Pablo Motos y su trato diferencial a los representantes políticos

Pablo Motos y su trato diferencial a los representantes políticos

La manera descarada de Pablo Motos de tratar de manera diferenciada a los candidatos de derechas e izquierdas ha ofendido a muchos espectadores.

Política Sara Menéndez Espina Sara Menéndez Espina 09 Diciembre 2015 10:14

'El Hormiguero' es un programa que a muchos no les gusta pero que, por suerte o por desgracia, es el único que trae invitados de calibre a su plató, como las estrellas internacionales. Aunque cierto también es que aunque algunos se marchan muy contentos, otros todo lo contrario (ejem, ejem, Charlize Theron, por ejemplo).

Siempre hay que ser amable con el invitado, aunque este comportamiento tiene una línea límite que lo separa del peloteo y a Pablo Motos le cuesta un poco encontrar el punto medio. Por un lado, suele adular a sus invitadas femeninas con descarados piropos que se pasan de la raya, no hay más que recordar su entrevista a Cara Delevingne, si bien con los masculinos no se queda corto. Aunque tanta adulación nos puede compensar, en muchas ocasiones, con las pruebas, exhibiciones e intervenciones de algunos colaboradores, pero bueno ese es otro tema.

¡Presidente, presidente! "¡Presidente, presidente!"

Podríamos decir que Motos tiene tres tipos de invitados: los normales, a los que hace la pelota; a los que idolatra, que les hace la pelota al cubo; y a los que odia, o sea, Pablo Iglesias (no tenemos constancia de que haya ninguno más). Nunca se había visto a Pablo Motos replicar a nadie como hizo con el líder de Podemos, quizás porque es la personalidad política más de izquierda a la que ha invitado y eso le rechina.

En 'El Hormiguero' se ha entrevistado a Pedro Sánchez, a Soraya Sáenz de Santamaría, a Pablo Iglesias y a Albert Rivera (según el programa, todos los candidatos pasarían por allí, pero más bien son todos los mediáticos, un nuevo ninguneo a la figura de Alberto Garzón). Analicemos, pues, estas intervenciones:

1 La entrevista a Pablo Iglesias

El tono constante de Pablo Motos para hablar con el candidato de Podemos fue de total desconfianza y desprestigio a sus propuestas. Que lo puedes pensar en tu vida personal, pero 'El Hormiguero' no es tu opinión, es un programa de televisión (ni siquiera en el programa de Bertín Osborne se admitiría tal falta de educación). Se sucedieron frases como "Eso sería Alícia en el país de las maravillas", "Esto sería Disneylandia", "Una cosa son los sueños, Pablo, y otra cosa es la realidad", "¿A ti te salen las cuentas?" y, cuando vio que Iglesias tenía en sus ideas e intenciones un discurso no tan extremista como la derecha quiere hacer creer a la población, Pablo Motos le dijo: "No te entiendo, Pablo, no te entiendo". ¿Cómo lo vas a entender, Pablo Motos, si tienes un prejuicio contra tu invitado que desborda la pantalla?

No hay que olvidar que, como amante de la música, Iglesias le cantó una canción y le llevó un regalo al programa, un disco de Los Chikos del Maíz. No se puede decir que no se implicara en el show.

¡No te entiendo, Pablo! "¡No te entiendo, Pablo!"

2 La entrevista a Albert Rivera

La manera de hacer la pelota a Albert Rivera es de las más descaradas que hemos podido ver en la tele recientemente, y eso que se trata de Pablo Motos. Ojalá tuviera con las mujeres guapas ese mismo trato de admiración por su trabajo y no por su aspecto físico (sí, es que lo de Cara me ofendió mucho, porque el ser modelo no quiere decir que haya que estar cada minuto exaltando tu belleza).

