Reino Unido da un 'sí' con dudas a abandonar la Unión Europea

Reino Unido da un 'sí' con dudas a abandonar la Unión Europea

Los británicos pudieron votar desde las 7:00 horas del jueves 23 de junio hasta las 22 horas y el escrutinio se ha prolongado durante toda la madrugada. La salida del Reino Unido no cuenta con precedentes en la UE y llega rodeada de incertidumbre.

Política David Carro David Carro 24 Junio 2016 07:30

Última actualización: 24/06/2016 12:35

Reino Unido ha hablado. Con un 51,9% de los votos, la opción mayoritaria se inclina hacia el abandono de la Unión Europea con todos los votos ya contabilizados. La decisión ha sido muy ajustada pero suficiente para ser concluyente, y las primeras consecuencias ya se empiezan a producir: desplome de los mercados, Cameron anuncia su dimisión, Escocia pone sobre la mesa un segundo referéndum de independencia y los partidos conservadores de otros países de la UE piden su propia votación de salida.

Las primeras reacciones a la salida de Reino Unido no se han hecho esperar. La libra ha tocado fondo con valores a los que no descendía desde los años 80. Por su parte, los partidarios lo celebraban de madrugada, cuando los resultados empezaban a quedar claros. Nigel Farage, líder del UKIP, salía a declarar el 23 de junio como el día de la independencia británica y celebraba que lo hubiesen conseguido "sin disparar ni una sola bala", palabras que eran duramente criticadas.

En Bruselas se teme que esta decisión provoque un efecto dominó en el resto de países de la UE. Representantes del ultraderechista Frente Nacional francés ya han pedido a través de Twitter un referéndum similar mientras felicitaba a los británicos, algo que también ha hecho el Partido de la Libertad de Países Bajos y la Liga Norte de Italia. El proyecto europeo queda duramente trastocado y en una situación de incertidumbre, al no contar con referentes en la salida de un país.

Por su parte, Escocia e Irlanda del Norte, donde el Brexit no ha sido respaldado por los votantes, ya anuncian sus deseos de pertenecer a la Unión Europea, desligándose de Reino Unido. "Es democráticamente inaceptable que nos obliguen a abandonar la Unión Europea en contra de nuestra voluntad", ha dicho ante los medios Nicola Sturgeon, Ministro Principal de Escocia, que ha reconocido que una segunda consulta sobre la independencia está sobre la mesa, además de que consultará con la Comisión Europea qué pasos se pueden seguir para que Escocia sí permanezca en la UE.

En Gibraltar, al mismo un tiempo, un 96% ha votado por la permanencia. David Cameron ha anunciado su dimisión a partir de octubre tras considerar que no es el escenario al que cree que Reino Unido debería dirigirse.

Un escenario inesperado y sin precedentes

Las últimas encuestas, publicadas el 22 de junio, apuntaban a una tendencia ligeramente superior a la opción defendida por Britain Stronger in Europe. En cuatro de las seis grandes encuestas ganaba la permanencia del país en la UE y, aunque era por poco, la ventaja era superior que en las encuestas en las que ganaba la opción contraria.

Escocia anuncia sus planes para un 2º referéndum de independencia "Escocia anuncia sus planes para un 2º referéndum de independencia"

Finalmente los resultados han llevado la contraria a los sondeos y han desdicho los deseos del resto de países europeos y del mismo Obama, así como de los mercados. La incertidumbre de los últimos días había provocado inseguridades en inversiones como el mercado de las materias primas y en las últimas horas, ante la perspectiva de permanencia, la libra había alcanzado sus valores más altos en lo que va de año. Del mismo modo, uno de los movimientos más arriesgados de David Cameron se ha saldado con un duro golpe para el Primer Ministro, que había arriesgado mucho apostando por la permanencia tras las concesiones que recibió por parte de la UE en febrero.

Se avecinan semanas de incertidumbre tras los resultados del referéndum, con las primeras reuniones de urgencia ya convocadas en Bruselas y en Berlín, donde se reunirán los países fundadores de la Unión. Además, se espera que este domingo se convoque una reunión de emergencia de los comisarios de la UE ante las demandas de mercados y ciudadanos, que todavía no saben cómo se va a adaptar Reino Unido a la nueva situación del país. El próximo martes hay convocada una cumbre en Bruselas en la cual se debatirá ya sin David Cameron la decisión del pueblo británico, en el cual han primado las preocupaciones en materia de inmigración, control burocrático y libertad de mercado.

Las negociaciones podrían extenderse durante los próximos dos años, momento en el que los tratados europeos dejarán de ser vigentes en Reino Unido.

Por desgracia, muchos británicos que tenían previsto este jueves volar a Reino Unido para depositar su voto vieron frustrados sus planes. La huelga de controladores aéreos de Francia provocó la cancelación de más de un centenar de vuelos desde y hacia las islas, dejando a muchos ciudadanos sin la posibilidad de formar parte del referéndum, tal y como compartieron en las redes sociales.

Comentarios