Buscar
Usuario

Vida

¿Por qué en Filipinas no se habla español si fue una colonia española durante 300 años?

El archipiélago filipino perteneció a la corona española hasta y 1898 y debe su nombre al rey Felipe II. Entonces, ¿por qué no es hispanohablante?.

¿Por qué en Filipinas no se habla español si fue una colonia española durante 300 años? ¿Por qué en Filipinas no se habla español si fue una colonia española durante 300 años?

Foto: Envato Elements

Pese a haber sido durante 333 años una colonia del imperio español, las islas Filipinas no están catalogadas como hispanohablantes. Seguramente, si fueras allí podrías pensar: "Bueno si fueron colonia española entenderán algo si les hablo en español". Pues, sorprendentemente, no. Si bien hay algunas palabras que permanecen un poco similares al español, tratar de entenderte con un filipino en español será tarea imposible.

¿Cuándo dejaron de pertenecer a España las islas Filipinas?

Filipinos vestidos como indígenas Filipinos vestidos como indígenas, imagen de sustitución
Filipinos vestidos como indígenas GTRES

A finales del siglo XIX, el imperio español fue testigo de su propia decadencia. El que por antaño había sido un ejemplo de poderío en el que 'nunca se ponía el sol', acabó teniendo que ceder muchas de sus colonias tras la crisis de 1898. Una de ellas fueron las Filipinas. A cambio de 20 millones de dólares, España tuvo que ceder (junto con Guam y Puerto Rico) sus colonias a Estados Unidos.

Aunque Estados Unidos solo tuvo la propiedad del territorio durante 48 años, el inglés se ha establecido como una de las dos lenguas oficiales del país (junto al filipino). ¿Y España por qué no si estuvo más tiempo? Porque parece que por entonces nuestro país tenía otras prioridades en las islas asiáticas, más que la difusión de su idioma.

Difundir la palabra de Dios... en filipino

Aunque la forma de colonización en las islas Filipinas fue similar a la de Latinoamérica, hubo una diferencia que fue fundamental. Al llegar al archipiélago asiático, los españoles quedaron abrumados por la variedad de lenguas que había (hasta 180). Y mientras que en Hispanoamérica, la colonización estuvo dirigida a la difusión del castellano como lenguaje usado por el Gobierno y la iglesia, en Filipinas no fue así.

El director del Instituto Cervantes en Manila, Javier Galván, explicó para la BBC que "la colonización española de Filipinas fue totalmente ligada a la evangelización: ese era el principal objetivo". Es aquí donde cobra especial importancia el papel de los misioneros, los encargados de difundir la religión católica a las colonias. "Los misioneros (quiénes eran casi el único contacto que los nativos tenían con España) se dieron cuenta de que el español no era la lengua que les ayudaría a propagar el evangelio en el archipiélago", cuenta Javier Galván.

La Primera Misa En América. Cuadro Del Pintor Víctor Mirelles La Primera Misa En América. Cuadro Del Pintor Víctor Mirelles, imagen de sustitución
La Primera Misa En América. Cuadro Del Pintor Víctor Mirelles Google Arts & Culture

Diseñaron entonces una nueva estrategia: adaptarse a la lengua filipina para poder causar un mayor impacto en la enseñanza a la población filipina. De esa manera se sucedieron varios episodios en los que los misioneros divulgaron el cristianismo usando los lenguajes locales, por ejemplo, con el sínodo de Manila.

"Escogieron lenguas generales para islas particulares", indica Galván. Seguramente en ese momento, los españoles colonizadores no fueron conscientes del impacto que esta decisión tendría en el país siglos más tarde. Solamente unos pocos de los estratos más altos en Filipinas hablaban español. Y aún así, seguía sin ser la lengua preferente.

El español como símbolo de resistencia

Con la derrota de España bajo el creciente poderío estadounidense, Filipinas quedó bajo el dominio norteamericano. "Una vez Filipinas fue pacificada, lo primero que hizo EE.UU. fue enviar dos barcos cargados de maestros que se expandieron por toda Filipinas para enseñarle inglés a los niños", explica el director del Instituto Cervantes. Al parecer, al contrario que España, Estados Unidos tenía muy clara que una de sus prioridades estratégicas era la difusión del inglés.

Irónicamente, fue entonces, a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX, cuando el español alcanzó su máximo esplendor en las islas Filipinas. Figuras como José Rizal con su obra 'Noli me tangere' (en español 'No me toques') fueron escritas en español y prohibidas por el Gobierno estadounidense.

Los periódicos usaron el español como forma de resistencia a las tropas americanas. No obstante, y a pesar de la importancia momentánea que tuvo entonces, los nativos seguían prefiriendo usar el filipino como idioma con el que comunicarse. Al final, eso es lo que ha acabado prevaleciendo hoy en día entre la población de las islas.

Caricatura del SXIX de Estados Unidos enseñando a sus nuevas colonias Caricatura del SXIX de Estados Unidos enseñando a sus nuevas colonias, imagen de sustitución
Caricatura del SXIX de Estados Unidos enseñando a sus nuevas colonias BBC

Los resquicios del español

"Tenemos un conocimiento pasivo de español pues 30% de tagalo viene del castellano". El tagalo es la lengua mayoritariamente hablada en las islas Filipinas. Por ello, todavía se pueden vislumbrar milagrosamente algo de español en el idioma filipino. Algunas palabras que se pueden llegar a entender son: guwapo (guapo), kutsara (cuchara), miyerkules (miércoles), bintana (ventana) o syudad (ciudad).

¿Por qué estas palabras se colaron en el idioma filipino? Básicamente porque no existían antes. Al igual que ocurre hoy en día con los anglicismos (parking, WiFi, chat...). Y es que, independientemente de que las islas Filipinas no sean consideradas hispanohablantes, cuentan con una ciudad, Zamboaga, que es conocida como "la ciudad latina de Asia", en la que su idioma es el chabacano, el único hijo que le queda al español en el archipiélago de Filipinas.

Artículos recomendados

Comentarios