Buscar
Usuario

Noticias

Condenado el Guardia Civil que preguntó a una compañera si llevaba bragas

El condenado llegó a preguntar a la mujer si llevaba bragas y le dijo que debería sentirse orgullosa de que alguien como él quisiera quedar con ella.

El Tribunal Supremo (TS) ha ratificado una condena del pasado mes de abril emitida por el Tribunal Militar Territorial Cuarto de La Coruña a un guardia civil por acosar deliberadamente a una subordinada durante su jornada de trabajo. El agente había recurrido esta sentencia, pero ahora el órgano superior ha dado la razón a la denunciante y se mantiene la pena de tres meses y un día de prisión para el acosador machista.

Los hechos ocurrieron entre julio y diciembre de 2012. La víctima, que ostentaba un cargo inferior al acusado, tuvo que soportar comentarios desagradables y reprochables, además de tocamientos hasta en dos ocasiones en contra de voluntad. Asimismo, trató de quedar con ella a solas, pero la víctima se negó rotundamente.

Comportamiento denigrante 

Agentes de la Guardia Civil "Agentes de la Guardia Civil"

Cuando la denunciante llegó al cuerpo policial, el agresor mostró su sorpresa al ver una "chica tan guapa y tan mona" por allí. Su comportamiento acosador no se limitó a este tipo de frases. El guardia civil le comentó que su última novia tenía su misma edad y que un hombre de cincuenta años "era como una mujer de treinta".

José I. T. no cesaba en su hostigamiento hacia la agente recién llegada. Continuando con su comportamiento denigrante, le preguntó en una ocasión a su subordinada Marta V. L. si llevaba bragas puestas ya que mientras la miraba se había percatado de que no se notaba nada la ropa interior de la mujer.

"Deberías estar orgullosa de que alguien como yo quisiera quedar contigo", le llegó a decir directamente José a María. No contento con acosar día sí y día también a su subordinada, según la sentencia del tribunal, el acusado llegó a realizar tocamientos en contra de la voluntad de la agente.

José recurrió la sentencia alegando que no habían quedado acreditado los sentimientos de humillación de la víctima. Asimismo, aseguraba que no había lesionado su integridad porque estos hechos no ocurrieron de manera continuada y los comportamientos han sido "infundados, equívocos, inconexos y descontextualizados".

Sin embargo, la realidad ha sido otra. Todos estos actos obscenos le supusieron a la trabajadora "una situación de angustia, estrés, malestar, decaimiento y miedo con episodios de nerviosismo, abatimiento y llanto", según la sentencia. El Supremo ha ratificado al tribunal militar y considera que el agente tuvo un trato "degradante" que no define al Código Penal Militar.

La sentencia del TS establece que la gravedad de la conducta de este ser "es incuestionable", según informa Europa Press. Para el tribunal, los comentarios que el agente hizo en público atacan directamente a la dignidad y a la libertad de "determinación en el ámbito sexual" de la víctima.

La sociedad clama contra machistas y violadores

La caída de Harvey Weinstein fue el inicio de una nueva era para las mujeres en la meca del cine y otros sectores de la sociedad "La caída de Harvey Weinstein fue el inicio de una nueva era para las mujeres en la meca del cine y otros sectores de la sociedad"

Esta pena ratificada se produce en un nuevo escenario colectivo para las mujeres donde los casos de abusos y humillaciones hacia ellas están siendo condenados de manera contundente por toda la sociedad. El juicio a 'La Manada' ha provocado una ola de indignación social en España que ha abarrotado las calles de mujeres, hombres, niños y niñas en contra de la violencia machista.

Asimismo, a nivel internacional, Hollywood vive su particular rebelión contra los hombres violadores y déspotas tras las denuncias de decenas de actrices hacia productores, actores, cantantes y personalidades que durante décadas han actuado con total impunidad y han atacado sexualmente a muchas mujeres.

El caso Weinstein supuso el pistoletazo de salida y el machismo está siendo duramente atacado, afortunadamente, desde muchos otros ámbitos. Entre ellos se encuentra el propio Parlamento Europeo, donde muchas trabajadoras han denunciado públicamente a sus agresores uniéndose a la campaña impulsada por Alyssa Milano bajo la etiqueta #Metoo, donde todo el mundo puede denunciar a través de las redes sociales a sus verdugos. La esperanza ha llegado por fin para las mujeres y para la dignidad del ser humano. 

Si eres víctima de maltrato o tienes sospechas de que alguien pudiera estar sufriendo algún tipo de abuso, llama gratuitamente al 016. No deja rastro en las facturas y podrías estar salvando una vida.

Artículos recomendados

Comentarios