Buscar
Usuario

Política

El PSOE se desenmascara con su vergonzoso bloqueo a la Ley Trans: suelten la bandera LGTBI

Con la abstención del PSOE ante la Ley Trans, ha logrado su bloqueo, mientras que este colectivo sigue siendo uno de los más vulnerables.

El PSOE se desenmascara con su vergonzoso bloqueo a la Ley Trans: suelten la bandera LGTBI El PSOE se desenmascara con su vergonzoso bloqueo a la Ley Trans: suelten la bandera LGTBI

Foto: Los Replicantes (GTres)

El pasado 17 de mayo, Día contra la LGBTIfobia, el PSOE escribió un tuit mostrando todo su apoyo al colectivo, remarcando que serán "el altavoz de una sociedad diversa donde no cabe la normalización de los discursos de odio". A su vez, el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tuiteó su deseo de construir "una sociedad sin discriminación por orientación sexual o identidad de género". Termina con un "ni un paso atrás".

Al parecer, ni un paso adelante tampoco, porque justo un día después el PSOE se abstuvo de votar para llevar al Congreso la Ley Trans. Mientras que su partido mostraba apoyo al colectivo LGBTI el día anterior, al día siguiente se quedaron con la L, la G y, tal vez, la B. Con la abstención, el PSOE ha hecho que el proyecto de la Ley Trans ni siquiera se debata en el Congreso. Ha sido un no rotundo.

La sombra omnipresente de Carmen Calvo

Las razones por las que se abstuvieron de votar fue porque "es mejorable respecto a la seguridad y garantías jurídicas", pero una abstención, en esta situación, es un no. Está sobre la mesa la existencia digna de las personas trans, para eso no puede haber equidistancias, por mucho que Carmen Calvo intente justificarlo.

Según Calvo, vicepresidenta del Gobierno, está en contra respecto al tema de la autodeterminación de género, del hecho de que se elija "el género sin más que la mera voluntad o el deseo, poniendo en riesgo los criterios de identidad del resto de los 47 millones de españoles", según alegó en febrero para la Cadena Ser.

Lo cierto es que el PSOE ya plantó sus pinitos en los últimos años, a nivel autonómico, respecto al tema de la autodeterminación de género que asusta a Calvo. El parlamento de Andalucía aprobó en 2014 la primera ley autonómica que proveía "garantizar el derecho a la autodeterminación de género de las personas que manifiesten una identidad de género distinta a la asignada al nacer". Hasta 2020, ha habido un total de trece leyes autonómicas apoyadas por el PSOE (e incluso impulsadas por el partido), como se explica en este artículo de Los Replicantes.

¿El Gobierno más progresista?

Entonces, ¿por qué antes sí y ahora no? ¿Qué ha pasado con el presunto Gobierno más progresista de la historia de España? El PSOE tampoco es que destaque mucho por su radicalismo, sino que ha caminado de puntillas para no mojarse demasiado. Para muchas personas, lejos de estar a la izquierda del espectro, es un partido socialdemócrata de centroderecha que, en temas sociales, se queda en la equidistancia más rancia.

No solamente ha bloqueado de entrada de la Ley Trans en el Congreso con su abstención, sino que sigue sin regularizar a las personas migrantes, que se ven obligadas a vivir en condición irregular y se enfrentan a múltiples riesgos, como los Centros de Internamiento de Extranjeros (que son, en realidad, prisiones para personas sin papeles, que eso es responsabilidad del Estado). Tampoco regula el alquiler, que cada día es más absurdamente caro. Hay un largo etcétera.

El PSOE podrá haber logrado la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, pero eso pasó en 2005, ha llovido y no se puede utilizar como comodín para bloquear cualquier ley que aspire al progreso. Menos aún teniendo en cuenta que ha habido personas trans en huelga de hambre frente al Congreso durante varios días, a la cual el PSOE no ha tenido en cuenta. Ni tampoco se ha tenido en cuenta el grave padecimiento psíquico por el que pasan las personas trans. Según el periodista Rubén Serrano, "habéis abandonado las vidas trans. Vivir anclados en los logros del 2005 ya no os sirve".

La reacción de las personas trans

Quienes deben hablar sobre los derechos de las personas trans, y sobre la autodeterminación, son las propias personas trans. Así lo han reflejado muchas de ellas en redes sociales. Respecto al tema de la inseguridad jurídica, Benjamín Cristian indica que "inseguridad jurídica es haberme tirado tres años (desde que dije que era un hombre) con un DNI que ponía 'mujer' y tener que dar explicaciones a cada paso que daba en mi vida".

En cuanto a este mismo tema, Eli Rodríguez denuncia que, al parecer, "seguridad y garantía jurídica significa que se siga considerándome enferma y por lo tanto lo haga el resto de la sociedad cuando voy al médico, cuando he buscado trabajo, cuando me han insultado y pegado en sitios públicos o cuando he buscado piso".

Como estas dos personas, múltiples más que expusieron la desesperanza que ocasiona el bloqueo constante de una ley que les podría facilitar mucho la vida. Con comentarios como "PSOE disolución", "siento que se me cae un poco el mundo encima" o "seguimos siendo válides", remarcando el hashtag #HabráLeyTrans.

Dentro y fuera del Congreso

Diputadas como Sofía Castañón han recordado que "decir que las vidas trans importan es hablar de Derechos Humanos", siguiéndole un discurso recordando múltiples leyes y resoluciones que avalarían la aprobación de esta ley. Recuerda a grandes periodistas y activistas trans, como Alana Portero, Carla Antonelli, o artistas como Daniela Santiago.

Por otra parte, Irene Montero, Ministra de Igualdad, ha remarcado su compromiso con las personas trans, con seguir luchando por esta ley. Y, por otra parte, les pide perdón "porque las personas trans llevan demasiados meses viendo sus vidas cuestionadas".

Por último, múltiples activistas en derechos trans han remarcado que, dado que el PSOE se ha abstenido de votar por algo que atañe al colectivo LGBTI, que también se abstengan de asistir al Orgullo LGBTI. Así lo ha dicho Mar Cambrollé, activista trans, a la salida del Congreso de los Diputados. "Que se abstengan y suelten la bandera del colectivo LGBTI". A esto le han seguido consignas que decían "no estamos a salvo con Carmen Calvo".

Por último, reivindica que no ha sido un día de derrota, sino que ha sido un día de conquista. "Le hemos quitado la careta al Partido Socialista y ha sido un desprecio porque no han sido capaces de dar la cara". Una vez más, recalca que habrá Ley Trans, cueste lo que cueste. Este mensaje ha sido apoyado por múltiples personas en Twitter, donde se han llegado a leer mensajes como "no dejéis pasar ni una al PSOE en el Orgullo". En junio, el PSOE se envolverá con la bandera LGBTI, pero será todo fachada.

Artículos recomendados

Comentarios