7 cosas que no sabías de la Super Bowl 2016 y el halftime show

7 cosas que no sabías de la Super Bowl 2016 y el halftime show

Los chicos de Coldplay se vieron eclipsados por Beyoncé y Bruno Mars pero hubo mucho baile, cohetes y faranduleo, que es lo que interesa de la Super Bowl fuera de EEUU.

Televisión David Carro David Carro 08 Febrero 2016 09:43

La Super Bowl ha alcanzado en 2016 su medio siglo de vida en el partido disputado este domingo en San Francisco. Los Broncos de Denver se llevaron la victoria con 24 puntos frente a los 10 de los Panthers de Carolina pero, admitámoslo, a nosotros lo que nos interesa realmente es el halftime show, cuando un artista de renombre monta un espectáculo en el que no se escatima en gastos durante los más de 10 minutos que dura.

Este año la responsabilidad ha caído en manos de Coldplay con un resultado que no ha quedado a la altura de a lo que estábamos acostumbrados los últimos años. De hecho, muchos coinciden en que Beyoncé y Bruno Mars, acompañantes de Coldplay, acabaron por robarle el protagonismo a la banda de Chris Martin. Por su parte, Lady Gaga fue le encargada de abrir el partido con el himno nacional.

1 Coldplay y compañía no cobraron por su actuación

Pese a que Coldplay, Beyoncé, Bruno Mars y Lady Gaga podrían ganar unos 6 millones de dólares si dieran un concierto juntos, en la Super Bowl "no pagamos a los artistas", explicó recientemente Joanna Hunter, portavoz de la Liga Nacional de Fútbol estadounidense, aunque sí "cubrimos los gastos y costes de producción" que no es poco (el espectáculo Beyoncé de 2013 habría costado unos 600.000 dólares). El motivo es que, como si de una entrevista o de ir a divertirse a 'El Hormiguero' se tratara, actuar en la Super Bowl se considera una gran promoción gratuita para el artista frente a una audiencia que supera los 100 millones de espectadores.

Las cifras hablan por sí solas: cuando Beyoncé actuó en 2013 sus ventas aumentaron un 59%, mientras que las de Bruno Mars lo hicieron un 92% en 2014 y subió del séptimo al tercer puesto en la lista Billboard 200.

2 Homer Simpson ganó la Super Bowl

Los Broncos de Denver

En el segundo episodio de la octava temporada, titulado 'Solo se muda dos veces', los Simpson se mudan a la ciudad de Globex, la turbia empresa dirigida por Hank Scorpio, pero la familia no se consigue aclimatar a Cypress Creek. Sin embargo, Scorpio está muy agradecido a Homer por su trabajo y decide regalarle un equipo de fútbol: los Broncos de Denver. Sí, los mismos que han ganado este año la Super Bowl. Aunque, a juzgar por la decepción de Homer, cuyo sueño era poseer los Cowboys de Dallas, es posible que no lo haya celebrado con mucho entusiasmo.

3 El traje de Beyoncé era un homenaje a Michael Jackson

Michael Jackson en la Super Bowl de 1993 y, Beyoncé, en la de 2016 "Michael Jackson en la Super Bowl de 1993 y, Beyoncé, en la de 2016"

50 años no se cumplen todos los días y parte del objetivo del halftime show de esta edición era homenajear el medio siglo de este acontecimiento deportivo (y, por supuesto, de los espectáculos de descanso). La actuación de Coldplay se combinó con imágenes de años pasados en las que echamos en falta a Madonna pero pudimos ver a Katy Perry, los Rolling Stones, Bruce Springsteen... y, por supuesto, a él, al rey del pop: Michael Jackson, que amenizó el partido de 1993. En esta línea de homenajes, Beyoncé llevó un traje muy similar al que en su día llevaba Jackson sobre el escenario.

Como curiosidad, el halftime de Queen Bey se produjo 20 años después que el del rey del pop: de 1993 a 2013.

4 Y, el de Lady Gaga, a 'Los Juegos del Hambre'

O quizás es que tenía que presentar los Juegos del Hambre después y no le daba tiempo a cambiarse. Lady Gaga volvió a molar y dio la nota con uno de sus extravagantes estilismos: un traje de chaqueta y pantalón, rojo y con purpurina, con la sombra de los ojos a juego. Era la encargada de cantar el himno nacional y brilló literalmente. No es salir de un huevo o ir vestida con filetes crudos, pero no está mal. Así sí, Germanotta.

5 Aunque luego se lo quitó para bailar durante el halftime show

Aunque la Gaga no haya tenido aún su propio -y merecido- halftime show, parece que cantar el himno nacional ha sido un orgullo y satisfacción suficiente para ella, al menos por ahora. Lady Gaga se convirtió en Lady Gogó en un vídeo grabado desde las gradas en el que se puede ver a la cantante disfrutar con la música de Bruno Mars, dándolo todo ella sola.

6 Como este señor, que le robó el protagonismo a Mark Ronson

Mark Ronson es un DJ, compositor y productor británico que, pese a haber ganado premios y copado listas de éxitos, en la Super Bowl no recibió el protagonismo merecido. No es que la realización no le enfocase de forma apropiada, o que ocupara un lugar secundario en el escenario, o que su intervención no fuera promocionada al mismo nivel que la del resto de artistas, no. El responsable fue el señor que se puso a bailar detrás de él, que acaparó todas las miradas. Otro año será, Ronson.

7 Gustavo Dudamel, un humilde director venezolano, se puso al frente de la orquesta

Dudamel, entre Beyoncé y Chris Martin, rodeaado por los miembros de su orquesta juvenil "Dudamel, entre Beyoncé y Chris Martin, rodeaado por los miembros de su orquesta juvenil"

Pocas veces el espectáculo de la Super Bowl incluye una orquesta, sin embargo, este año Chris Martin, el vocalista de Coldplay, sugirió a los organizadores que contaran con Gustavo Dudamel y la Orquesta Juven de Los Ángeles que fundó en 2007. Dudamel, de 35 años, nació en un barrio humilde de Venezuela pero, gracias a su trabajo constante, ha conseguido llegar a dirigir la Filarmónica de Los Ángeles hasta 2022. Además, está revolucionando la escena de música clásica estadounidense, hasta el punto de componer parte de la banda sonora de 'Star Wars: El despertar de la Fuerza' e inspirar al protagonista de 'Mozart in the jungle', una serie de Amazon que no te puedes perder.

Comentarios