9 cosas que ha conseguido 'El Ministerio del tiempo'

9 cosas que ha conseguido 'El Ministerio del tiempo'

La serie revelación del año ha conseguido cosas que no creeríais.

Televisión Alba Cordero Alba Cordero 29 Abril 2015 16:32

Han pasado semanas desde que acabase la primera temporada de 'El ministerio del tiempo', la serie de TVE creada por Javier y Pablo Olivares, pero no por ello la gente se ha olvidado de ella. Al contrario. Las buenas críticas siguen llegando, la quieren comprar en EEUU y es la serie más reservada en Amazon. Ha sido, sin duda, la revelación del año. La mezcla perfecta de aventuras, ciencia ficción, humor, drama e historia que necesitábamos para conseguir cosas como éstas:

1 Que los jóvenes vuelvan a ver TVE

Los heavies de Gran Vía, iconos culturales "Los heavies de Gran Vía, iconos culturales"

"¡Pero si hay un botón en el mando que tiene un 1! ¡No lo sabía!" fue la frase más escuchada en los hogares españoles el día que se estrenó 'El Ministerio del tiempo'. A pesar del intento de 'Alfombra roja' de subir la media de edad de la audiencia de TVE a 107 años, la realidad es que un ejército de gente joven se atrincheró cada lunes (o martes, en el caso del primer capítulo) ante el televisor de sus casas a las 22 horas, incluso puede que rodeados de sus familias, experimentando así algo único que no se veía desde la boda de Nacho Martín con su cuñada Alicia, aproximadamente. Las reacciones no se hicieron esperar: "¿Sabéis que se puede ver la televisión en la televisión, y no sólo en internet? Asombroso". Ay, la magia de la pequeña pantalla.

2 Que queramos ser grupiMUSAS de Lope de Vega

Bella dama, venga conmigo, que le voy a recitar cosas "Bella dama, venga conmigo, que le voy a recitar cosas"

Ay, Lope. Era el cantante de rock de la época. Se las llevaba a todas de calle sólo con abrir la boquita. Si hubiese tenido a mano una guitarra yo no sé qué hubiese pasado. Y como era lógico, Amelia, fan total de Lope de Vega desde sus primeras maquetas en inglés, cayó rendida a sus pies. No sabemos si por el rollito escritor, si por lo fucker que era o por ser tan maravillosamente interpretado por Víctor Clavijo, pero estoy segura de que a todas nos hubiese gustado conocerlo y vernos después reflejadas en sus poemas. Como le pasa ahora a las intensitas, pero sin Instagram donde contarlo.

3 Que Cayetana Guillén Cuervo sea nuestra nueva diosa

Irene sabiendo lo muchísimo que mola "Irene sabiendo lo muchísimo que mola"

Perdón, DIOSA. Así, en mayúsculas. Qué maravilla de mujer. El personaje de Irene Larra está escrito para que nos flipe desde el primer momento en el que aparece en escena, cuando va a buscar a Amelia a la universidad y le planta un beso nada más conocerla. BOOM. Ni siglo XIX ni mierdas. Una de las cosas que más se han destacado de esta serie es la fuerza que tienen los personajes femeninos, que actúan por sí mismos y no necesitan un hombre al lado para completarse. Así es Irene, así es Amelia, así es Lola Mendieta e incluso así es Angustias. Y las amamos por ello. Y pongamos fin a este momento feminazi haciendo mención a lo estupenda que visten a Irene y a esos vestidazos preciosos que le quedan perfectos. DIVA TOTAL.

4 Que Velázquez nos parezca una genialidad también en esto

Julián Villagrán es Diego Velázquez "Julián Villagrán es Diego Velázquez"

Diego Velázquez es el pintor más importante de la historia de España. Eso lo sabemos todos, ¿no? A poco que te interese el arte, sabes que sus cuadros son una barbaridad y lo flipas fuerte cada vez que ves Las Meninas, La rendición de Breda o La fragua de Vulcano. Bien, pues aparte de eso, 'El Ministerio del tiempo' ha hecho que Velázquez te caiga de puta madre y te quieras ir de cañas con él (y con su egocentrismo, que para eso es un genio). Su participación en el Ministerio como dibujante de los retratos robot es lo mejor que la ha pasado a la ficción española en mucho tiempo. Sus apariciones siempre son brutales, aunque sólo se le vean dos segundos sentado en una esquinita intentando copiar dibujos de Picasso. ¿Acaso no es una situación maravillosa? Pues así todo el rato. Diego, we love you.