A los gritos de "¡Presidente, presidente!"del público al entrar en el plató le siguieron unos "Tú se sincero y mójate, yo sé que tú lo haces" , "A que no vienes por la pasta" o "Pablo Iglesias en este tema no tiene ni idea". Una intervención que no sale en el vídeo que os dejamos debajo fue cuando Rivera comentó que quiere reforzar el inglés en los colegios, dando parte de las clases en inglés (que mejor sería aprender a hablar el castellano, que falta nos hace), y Pablo Motos le contestó algo así como: "¡Ay! ¿Dónde estabas tú cuando yo iba a la escuela?"...

Todo, aprovechando para criticar de nuevo a Pablo Iglesias, no solo con varios de los temas que salieron en la mesa, sino haciendo una encuesta callejera preguntando a la gente quién les gustaba más.

3 La entrevista a Pedro Sánchez

Anoche tuvimos la oportunidad de ver a Pedro Sánchez en 'El Hormiguero', pero analizamos su entrevista en tercer lugar porque vemos necesario verla en clave de comparación. En comparación con la de Iglesias, claro. Pensábamos que no, pero ha ocurrido: Pablo Motos le ha hecho la de Iglesias a Sánchez.

El patrón se repetía, el político fue con su mejor sonrisa e intenciones al programa, aunque seguramente con la mosca detrás de la oreja. Claro, es político, está acostumbrado a las críticas feroces, pero... ¿y lo feo que quedó Pablo Motos? ¿Él y sus hormigas?

Veamos, empecemos con frases como: "¿Cómo vas a derogar la reforma laboral si la Troika obligó a Rajoy a firmarla para que no nos rescataran y ahora mandan darle una vuelta de tuerca más? ¿Nos estáis vendiendo cosas que no vais a cumplir?", "Te está haciendo Susana Díaz la cama?", "¿A ti te quieren en tu partido?", "Eso es un deseo, luego la realidad de cómo están las empresas, y de cómo está España y Europa", "Y si sigues tú, será todo 'maravilloso'" (nótense las subcomillas) y la más gorda: después de que Pedro Sánchez dijera que su compromiso (a 8 años, ojo) es subir el salario mínimo interprofesional a 1.000 euros, el crítico de Pablo Motos le preguntó: "¿Tú crees que una familia de cuatro personas puede vivir con 1.000 euros al mes?", cosa que podría haber preguntado a Albert Rivera, que ni piensa subir ese SMI. Pablo Motos ha conseguido que los que nos pasamos el día 8 de diciembre criticando la actuación de Pedro Sánchez en el Gran Debate del 7D, sintiéramos algún sentimiento de piedad por él.

4 La entrevista a Soraya Sáenz de Santamaría

A Soraya le hizo preguntas ciertamente críticas, más bien preguntándole cómo fue esta legislatura y por qué han ocurrido algunas cosas, qué harán con Cataluña, etc. Las preguntas críticas están genial, claro, y no parece mal que las haga (bueno, excepto porque es un programa donde no pintan nada entrevistas políticas, sino entrevistas sobre la vida y trabajo de los políticos). En este caso, las dudas de Motos sobre la gestión del gobierno no fueron un ataque, sino que se enfocaron como "me interesa saber, cuéntame que me da mucha curiosidad". También aprovechó para hacer un comentario poco favorable a los naranjas, "Ciudadanos con los pactos es cuando debería mojarse", cuando después le dijo a Rivera que sabe que él se moja.

Cómo no, todo comenzó con un "Entras como disculpándote, si eres una de las mujeres que más poderosas de Europa. Nunca ha venido a este programa alguien con tanto poder como tú". Cómo no, una vez más Pablo Motos adula a una mujer, encima con poder, ¿cómo no iba a ser amable?

Eres una de las mujeres más poderosas de Europa "Eres una de las mujeres más poderosas de Europa"

En conclusión, creemos que deberíamos dejar a Ana Pastor y Jordi Évole el papel de aclarar las ambigüedades y sacarle los colores a los políticos y que Motos siguiera preguntando a los invitados por su trabajo y cuestiones inocentes de su vida personal. Bajo ningún concepto es criticable que Pablo Motos ni nadie simpatice por Ciudadanos, pero si quiere atacar de esa manera a un político, que eche el CV a 'laSexta Noche'.

4 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados