Buscar
Usuario

Política

Trump saca a Estados Unidos de los acuerdos contra el cambio climático

El magnate considera que el cambio climático es un engaño.

A pesar de que la Antártida está reverdeciendo o que el aumento de las temperaturas es una completa realidad (Venecia podría quedar sepultada a mitad del siglo), el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, considera que el cambio climático es una completa falacia y ya ha anunciado que abandonará los acuerdos de París en esta materia.

Con este paso, triunfa el ala más radical del partido, que ya ha conseguido imponerse en otras medidas polémicas, como la reforma sanitaria que terminó con el ObamaCare y con el acceso universal a gran parte de los tratamientos médicos.

La división de opiniones en el entorno del presidente, sin embargo, hace evidenciar que el anuncio oficial de salida puede levantar ampollas. A favor de salir de París se encuentran los sectores más radicales, encabezados por el estratega jefe Stephen Bannon y el director de la Agencia de Protección Ambiental, Scott Pruit, que ha sido uno de los más comprometidos con la ruptura.

La Antártida está reverdeciendo por el cambio climático "La Antártida está reverdeciendo por el cambio climático"

En el lado contrario, permanecen los secretarios de Estado y Comercio, la hija del presidente Ivanka Trump y su marido, el influyente consejero Jared Kushner. Este sector cuenta con amplios apoyos dentro de la comunidad científica y de parte de las potencias europeas, aunque nunca han conseguido convencer de la manera necesaria al mandatario.

Sin embargo, el magnate se muestra comprometido con la medida de la ruptura, ya que tradicionalmente no ha simpatizado con los colectivos ecologistas. Pero la causa más importante para llevar a cabo esta medida es la de mantener en sus empleos a todos aquellos trabajadores industriales de clase media y baja que han visto peligrar sus puestos de trabajo a causa de las medidas anticontaminación.

Este paso supondrá, a todos los efectos, un paso más al aislacionismo que el presidente ha promulgado desde su campaña, con el cierre de fronteras y el rechazo a la globalización. Un mensaje que ha calado en la población y que está triunfando en muchas campañas electorales como la francesa u holandesa.

Sin embargo, la salida no se materializará hasta pasados unos años. Algo que no preocupará en la Casa Blanca, ya que los tratados son una mera declaración de buenas intenciones y no plantean medidas coercitivas o sanciones contra aquellos que no cumplan las normas.

Donald Trump considera que el cambio climático es un engaño "Donald Trump considera que el cambio climático es un engaño"

Con los acuerdos de París se pretendía que a finales de siglo la temperatura media del planeta no se elevara 2ºC sobre el nivel preindustrial antes de finales de siglo. El problema es que en 2017 ya llevamos el 1,1ºC, por lo que la meta parece muy difícil de alcanzar.

El deshielo de los polos y el cambio climático podría suponer la desertización de muchas áreas, la pérdida de masa forestal y recursos; así como el aumento del nivel del mar, que sepultaría algunas regiones y territorios del planeta. Y esto sí que ha sido demostrado por la comunidad científica.

El simple hecho de que la primera potencia mundial decida que no va a imponer ningún tipo de restricción a sus emisiones de CO2 es una muy mala noticia para el planeta, ya que Estados Unidos ha sido tradicionalmente uno de los países más contaminantes (junto con China) y las industrias del país podrán comprobar cómo ahora no tienen ningún tipo de restricción para cuidar de nuestro planeta.

"Make America Great Again", ha rezado el presidente cuando ha anunciado esta medida ante los medios de comunicación. La era Trump ya está en plena marcha.

Artículos recomendados

Comentarios