Buscar
Usuario

Política

Russia Today y Sputnik, así son los medios de comunicación rusos que ha prohibido la Unión Europea

La comunidad política ha anunciado sus intención de cortar de manera inmediata la emisión de estos canales de información rusos.

Russia Today y Sputnik, así son los medios de comunicación rusos que ha prohibido la Unión Europea Russia Today y Sputnik, así son los medios de comunicación rusos que ha prohibido la Unión Europea

Foto: CordonPress

Entre todas las sanciones anunciadas contra Rusia por su invasión de Ucrania, la Unión Europea ha anunciado que no permitirá que la "maquinaria mediática del Kremlin se expanda" y se sigan distribuyendo mensajes en los que Rusia se victimice en su conflicto con el país vecino.

Así, Úrsula von der Leyen ha anunciado que los veintisiete países que forman parte de la Unión Europea prohibirán la emisión de los principales medios de información internacionales rusos, esto es, el canal Russia Today (RT) y la agencia de noticias Sputnik, así como de todas sus filiales.

Esta medida pretende, tal y como dijo la presidenta de la Comisión Europea, zanjar de manera inmediata la difusión de sus "mentiras para justificar la guerra de Putin y sembrar la división" en la comunidad política y terminar así con la campaña sostenida de desinformación de los medios de comunicación prorrusos.

Aunque esta es una actividad que se lleva detectando desde hace décadas, es ahora con la guerra abierta con Ucrania cuando estos canales han aumentado las informaciones falsas, tergiversadas y y los montajes de todo tipo. En estos medios se reproducen declaraciones de Putin como "Lo que pasa en Ucrania es una medida a la que nos vimos obligados. No nos dejaron la opción de actuar de otra manera" o "Kiev ha optado por un camino beligerante, que no es necesario en tiempos en los que debe correr la diplomacia".

Sputnik: la agencia de noticias prorrusa

Sputnik fue creada en 2014 por la agencia estatal rusa Rossiya Segodnya con el objetivo de ampliar las vías de difusión de propaganda del gobierno ruso. Con ella, Putin confesó públicamente que el medio fue fundado para "romper el monopolio de los medios de información global anglosajones" y ofrecer así un discurso distinto.

Sus mensajes han mostrado una línea editorial basada en discursos antiglobalización, antisistema y antiliberal y en repetidas ocasiones ha sido acusada por verificadores internacionales de difundir información altamente tergiversada. Todo ello únicamente con la intención de mejorar la imagen del gobierno ruso.

Además, tanto Twitter como Facebook prohibieron que Sputnik comprara publicidad en su plataforma después de que saliera a la luz un informe de la inteligencia estadounidense donde se confirmaba que la agencia había sido usada por el gobierno ruso para inferir en las elecciones estadounidenses de 2016. Actualmente el medio tiene su centro de operaciones en Moscú, pero cuenta también con oficinas en Washington, El Cairo, Pekín, París, Berlín, Londres, India y Edimburgo y publica en inglés, español, polaco y serbocroata.

Russia Today: la considerada 'TelePutin'

El inicio de esta televisión se remonta al año 2005. En esta ocasión su creación se debió a la necesidad del Kremlin de difundir en el extranjero todo lo que ocurría en Rusia. Para ello, el gobierno contó con destacados miembros del gobierno, expertos en comunicación, y la contratación de hasta 300 periodistas.

Denominada como 'TelePutin', durante estos años, la televisión ha recibido todo tipo de críticas, acusada de usar "contenido potencialmente engañoso" , aunque en su defensa, este medio aseguraba que "librarían la guerra de la información en contra de todo el mundo occidental".

Sanciones previas

La sanción europea del cese de emisiones de estos canales de información en el extranjero no supone la primera vez que estos medios se enfrentan a restricciones debido a su manipulación informativa. En 2016, Turquía bloqueó el acceso al contenido de Sputnik y en 2019 el Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones del Reino Unido prohibió tanto a RT como a Sputnik asistir a la Conferencia Global para la Libertad Mediática en Londres debido a "sus papeles activos en difundir la desinformación".

Además, ese mismo año en Estonia las cuentas ligadas a Sputnik fueron congeladas por los bancos. Un año después, en 2020, sus oficinas en Estonia fueron clausuradas después de que la Policía advirtiera a sus periodistas de posibles cargos penales. Lo mismo ocurrió con Russia Today, que fue prohibida en países como Ucrania, Letonia, Lituania, Polonia y Alemania.

Artículos recomendados

Comentarios