El youtuber Dalas Review protagoniza una nueva polémica con acoso a menores de por medio

El youtuber Dalas Review protagoniza una nueva polémica con acoso a menores de por medio

El youtuber Dalas Review se encuentra de nuevo en pleno ojo del huracán, esta vez al ser acusado de acosar a menores, algo que él explica con una suplantación de identidad.

Tecnología Maribel Baena Maribel Baena 11 Agosto 2016 10:32

Dalas Review, cuyo verdadero nombre es Daniel Azahar Blanco, es uno de los youtubers más famosos a nivel nacional, aunque su fama no es toda positiva. Es más, podría decirse que es el youtuber español con más haters (o personas en contra), y con diferencia. No solo tiene en su contra a una gran cantidad de consumidores de contenido, sino que también se ha hecho famoso por tener una gran cantidad de trifulcas con otros creadores de vídeos. Si nos pusiéramos a enumerar la cantidad de enemigos que ha ido forjándose en su paso por YouTube, probablemente no acabaríamos nunca.

Quizás por eso no deba sorprender que, de nuevo, se vea en medio del ojo del huracán. No obstante, en esta ocasión, el tema es demasiado delicado como para que pueda pasar desapercibido. Y es que, de ser cierto, estaríamos hablando de un caso de suplantación de identidad y acoso a menores.

Todo comenzó hace unos días, cuando Dalas subió un vídeo a su canal de YouTube titulado 'Se hacen pasar por mí para pedir fotos desnudas a fans (y le descubro)'. En el vídeo, de unos doce minutos de duración, explica exactamente qué ha sucedido. Al parecer, todo comenzó hace un tiempo, cuando se filtró un supuesto número de teléfono suyo. Él decidió no darle importancia al asunto puesto que, al no corresponderse con su número de teléfono real, no le pareció relevante.

Olvidó el asunto hasta que, hace unos días, una fan del youtuber contactó con un amigo del mismo para corroborar que, efectivamente, ese número de teléfono no era de Dalas. El amigo, extrañado, preguntó qué sucedía y fue entonces cuando toda la trama fue desmontada. Alguien había falseado esa filtración para, aprovechando el tirón del youtuber, hacerse pasar por él en WhatsApp y pedirle fotos a las fans que se pusieran en contacto con él. En este punto, hay que señalar que la gran mayoría de fans de Dalas tienen entre 13 y 15 años; es decir, que son menores de edad. E, incluso aunque ellas consintieran expresamente el pasar esas fotografías, estaríamos hablando de pornografía infantil.

El caso fue destapado por la fan que hemos mencionado anteriormente, de tan solo 15 años. Una vez que comprobó que había estado hablando con un farsante, se encargó de hacer correr la información. El impostor, rápidamente, cambió de número de teléfono pero no tuvo la prudencia de salirse de WhatsApp antes, y en todas las conversaciones grupales en las que se encontraba metido apareció "El número X ha cambiado a X". De esta forma, desveló su número de teléfono nuevo.

A través de este, la chica consiguió descubrir la cuenta de Snapchat del chico y, justo después, su canal de YouTube: RaiMito. Así, su identidad quedó totalmente al descubierto y Dalas ya tenía a quién culpar de su desgracia, tal y como explica en el vídeo.

RaiMito ha subido un vídeo a su canal, de apenas tres minutos, explicándose. En él alega que sí, efectivamente, él y su grupo de amigos se hicieron pasar por Dalas. No obstante, señala que en ningún momento pidieron fotos a menores y argumenta que no disponía de tarjeta SD y, por lo tanto, no podía recibir fotografías de ninguna manera. Una excusa bastante pobre y poco demostrable, teniendo en cuenta la gravedad de la situación.

En general, el vídeo de este chico carece de fundamento. Se limita a explicar que todo fue una broma, que no sabía que la suplantación de identidad se pena con entre seis meses y dos años de prisión, y que tan solo tiene 17 años. Lo realmente curioso de la situación es cómo el tono ha cambiado totalmente entre este vídeo y el anterior de Dalas. Mientras que en el primero Dalas se refiere al impostor como "gentuza de mierda", "imbécil", "personajucho" y "niñato salido de instituto" y señala que le da "de sobra para denunciarle por suplantación de identidad", en este RaiMito explica que todo el asunto está arreglado y llega a decir que él y el youtuber estaban haciéndose "amigos". ¿En qué momento cambió tanto la actitud de Dalas hacia su impostor, y por qué?

Dalas es famoso por hacer vídeos opinando sobre temas controvertidos "Dalas es famoso por hacer vídeos opinando sobre temas controvertidos"

A partir de aquí, se han escuchado multitud de teorías. Entre ellas, que todo estaba pactado para que ambos ganaran suscriptores. Lo que sí es cierto es que el revuelo en Twitter no ha hecho nada más que empezar. Al recibir Dalas estas acusaciones fueron muchas las chicas que comenzaron a hablar y contaron su testimonio. Algunas habían sido engañadas por el WhatsApp falso, pero hubo otras tantas que señalaron que, en sus casos, no había ningún impostor por medio. Incluso comenzaron a circular capturas de pantalla de conversaciones que habían tenido lugar mediante mensajes privados en Twitter.

Miare, su ex novia más reciente, se ha visto de repente en medio de todo cuando el youtuber la acusó de ser la que había provocado este acoso hacia él. Según Dalas, Miare había organizado a un grupo de chicas para que pasaran conversaciones falsas que habían tenido con él para, de esta forma, ensuciar su nombre. La creadora de contenido lo único que declaró en su red social es que ese no era el lugar donde iba a tratar el asunto, señalando que los tribunales eran el lugar más idóneo para arreglar sus temas con Dalas.

Nada está claro en este tema. Lo que sí se puede asegurar es que no es la primera vez que Dalas se encuentra en medio de una polémica e intenta salir de ella con argumentos que se sostienen a duras penas. En este caso, lo que realmente hace dudar de la situación es el hecho de que haya decidido no denunciar al chico que suplantó su identidad. ¿Por qué no denuncia? ¿Por misericordia? ¿O porque tiene algo que esconder? Independientemente de cuál sea la razón, lo que está claro es que el acoso a menores no es algo con lo que se deba jugar ni bromear.

4 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados