Solo es mayo y 2016 ya es oficialmente una mierda

Solo es mayo y 2016 ya es oficialmente una mierda

Fallecimientos repentinos de queridas estrellas de la música, el cierre de Tuenti o una repetición de las elecciones son la muestra de que ya no queda nadie que no odie este año.

Vida Paula Cantó Paula Cantó 04 Mayo 2016 13:48

Todos hemos tenido un mal día alguna vez. Unas 24 horas en las que parece que toda una tribu de chamanes nos haya echado un mal de ojo. Llegamos tarde, se nos olvida algo importante, nos manchamos la camisa de chocolate y justo aparece por la esquina Ewan McGregor, un coche pasa por encima de un charco y nos moja enteros convirtiéndonos en un gag clásico, nos echan unas cuantas broncas, discutimos hasta con nuestra mascota y, encima, perdemos Eurovisión. Sí, casi toda la humanidad ha vivido en sus propias carnes lo que es un mal día. Por eso, no somos pocos los que estaremos de acuerdo en que, con la racha que llevamos hasta ahora, 2016 es el equivalente en años a un mal día.

Desde que pusimos un pie en enero, han sido varias las maldades que este año ha ido vertiendo sobre nosotros como si fuera un cubo lleno de boñigas. Hemos querido recolectarlas aquí, para que nadie se ablande cuando 2016 venga de rodillas a pedirnos perdón al llegar diciembre.

1 Nuestros ídolos se mueren

La muerte de David Bowie fue el primer shock de 2016 "La muerte de David Bowie fue el primer shock de 2016"

2016 empezó como nunca, con un disco nuevo de Bowie recién salido del horno. Pero la realidad iba a ser bien distinta. El tan esperado 'Blackstar' no fue la anticipación a una relanzada carrera del artista camaleónico, sino su regalo de despedida. Después de habernos acompañado durante tantos años, David Bowie nos dejaba huérfanos casi al acabar de cruzar las puertas de enero. Pero lo peor es que el que creara a Ziggy Stardust no iba a ser el único. Alan Rickman, el tan querido Snape (aún odiado por algunos) de la saga de 'Harry Potter' fallecía pocos días después. Los siguientes meses también se cobrarían a grandes figuras del mundo de la música, como Glenn Frey (Eagles), Dale Griffin (Mott the Hoople), George Martin o Prince. Por lo menos se lo estarán pasando bien juntos.

2 Alberto Garzón sigue sin ser tu novio

Sentimos que te enteres por nosotros "Sentimos que te enteres por nosotros"

Para unos, Alberto Garzón es el político de moda. Para otros, es agua pasada. Para algunos, es el traidor que va a pactar con Podemos y para otros tantos, es la esperanza de la política española. Sin embargo, un gran número ya ha (hemos) caído ante los encantos del líder de Izquierda Unida, ya sea por su afición a cuidar gatitos o por esa carita con la que parece que te vaya a preparar un chocolate caliente en su punto perfecto, con nubes y sirope. Pero no, este año tampoco es tu novio.

3 Ha cerrado Tuenti

Nunca recuperaré los mensajes privados que me mandaba el Johnathan "Nunca recuperaré los mensajes privados que me mandaba el Johnathan"

2016 también ha sido el año en el que hemos visto caer los restos que quedaban de nuestra adolescencia. Las fotos en los pubs en los que nos colábamos antes de cumplir la mayoría de edad o las de esas excursiones a pueblos con nombres raros que hacíamos en el colegio se han perdido para siempre, a no ser que las hayamos guardado antes del cierre de la red social que vio pasar toda nuestra juventud. Lo bueno es que, con ellas, también se han borrado los comentarios en los que alternábamos minúsculas y mayúsculas.

4 Jordi Hurtado quizá no sea inmortal

Jordi Hurtado puede no ser el gran hombre bicentenario que esperábamos "Jordi Hurtado puede no ser el gran hombre bicentenario que esperábamos"

No lo pone en la Biblia, pero que Jordi Hurtado deje de presentar 'Saber y Ganar' seguramente sea un indicio de un inminente Apocalipsis. Si no teníamos ya bastantes durante estos insufribles seis meses, claro. Aunque el presentador de este programa antediluviano solo vaya a ausentarse durante un determinado periodo de tiempo, es más que suficiente para saber que el fin está cerca. Tenía que ser en 2016, por supuesto.

5 Dalas ha sacado un libro

Dalas ha sacado un libro

No hay machismo y vivimos en una sociedad hembrista. Las mujeres son superiores a efectos legales y la ley de violencia de género es una de las más estúpidas que existen. O así piensa Dalas que funciona la sociedad, según uno de sus vídeos más repulsivos. Por desgracia, hace unos pocos meses que ha visto la luz el que es el primer (y, por favor, último) libro de esta ricura de youtuber, que debe de haber estado haciendo sus vídeos desde un universo paralelo. 2016, se te va de las manos.

6 Pacino se ha ido

El personaje de Hugo Silva rompió su patrulla y nuestros corazones "El personaje de Hugo Silva rompió su patrulla y nuestros corazones"

Si la serie 'El Ministerio del Tiempo' ya había conquistado nuestros corazones durante la primera temporada, este año casi se había superado con la incorporación de Pacino, el carismático personaje de Hugo Silva salido de los años 80. Pero lo que el 2016 te da, el 2016 te lo quita. Tan pronto como Rodolfo Sancho pudo reincorporarse al rodaje de esta temporada, su personaje Julián le dio una metafórica pero dolorosa patada a Pacino, que ya había enamorado a un 90% de la audiencia. Otro año será.

7 La pizzguesa nos enfrenta a las leyes de la naturaleza

Entrando a por 10 pizzas y 40 hamburguesas "Entrando a por 10 pizzas y 40 hamburguesas"

Es hora de hablar de la pizzguesa una vez más. No estamos discutiendo si está buena o mala. Tampoco hasta qué punto está o no conseguida esta simbiosis de dos de los manjares más atractivos del mundo. Pero este moderno Frankenstein lleno de hidratos de carbono y queso puede ser solo el comienzo de algo para lo que no estamos preparados. Parece que no podemos ir mucho más allá en este desafío a la naturaleza si pensamos que hace tiempo que ya existen los helados de lentejas. Pero tiempo al tiempo. Y la operación bikini a la vuelta de la esquina.

8 Tenemos elecciones OTRA VEZ

Con lo cerca que estaba "Con lo cerca que estaba"

Mostrando todo su infame poder, el 2016 ha sido el primer año de democracia en el que, finalmente, vamos a tener que repetir las elecciones. Lo peor de unos nuevos comicios no es que el partido al que hemos votado corra el riesgo de perder votos o que salga un resultado que, Dios no lo quiera, sea peor que el anterior. Ni siquiera que, durante estos meses, Mariano Rajoy siga siendo el presidente en funciones. Lo peor de una repetición de las elecciones es que nos puede tocar en la mesa electoral un hermoso día de verano. No estamos preparados para esto.

Comentarios