¿Es la homosexualidad tan perjudicial como el tabaquismo? Según la Universidad Católica de Valencia, sí

¿Es la homosexualidad tan perjudicial como el tabaquismo? Según la Universidad Católica de Valencia, sí

José Luis Pérez Requejo, miembro del Observatorio de Bioética de la UCV, afirma en un informe de tono homófobo que la homosexualidad es equiparable al tabaquismo. Compromís ha denunciado el texto en las Cortes Valencianas.

Noticias Manu Barrena Manu Barrena 06 Junio 2016 09:32

A lo largo de la Historia se ha hablado largo y tendido de los problemas que acarreaba ser homosexual o al menos tener tendencias a ciertas actitudes que no cuadraban con algunos sectores de la sociedad. Innumerables son los casos de personas cuya vocación era eliminar cualquier rastro de la homosexualidad con dudosas terapias. De hecho, si nos vamos a casos actuales, podemos fijarnos en el Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, quien hace poco venía a afirmar que el "imperio gay" estaba destruyendo las familias.

Es en Valencia donde nos quedamos para hablar de un nuevo aspecto de la homosexualidad que desconocíamos hasta ahora. Y es que la homosexualidad es tan perjudicial como el tabaco. ¿Puede producir cáncer? ¿Provoca una dependencia? ¿Se vende en cajetillas en tu estanco más cercano? Lo desconocemos. Lo único que sabemos es que lo dice la Universidad Católica de Valencia en un estudio del departamento de Bioética firmado por José Luis Pérez Requejo.

En algunos párrafos de dicho informe expresa literalmente la dificultad que conlleva comprender cómo un adicto al tabaco puede buscar ayuda médica y un homosexual no pueda hacerlo para volverse heterosexual. De hecho, el autor afirma que "incomprensiblemente" el buscar un tratamiento para potenciar el "instinto heterosexual" no se puede hacer en algunos lugares en la actualidad.

Aunque la APA (American Psychiatric Association) haya eliminado la homosexualidad de su lista de enfermedades, si ello crea un problema emocional a la persona (homosexualidad egodistónica), debe ser tratado como tal. Es difícil entender porqué, por ejemplo, una persona adicta al tabaco, no siendo el tabaquismo una enfermedad ni una actividad ilegal, pueda consultar con un médico o un psicólogo para vencer su adicción, y un adulto que quiera potenciar su heterosexualidad, no pueda hacerlo. En aras de la coherencia, deberíamos también respetar a los científicos que valoran y tratan la homosexualidad como una alteración de la identidad sexual.

El autor de la Universidad Católica de Valencia, que afirma al principio del documento que no busca ofender a nadie, continúa cuestionando el criterio que llevó a la comunidad científica a eliminar la homosexualidad de la lista de enfermedades. De hecho, Pérez Requejo llega a afirmar que este hecho pudo ocurrir debido a la presión ejercida por grupos a favor de los derechos de los homosexuales en los años 70 en referencia a los eventos activistas ocurridos durante el congreso de la APA (Asociación Psiquiátrica Americana) que tuvo lugar en San Francisco.

Dicho texto finaliza con una línea destacada que afirma que la homosexualidad es contraria a la naturaleza racional del hombre y a la naturaleza instintiva del animal. Entre las conclusiones del documento, Pérez Requejo, miembro del Observatorio de Bioética de la UCV, termina diciendo que la homosexualidad no es una enfermedad pero que sus actos no son normales para los humanos, que no es natural y que para qué promoverlo si con ello no se procrea.

Compromís, en contra del estudio

Fran Ferri, portavoz de Compromís en las Cortes Valencianas, denunció la pasada semana dichas declaraciones por su tono ofensivo hacia los homosexuales. "El documento es un constante ataque homófobo. Creemos que las instituciones universitarias deben ser lugares para el conocimiento y no instrumentos para difundir mentiras sobre colectivos minoritarios en base a teorías sin fundamento científico".

Fran Ferri, portavoz de Compromís "Fran Ferri, portavoz de Compromís"

Para Ferri, el texto contiene una gran carga homófoba puesto que cuestiona constantemente que la homosexualidad no sea una enfermedad e incluso llega a afirmar que son actos que se escapan de la razón humana. Por si esto fuera poco, el estudio de la UCV, incluye una serie de motivos por los que puede producirse la aparición de ciertos comportamientos como pueden ser experimentar situaciones traumáticas.

En un repunte de los ataques homófobos en grandes ciudades del país, el portavoz de Compromís tilda de repugnante el pensamiento del autor de culpar tanto a los grupos homófobos como a los colectivos que denuncian actos o declaraciones en contra de los gays. Precisamente ha sido esto último lo que Pérez Requejo ha conseguido con dicha publicación. La UCV ya ha retirado el texto íntegro de su página web como consecuencia de la polémica.

5 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados