Registran dos sedes de Google en Madrid por presunta evasión fiscal

Registran dos sedes de Google en Madrid por presunta evasión fiscal

Efectivos de la Agencia Tributaria investigan las sedes de Google en Madrid por presuntas sospechas de no tributar toda su actividad económica en nuestro país. El gigante de Internet habría cometido fraude y evasión fiscal en nuestro país.

Noticias 30 Junio 2016 12:09

Las dos sedes que Google tiene en Madrid están siendo investigadas en la mañana de este mismo jueves por presunta evasión fiscal y fraude. Agentes de la Agencia Tributaria se han dirigido a los dos edificios que Google posee en la capital, situados en la Torre Picasso de AZCA y en el Campus entre la Catedral de la Almudena y Madrid Río. Allí, los efectivos están intentando encontrar pruebas que determinen la presunta evasión fiscal y de impuestos que la compañía de Internet parece haber cometido en nuestro país.

Según la Agencia Tributaria, Google habría evadido el pago del IVA y del impuesto de no residentes. Además, el gigante tecnológico habría aprovechado su sede irlandesa para cometer este fraude y tributar a través de ella la actividad que no declara en España. Según recoge Reuters, Google está cooperando con los agentes y está respondiendo a los requerimientos deseados por estos.

En realidad, Hacienda lleva bastante tiempo detrás de Google ya que no termina de comprender cómo es posible que la compañía norteamericana pague tan pocos impuestos a pesar de tener ingresos millonarios. De hecho, en 2011 ya fue investigada por demostrar pérdidas en su declaración. Tras una investigación, Google pagó casi 2 millones de euros para cuadrar las cuentas con el fisco.

Casos similares en Francia y Reino Unido

Oficinas de Google en Dublín "Oficinas de Google en Dublín"

Algo parecido ocurrió a finales del mes de mayo de este año, cuando la policía gala investigó las oficinas de Google en París. Según una denuncia anónima, la multinacional estaba cometiendo evasión fiscal a la Hacienda francesa, una investigación que comenzó en 2015 pero que ya sospecharon en 2011 cuando Francia le reclamó a Google 1.600 millones de euros por impuestos atrasados. En su momento, Al Verney, portavoz de Google en Europa, aseguró que la empresa cumplía con la ley francesa.

Otro ejemplo de la actividad financiera de Google tuvo lugar en Reino Unido, cuando en enero de este mismo año pagó 130 millones de libras (algo más de 170 millones de euros) a las autoridades por el número de impuestos atrasados que habían acumulado desde 2005 a 2015. A pesar de este pago, el Parlamento creyo que la cantidad que la compañía abonó fue muy baja en relación a los ingresos que obtenía en el país británico.

Según afirma El País, estas operaciones fiscales hacia Google se están llevando a nivel europeo para tratar de esclarecer su actividad a la hora de declarar impuestos en los distintos países de Europa en los que el gigante estadounidense tiene presencia.

Comentarios