5 Que nos queramos volver a leer 'El Lazarillo de Tormes'

La patrulla en la Residencia de Estudiantes "La patrulla en la Residencia de Estudiantes"

En el colegio lo odiabas. No era nada personal, en realidad odiabas cualquier cosa que te impusieran. Probablemente hubieses odiado un viaje a Disneyland si te hubiesen obligado a ello. Todo es mucho más divertido, interesante y atrayente si lo haces por tu cuenta, incluso aprender historia. Y esto lo consigue 'El ministerio del tiempo'. Cuando no tienes que estudiarte quince temas para un examen te das cuenta de que joder, claro que quieres saber qué pasó en la Guerra de la Independencia, o quién era Torquemada, o por supuesto, qué relación había realmente entre Lorca y Dalí. Que los cotilleos son cotilleos siempre, sea 1924 o 2015. Y no sé vosotros, pero yo ya tengo 'El Lazarillo de Tormes' en mi mesilla esperando a ser leído.

6 Que los anti-ficción española cierren la boquita

Alonso, Amelia y Julián "Alonso, Amelia y Julián"

Lo leíamos cada lunes en las redes sociales: "por fin una serie española que merece la pena", "Es la primera serie española que me engancha", "Ah, ¿pero que aquí también hacemos series? Es que sólo veo Juego de Tronos". No seré yo quien defienda estos argumentos, porque en este país se hacen ficciones con mucha calidad, sólo hay que saber darles una oportunidad. Lo que ha hecho la serie de Javier y Pablo Olivares es abrir las puertas a un público que, probablemente, no veía ficción nacional, y a raíz de ésta puede empezar a interesarse por ver qué más se hace en España, "que igual no está tan mal como pensaba". Está claro que estamos ante una nueva (y buena, y más arriesgada) etapa de la televisión española, y que si 'El ministerio del tiempo' es la llave para que se sume público a series como 'Bajo sospecha', 'Vis a vis', 'El príncipe', 'Velvet' o 'Sin identidad', por poner sólo cinco ejemplos, démosle el aplauso que merece.

7 Que sepamos que no hay nada más duro que los billares de Carabanchel

Julián y Lorca "Julián y Lorca"

Una de las cosas más divertidas de la serie es, sin duda, ver a los protagonistas en épocas que no son la suya. Alonso lo flipa con las motos, con las mujeres que mandan y con que en 2015 montar a caballo no sea algo que sepan hacer todos los hombres. Amelia, por su parte, con los tampones, los móviles y con poder conocer a artistas a los que admira. Mientras, Julián hace referencias a Leño, Terminator y Carabanchel que nadie más entiende. El contraste entre los tres da lugar a un montón de situaciones surrealistas que resuelven de la manera más realista posible, pero probablemente Julián sea el personaje con el que más nos identifiquemos debido a que proviene de la misma época que nosotros. Nos encanta cuando habla de cosas del 2015 cuando está en el siglo XIX, cuando recita 'Maneras de vivir' en la puta cara de Lope de Vega, cuando dice que el siglo de Oro necesita un Excel o cuando el hecho de saber el futuro que le depara a Federico García Lorca le une mucho más a él. Y nos encanta que sea capaz de hacer todo eso, porque a ver, que te manden a ti a la reunión de Hendaya, a ver si sabes hacer algo más que reírte de la vocecilla de Franco.

8 Que necesitemos el Libro de las Puertas para vivir

Ellos tampoco pueden vivir ya sin el Libro de las Puertas "Ellos tampoco pueden vivir ya sin el Libro de las Puertas"

Aquí viene la parte "mala": ahora todos queremos viajar en el tiempo para solucionar cosas del pasado, o para revivir momentos, o para ir a marujear a la Residencia de Estudiantes. Ay, la que has liao, pollito. Si eres de Madrid y has pasado por la Plaza del Duque de Alba número 2, has querido entrar a dejar tu CV en el Ministerio, por si cuela, que estás en paro y lo de viajar en el tiempo es algo que te apetece probar, oye. Un CV que has hecho a medida, que para eso eres graduado en Historia, tienes castellano antiguo nivel medio, un curso sobre literatura española, la colección de películas de Buñuel que regaló El País un verano y los DVD de Isabel.

9 Que se haya creado un fandom loco y maravilloso nunca visto con una serie española

Fan-art de un ministérico con mucho talento "Fan-art de un ministérico con mucho talento"

No estamos hablando de forrar carpetas, hacer un club de fans y llenar la habitación de pósters del prota de tu serie favorita. Estamos hablando de un fenómeno mucho mayor. Estamos hablando de tumblrs dedicadas a la serie, de perfiles de los personajes en twitter, de virales, de peregrinaciones a la puerta del Ministerio, de fan-arts a puñados, de certificados de fan oficiales, de foros de historia... Que tengan el mejor community manager ever ayuda, obviamente. La cuenta de twitter @MdT_TVE es una delicia, y a ello hay que sumarle los contenidos exclusivos de la web y toda la interacción social que se ha creado. Be ministérico, my friend.

11 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados