Buscar
Usuario

Televisión

Raylee y su sueño de representar a Noruega en Eurovisión 2021 con 'Hero': Todos los detalles de su actuación

La intérprete de 'Hero' nos ha dado algunas pistas acerca de su actuación final en el Melodi Grand Prix y agradece el apoyo de los fans españoles.

Raylee y su sueño de representar a Noruega en Eurovisión 2021 con 'Hero': Todos los detalles de su actuación Raylee y su sueño de representar a Noruega en Eurovisión 2021 con 'Hero': Todos los detalles de su actuación

Foto: Instagram - NTB

La favorita de las favoritas. Una de las pocas que ha conseguido dejar con la boca abierta a cualquiera que hace unas semanas pudiera sintonizar con la segunda semifinal del Melodi Grand Prix 2021, el mítico e histórico programa de televisión que la NRK, ente público de radiodifusión noruego, emplea cada año para seleccionar su representante patrio en Eurovisión. Este año lo han hecho a lo grande y han tirado la casa por la ventana, a lo que Charlotte Kristiansen, más conocida como Raylee, tampoco ha podido resistirse tras su participación hace apenas un año: "Cuando supimos que se habían dado errores en la votación tras la victoria de Ulrikke, supimos inmediatamente que teníamos que regresar con algo que nadie pudiera esperar de mí".

Natural de Tromøy, una pequeña localidad al sur de Noruega, a sus 23 años tiene claro que ha nacido para entretener y se siente muy agradecida cuando se lo reconocen. Con una discografía a base de singles, a cada cual más hit, y un remarcable recorrido televisivo por los programas más populares de la televisión de su país, como 'Skal vi danse', la versión noruega de 'Dancing with the stars'; o 'Stjernekamp', donde varios artistas famosos se someten al veredicto popular tras adaptar populares canciones a sus perfiles artísticos, la cantante considera que tiene mucho que hacer aún en la industria: "Algún día lanzaré una gran balada, ese día llegará cuando encuentre calma. Tengo mucho dentro de mí".

Por otro lado, no le importa echar balones fuera y apuntar alto, porque además de haber triunfado en YouTube durante su infancia, siempre ha tenido entre sus planes poder colaborar con los reconocidos DJs noruegos Kygo y Matoma. "También me gustaría colaborar con Martin Garrix", confiesa entre risas durante nuestra charla, pocas horas antes de la final del concurso que podría marcar su camino artístico para el resto de su vida y hacer historia.

Raylee no para y es que además de su estrella como intérprete musical y su pasión por el estudio de grabación, también es una forofa del deporte y el entrenamiento desde el lado más personal como ejercicio de autosuperación. Tanto, que vive encima de un centro deportivo de Crossfit, del que ella misma es co-propietaria junto a su pareja sentimental, el empesario y deportista Glenn Rune Olsen que acompaña a la cantante en cada uno de sus pasos. No obstante, siempre ha trabajado la confianza en sí misma, uno de los mayores consejos de su madre. El lado más personal de Raylee también forma parte de sus temas musicales: "Quizá le intento decir eso a la gente, porque realmente yo también lo necesito".

"Quería hacer algo que sorprendiera"

La preselección noruega para Eurovisión se ha enfrentado a la edición más complicada de su historia, más aún que aquella ocasión en la que NRK levantó su escenario al final de la escalinata que preside el hotel The Hub, en el centro de Oslo. Corría el año 1990, siete años antes de que la intérprete de 'Wild' saliera al mundo en 1997, meses después de que la Eurovisión más vanguardista tuviera lugar en Oslo. Una vez más, Noruega no ha querido quedarse atrás y ha levantado la mayor final nacional en su historia reciente, con cinco semifinales, una ronda de repesca y una gran final, pese a las limitaciones impuestas por el coronavirus y el estricto confinamiento en todo el país.

"No puedo estar ni con mis bailarines en el backstage. Todos estamos aislados en nuestra propia burbuja", explica, aclarando que este año también se ha prescindido de la infame Green Room, a causa de las estrictas reglas en la producción del programa. Dada la situación. la energía del público en directo también volverá a brillar por su ausencia: "Es difícil, pero trabajaremos en transmitir y hablar con la audiencia a través de las cámaras".

Ganar el Melodi Grand Prix y acudir a Eurovisión siempre estuvo entre sus sueños, aunque además del año pasado, también lo intentó en 2015 y en 2020: "Daría lo mejor de mí, por y para Noruega, ¡Nos lo merecemos!". Su tema 'Hero', compuesto por Andreas "Stone" Johansson, Anderz Wrethov, Laurell Barker, Thomas Stengaard y Frazer Mac, bebe de aquellos sonidos ochenteros que nos enamoraron en 'Dirty Dancing' o 'Flashlight'. Clásicos que inspiran e inundan el groso actual de la música pop, en el que la cantante y su equipo no dudaron en inspirarse. Desde el look y los rizos, a la silla en la que la actuación alcanza su clímax y acaba bañada en agua de la misma forma que le hubiera gustado a Ruth Lorenzo hace alguños años. Eurovisivamente hablando, todo un bombazo: "Quería hacer algo que sorprendiera".

Si gana espera poder ver al fandom eurovisivo en Róterdam, pero se muestra cauta y prefiere no lanzar campanas al vuelo: "Todo esto asusta porque no sabes lo que va a ocurrir, pero espero que no se cancele este año". En cuanto a los cambios, prefiere no desvelar mucho y reservarse el misterio y las sorpresas hasta el último minuto. Algo que sí os ha confirmado es que será todo un espectáculo de color y luz. Además, los fans volverán a reconocer su lado más auténtico, porque no piensa deshacerse de sus carácteristicas extensiones capilares, esa cola de caballo que hace vibrar siempre a su público, el mismo que le dio el pase directo a la final del concurso.

Artículos recomendados

Comentarios