversario de los disturbios de Stonewall Inn. Y se encontraron con una respuesta contundente y clara: "Ni un paso atrás".

Los intentos de Ciudadanos por dinamitar al colectivo LGTBI, al que denomina "fascista", podría traducirse en una nueva movilización, según varios activistas claman. A través de las redes sociales, son multitud de personas las que piden a COGAM y a la FELGTB que tomen nota de las acciones de los liberales y tomen cartas en el asunto para organizar manifestaciones a lo largo y ancho del país.

"¡Compañeras, el movimiento LGTB está siendo atacado!", clama el activista Ramón Martínez. "O nos movilizamos o nos armarizan otra vez, hermanx", apunta el periodista y activista Rubén Serrano. "En todas las ciudades de España. Todos, todas y todes a la calle. Que nos vean. Cuando tomamos la calle, ganamos", añade Paco Tomás, escritor y guionista.

Comentarios